Trump anuncia una ola de indultos, que incluyen a Papadopoulos y a los exlegisladores Hunter y Collins

(CNN) — El presidente Donald Trump anunció el martes una ola de indultos poco antes de su salida del cargo. La lista de indultados incluye a dos hombres que se declararon culpables en la investigación de Robert Mueller, a aliados republicanos que alguna vez sirvieron en el Congreso y a contratistas militares involucrados en un tiroteo mortal contra civiles iraquíes.

Los indultos al exasistente de campaña George Papadopoulos, los excongresistas estadounidenses Duncan Hunter y Chris Collins, y los cuatro guardias de Blackwater involucrados en la masacre de Irak dan inicio a lo que se espera sea que sea un aluvión de indultos y conmutaciones en las próximas semanas, a medida que se acerca a su fin el mandato de Trump.

En el lote que se anunció el martes también está incluido Alex van der Zwaan, el abogado holandés que fue sentenciado a 30 días de cárcel después de declararse culpable de mentir a los investigadores de Mueller. Además están dos agentes de la Patrulla Fronteriza condenados en 2006 por disparar y herir a un inmigrante indocumentado desarmado y luego encubrirlo. Y también varias personas condenadas por delitos de drogas no violentos que cumplen condenas largas.

Los indultos llegaron por recomendación de los aliados de Trump en el Congreso y, en algunos casos, de los medios conservadores. Alice Johnson, la exreclusa federal cuya sentencia Trump conmutó a instancias de Kim Kardashian West, recomendó clemencia para muchos de los infractores conenados por delitos vinculados a las drogas no violentos.

El anuncio del martes también incluyó la conmutación de la pena de prisión que restaba al exrepresentante Steve Stockman. Este último es un republicano de Texas que fue condenado por un jurado en el estado por casi dos docenas de crímenes, incluidos fraude y lavado de dinero.

En el comunicado, la Casa Blanca citó la edad de Stockman, 64 años, y dijo que «tiene condiciones de salud preexistentes subyacentes que ponen su salud en mayor riesgo durante la epidemia de covid, y ya contrajo covid mientras estaba en prisión». Había cumplido dos años de su condena de 10 años por lo que los fiscales llamaron una «ola de crímenes de cuello blanco».

Otro incluido en el lote del martes fue el indulto para Alfonso Costa, un dentista que se declaró culpable de fraude en la atención médica. También Alfred Lee Crum, quien se declaró culpable en 1952 de destilar alcohol ilegalmente.

En la lista está Weldon Angelos, quien fue sentenciado a 55 años de prisión por vender marihuana y portar una pistola. Y también incluye a Philip Lyman, un comisionado de condado en Utah que fue sentenciado a 10 días de cárcel en relación con su protesta por las restricciones de vehículos todoterreno en terrenos federales. Otis Gordon, quien fue condenado por posesión con intención de distribuir, también forma parte del listado.

Trump también conmutó parte de la sentencia de Philip Esformes. Esformes es un magnate de los asilos de ancianos de Florida condenado por pagar sobornos en un caso de fraude al Medicare.

El presidente también redujo por recomendación de Johnson las condenas de tres mujeres, Crystal Munoz, Tynice Nichole Hall y Judith Negron, condenadas por delitos de drogas. Johnson ha trabajado en nombre de otros reclusos después de que el presidente conmutara su propia sentencia. Más tarde, Trump le otorgó a Johnson un indulto total en la Convención Nacional Republicana de este año.

Indultos de Trump vinculados a la investigación de Mueller

George Papadopoulos visita «The Story With Martha MacCallum» en los Estudios Fox News el 26 de marzo de 2019, en la ciudad de Nueva York.

Los indultos perdonan a dos de los primeros acusados que se declararon culpables y cumplieron condena en prisión en la investigación de Mueller. Uno es el asesor de política exterior de la campaña de 2016 Papadopoulos. El otro es Van der Zwaan, quien formó parte de una importante investigación de Mueller sobre los esfuerzos ilegales de cabildeo extranjero y las conexiones ucranianas y rusas del asesor de campaña de Trump Paul Manafort.

Tanto Papadopoulos como Van der Zwaan se declararon culpables de mentir a los investigadores durante la investigación sobre Rusia. Ninguno le brindó a Mueller ninguna cooperación significativa, dijeron los fiscales.

Papadopoulos había mentido a los investigadores sobre sus contactos con personas relacionadas con Rusia. Esto incluía el diálogo con ellos sobre la información negativa que podía dañar a Hillary Clinton en 2016 y un posible viaje de Trump durante la campaña para conocer al presidente ruso, Vladimir Putin.

En su sentencia, el entonces abogado de Papadopoulos lo llamó «pro-FBI» y dijo que mintió, dado que aún podría ser considerado para un trabajo en el gobierno de Trump. El abogado defensor, Thomas Breen, efectivamente culpó a Trump por instar públicamente a personas como Papadopoulos a ignorar a los investigadores sobre Rusia. «El presidente de Estados Unidos obstaculizó esta investigación más de lo que George Papadopoulos jamás pudo haber hecho», argumentó Breen.

«Cometí un error terrible», le dijo Papadopoulos al juez durante su audiencia para dictar sentencia. «En retrospectiva, mentir a los agentes federales sobre un tema tan crítico podría haber perjudicado a nuestra nación», agregó.

Pasó menos de dos semanas en prisión a fines de 2018. Desde entonces, ha criticado a los investigadores y cómo lo atraparon.

Van der Zwaan, quien también es yerno del multimillonario ucraniano-ruso German Khan, pasó casi un mes en prisión antes de ser deportado a Europa en junio de 2018. Mostró un remordimiento «silencioso» durante su sentencia, según la jueza.

El abogado Alex van der Zwaan deja la Corte de Distrito de Estados Unidos después de declararse culpable durante una comparecencia programada el 20 de febrero de 2018 en Washington DC.

«Esto no es algo que le pasó a él. Esto es algo que hizo», dijo la jueza federal Amy Berman Jackson durante la sentencia de Van der Zwaan. «Puso su interés personal por delante del interés de la justicia».

Más recientemente, Papadopoulos se postuló para el Congreso en el distrito 25° de California en 2019 luego de la renuncia de la representante demócrata Katie Hill. Perdió la carrera por el escaño libre en las primarias de marzo.

Excongresistas que recibieron indultos de Trump

Hunter, quien fue sentenciado a principios de este año a 11 meses de prisión y tres años de libertad vigilada por el uso indebido de más de US$ 200.000 de fondos de campaña para gastos personales, fue recomendado para un indulto por «muchos miembros del Congreso», según el comunicado de la Casa Blanca.

El exlegislador de California se declaró culpable en diciembre de 2019 de un cargo de conspiración para el uso indebido fondos de campaña. Estaba previsto que estuviera bajo libertad vigilada durante tres años después de cumplir su sentencia de prisión. También se le pidió que participara en un programa de tratamiento por drogas y alcohol. Hunter habría comenzado su sentencia en mayo, pero se retrasó debido a la pandemia de coronavirus. Sin el indulto, tendría que haberse presentado en una prisión federal en el oeste de Texas en enero de 2021.

A Hunter y su esposa los acusaron en agosto de 2018 por gastar de manera extravagante en «artículos tan intrascendentes como comida rápida, entradas para el cine y zapatillas de deporte; tan triviales como los videojuegos, sets de Lego y Playdoh; tan mundanos como los comestibles, la comida para perros y los servicios públicos; y tan autoindulgentes como hoteles de lujo, vacaciones en el extranjero y boletos de avión para ellos mismos, sus familiares y sus conejos, Eggburt y Cadbury», según los fiscales.

Los fiscales federales acusaron a Hunter de gastar fraudulentamente más de US$ 200.000. Los gastos incluían unas vacaciones en Italia de US$ 14.000. Y también miles de dólares en artículos de uso diario como comestibles, ropa de cama y otras cosas para el hogar.

Hunter renunció al Congreso en enero, después de ganar la reelección en el 50° Distrito del Congreso de California. Este abarca gran parte del este del condado de San Diego.

Collins, un excongresista de Nueva York, ha estado cumpliendo su sentencia de prisión de 26 meses en una prisión federal de mínima seguridad en Florida desde octubre.

Collins se declaró culpable en octubre de 2019 de un cargo de conspiración para cometer fraude de valores y un cargo de hacer una declaración falsa.

Mientras asistía al picnic anual del Congreso de la Casa Blanca en junio de 2017, Collins había compartido información no pública con su hijo Cameron sobre los resultados fallidos del ensayo de un fármaco para la esclerosis múltiple que estaba desarrollando la empresa de biotecnología australiana Innate Immunotherapeutics Limited, de la que era miembro. Más tarde mintió a los agentes del FBI para encubrirlo. Las transacciones de acciones permitieron a Cameron Collins, un coacusado en el caso, evitar pérdidas por más de US$ 750.000, según los fiscales federales. Collins no negoció con la información.

En un primer momento, Collins combatió contra cargos en su contra, a los que calificó como «sin mérito» cuando se presentaron por primera vez en 2018. Incluso ganó la reelección mientras estaba acusado. Pero en su declaración de culpabilidad el año pasado en un tribunal federal, Collins expresó su pesar y dijo que poner a su hijo «en este peligro a esta temprana edad (…) es algo con lo que viviré por el resto de mi vida».

Collins renunció al Congreso el 30 de septiembre de 2019, un día antes de su declaración de culpabilidad. Había representado al Distrito 27° de Nueva York durante casi siete años.

Guardias de Blackwater

Esta combinación hecha de fotos de archivo muestra a los guardias de Blackwater. De izquierda a derecha están: Dustin Heard, Evan Liberty, Nicholas Slatten y Paul Slough.

Los cuatro guardias de Blackwater —Nicholas Slatten, Paul Slough, Evan Liberty y Dustin Heard— fueron condenados por un jurado federal en 2014 después de un largo juicio. Unos 30 testigos viajaron desde Irak para testificar contra ellos. Los fiscales acusaron a los hombres de disparar ilegalmente «poderosos disparos de francotiradores, ametralladoras y lanzagranadas contra hombres, mujeres y niños inocentes».

Según los fiscales, los cuatro estaban entre los siete empleados de Blackwater que abrieron fuego en la rotonda de Nusoor Square en Bagdad, matando a 17 personas.

Una investigación del FBI encontró 14 de las muertes injustificadas, de acuerdo con las reglas para los contratistas de seguridad privada en Irak. A Slatten se lo acusó de realizar los primeros disparos.

Blackwater dijo que su convoy fue atacado y los abogados defensores dijeron en el tribunal que los relatos de los testigos fueron fabricados. Pero los testigos declararon que los contratistas abrieron fuego sin que mediara provocación.

La Casa Blanca dijo varios miembros del Congreso y Pete Hegseth, el presentador conservador de Fox News aliado del presidente, apoyaron los indultos de Trump a estos guardias.

Indultos de Trump a agentes de la Patrulla Fronteriza

Los dos agentes de la Patrulla Fronteriza, Ignacio Ramos y Jose Compean, recibieron sentencias de prisión de 11 y 12 años por su papel en el tiroteo de 2006. Posteriormente, sus condenas fueron reducidas a partir de una conmutación presidencial de George W. Bush.

El tiroteo ocurrió el 17 de febrero de 2005 en la frontera entre Estados Unidos y México al sureste de El Paso, Texas. Durante su juicio, Ramos y Compean dijeron que el inmigrante ilegal, Osvaldo Aldrete-Davila, había blandido un arma mientras se resistía activamente al arresto.

Aldrete-Davila dijo, sin embargo, que estaba desarmado y que intentaba rendirse cuando Compean intentó golpearlo con una escopeta.

Aldrete-Davila recibió un disparo mientras huía hacia el río Grande. Ramos y Compean fueron condenados por ataque con un arma peligrosa, mentir sobre el incidente y violar el derecho de la Cuarta Enmienda de Aldrete-Dávila contra el registro y la incautación ilegal.

Después de recibir inmunidad para testificar en el caso contra los dos agentes, Aldrete-Davila fue arrestado en 2007 por cargos de traer más de 350 kilos de marihuana a Estados Unidos.

El caso se convirtió en un punto álgido de la política. Los defensores de controles fronterizos más estrictos defendían a los agentes y los grupos por las libertades civiles afirmaban que los agentes habían usado fuerza ilegal y excesiva contra Aldrete-Davila.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up