¿Qué sigue en la lucha de los estados por las elecciones en la Corte Suprema?

(CNN) — Los fiscales generales estatales fueron a la batalla en la Corte Suprema este jueves tomando partido en el intento del presidente Donald Trump de lograr una victoria legal sin precedentes que paralizaría las elecciones.

A última hora de la tarde, el expediente de la corte estaba repleto de informes que reaccionaban a una demanda arriesgada que buscaba invalidar millones de votos y con ellos, anular la victoria del presidente electo Joe Biden.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, había presentado el argumento de apertura a principios de semana. Buscaba demandar a cuatro estados de batalla e invalidar sus resultados electorales. El jueves, los abogados de esos estados —Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin— respondieron, criticando los argumentos de Paxton y haciendo hincapié en que no tenía derecho a presentar una demanda tan inusual, particularmente en la Corte Suprema.

Al mismo tiempo, una miríada de estados y más de 100 miembros del Congreso presentaron un llamado escritos de “amigo de la corte” o “amicus” para ambas posturas del asunto con el fin de educar a los jueces en todos los ángulos del dilema, o al menos anotar puntos políticos.

La Corte Suprema es el punto cero de una pelea entre los estados. Ahora comienza la gran espera.

Verificación de datos a la solicitud de Trump, llena de falsedades, ante la Corte Suprema

Trump le pide a Ted Cruz defender su teoría del fraude 1:18

¿Que sigue en la Corte Suprema en el caso de las elecciones?

En circunstancias normales, Paxton, quien inició el caso, tiene la oportunidad de responder a los ardientes informes que se presentaron el jueves por la tarde. Los abogados de los estados en el campo de batalla no se andaban con rodeos. Por ejemplo, esto dijo el fiscal general de Pensilvania: «Seamos claros. Texas está invitando a esta corte a derrocar los votos del pueblo estadounidense y elegir al próximo presidente».

Paxton, que nunca se asusta en una batalla, tendría mucho que decir al respecto. Si bien los magistrados podrían actuar antes de recibir ese informe final, normalmente esperan. No han indicado sus planes.

Aproximadamente a media mañana del viernes, los jueces tomarán sus teléfonos y marcarán la conferencia regular a puerta cerrada del tribunal.

Tradicionalmente, es un asunto en la elegante sala de conferencias del tribunal. Allí los jueces discuten los asuntos pendientes. En la sala no se permiten empleados ni personal y el juez menor está encargado de abrir la puerta si alguien llama. Todo eso cambió con la pandemia por covid-19. Ahora deben mantener sus discusiones por teléfono. Como han demostrado recientes argumentos orales telefónicos, algunos de los magistrados parecen estar cansados de tener que discutir temas complejos sin el beneficio del contacto cara a cara.

Durante la conferencia, pueden discutir el asunto pendiente. Básicamente, tienen que decidir cómo manejar tres de las solicitudes de Paxton: quiere que bloqueen temporalmente los resultados de las elecciones en los cuatro estados, consideren su caso en un plazo de tiempo acelerado y acepten que él presente el caso.

¿Qué jueces de la Corte Suprema son clave en este caso?

Los nueve, en verdad.

Aunque es posible que al final obtengamos una orden sin firmar de una sentencia, como ocurrió con el rechazo este martes a un intento de descartar la victoria de Biden en Pensilvania. Los jueces no tienen que decir cómo votaron, aunque en este caso Paxton necesitaría cinco votos para obtener lo que quiere.

Pero una cosa segura es que el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, no querría que tal orden reflejara una corte dividida. Lo más probable es que quiera que la corte hable con autoridad, sin disensiones públicas. En cuanto a Trump, es posible que esté viendo a sus propios designados —Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett— con la esperanza de que se pongan de su lado.

¿Por qué participan tantos estados en el juicio de las elecciones presidenciales?

Aunque el caso comenzó con Texas desafiando a cuatro estados, se ha convertido en una disputa en la que unos 18 fiscales generales republicanos se ponen del lado de Texas y 22 estados y territorios liderados por los demócratas apoyan los estados de campo de batalla que ganó Biden.

Los estados están saltando mayoritariamente, pero no del todo, siguiendo líneas ideológicas, con pleno conocimiento de que este podría ser el último suspiro, con los electores votando este lunes. Su objetivo es llamar la atención del tribunal sobre todos los ángulos imaginables del caso y educar a los jueces sobre las posibles repercusiones de cualquier orden eventual.

El otro beneficio es la publicidad. Es una oportunidad para ganarse el favor de sus respectivas bases, incluso en algo que no va a ninguna parte en la corte.

Quién es quién en el caso de la disputa en la Corte por las elecciones

Demandante: Texas.

El demandado afirma que Biden ganó: Georgia, Wisconsin, Pensilvania y Michigan.

Estados con fiscales generales republicanos respaldando a Texas: Alabama, Arizona, Arkansas, Florida, Indiana, Kansas, Luisiana, Misisipi, Misuri, Montana, Nebraska, Dakota del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Utah y Virginia Occidental.

Estados / territorios con demócratas que respaldan a los estados demandados: California, Colorado, Connecticut, Delaware, DC, Guam, Hawai, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón , Rhode Island, Vermont, Virginia y las Islas Vírgenes de EE.UU..

Verificación de datos a la solicitud de Trump, llena de falsedades, ante la Corte Suprema

Muro entre México y EE.UU.: ¿una promesa incumplida? 3:42

¿Leerán los jueces alguno de estos ambiciosos reportes?

Es inusual, pero no sin precedentes, tener tantos informes para un caso así entre estados antes de que los jueces hayan actuado.

Sin embargo, a estas alturas, los miembros de la corte probablemente estén íntimamente familiarizados con los asuntos legales en cuestión y saben que la decisión de Texas de ir directamente a la Corte, si bien está permitida, podría sentar un precedente no deseado en el área de las elecciones. Los jueces a menudo hacen que los secretarios revisen los informes en busca de una perspectiva que valga la pena para el valioso tiempo de los jueces. Sin embargo, los juristas han reflexionado mucho sobre muchos de estos temas y probablemente se estaban preparando para una acción judicial dado el tenor de la elección. Es posible que ya estén configurados en sus puntos de vista.

La corte también ha estado ocupada esta semana. El jueves por la mañana, emitió cuatro opiniones de casos escuchados a principios de este otoño (todas las decisiones 8-0). También el jueves los jueces consideraron y rechazaron una petición para suspender la ejecución de Brandon Bernard.

Donald Trump recauda más de US$ 170 millones desde el día de las elecciones impulsando reclamos de fraude

¿Qué dicen los demócratas del caso?

En general, los estados donde Biden ganó y otros fiscales generales demócratas dicen que Texas no tiene la «legitimación» o el derecho legal para presentar el caso. Si bien es cierto que las disputas entre estados pueden llegar directamente a la Corte Suprema bajo lo que se llama su «jurisdicción original», a menudo están reservadas para disputas interestatales sobre cuestiones como fronteras o derechos sobre el agua.

El fiscal general de Wisconsin, Joshua L. Kaul, enfatizó ese punto, argumentando que el intento de revocar la elección de otro estado es una «intrusión». La Constitución, dijo Kaul, deja las reglas electorales a los estados.

El fiscal general de Georgia, Christopher Carr, dijo que la Corte Suprema no debería decidir una disputa de este tipo porque Texas no podía probar un daño legal directo. Carr tuvo otra idea: «Hay otro foro en el que los partidos (que a diferencia de Texas) tienen legitimación pueden impugnar el cumplimiento de Georgia con sus propias leyes electorales: los propios tribunales de Georgia».

También dijeron que Paxton había esperado demasiado para presentar el caso. Como dijo la fiscal general de Michigan, Dana Nessel: «Las elecciones en Michigan terminaron».

Obama: Es un camino peligroso deslegitimar una elección 0:38

¿Qué dicen los republicanos?

Hay un énfasis en la idea de que los estados cambiaron las reglas electorales durante la pandemia de coronavirus sin pasar por sus legislaturas, y el lado republicano argumenta que el Artículo II de la Constitución requiere ese paso exacto.

El fiscal general de Missouri, Eric Schmitt, presentó un informe en nombre de varios estados (incluido Louisiana, que estaba escrito incorrectamente en la presentación). Schmitt se hizo eco de Paxton en la acusación de que los actores estatales no legislativos habían cambiado las reglas en los estados del campo de batalla, lo que llevó a «la administración inconstitucional de las elecciones» en los estados.

Pero muchos de esos asuntos ya han sido litigados y su informe no apuntaba a ningún fraude masivo. De hecho, incluso William Barr, el secretario de Justicia de Estados Unidos, ha dicho que no hubo un fraude tan extenso como sugiere Trump.

Verificación de hechos: ¿tienen fundamento los ataques de Trump al sistema electoral de EE.UU.?

¿Qué miembros del Congreso están impugnando la elección?

Más de 100 republicanos de la Cámara, incluido el líder de la minoría Steve Scalise, firmaron un escrito de amigos de la corte respaldando a Texas.

Los firmantes incluyen a varios legisladores de los cuatro estados de los cuales Trump y Texas están tratando de arrojar millones de votos: cuatro de Georgia, cuatro de Michigan, siete de Pensilvania y uno de Wisconsin.

¿Qué pasará con las elecciones si de alguna manera se descartan los votos?

No se mencionó esto.

¿Están todos los republicanos de acuerdo con Paxton y Trump?

Absolutamente no. Conservadores influyentes se pronunciaron esta semana en contra de la demanda. El gobernador republicano de Utah, Gary Herbert, llegó a decir que no estaba de acuerdo con la decisión del fiscal general del estado de firmar un informe amicus. «Este es un uso imprudente del dinero de los contribuyentes», dijo Herbert en un comunicado.

Carter Phillips, uno de los defensores de apelaciones más respetados del país, que se presenta a menudo ante los jueces, también intervino en contra de Paxton en un informe. En su informe amicus, Phillips enfatizó que la Constitución y la ley federal autorizan a los estados a manejar sus propios procedimientos electorales. No la Corte Suprema.

El representante republicano Chip Roy de Texas publicó en un hilo de Twitter que no se unirá al informe de amicus con otros miembros republicanos del Congreso «porque creo que el caso en sí representa una peligrosa violación del federalismo y sienta un precedente para que un estado pregunte tribunales federales para vigilar los procedimientos de votación de otros estados».

Ohio presentó su propio escrito alegando no apoyar a ninguna de las partes. Pero en realidad el estado sonó bastante crítico con Paxton: «El alivio que busca Texas socavaría una premisa fundamental de nuestro sistema federalista: la idea de que los estados son soberanos, libres para gobernarse a sí mismos».

¿Dónde está Joe Biden en todo este caos?

Una voz que ha estado ausente son los abogados demócratas que representan a Biden. No se han presentado, probablemente porque creen que el caso es una oferta remota y temen que una presentación por parte de ellos pueda traer a la disputa algún tipo de legitimidad.

¿Qué está haciendo Trump?

Tuiteando, principalmente. Ha promocionado a los estados y los legisladores se unieron a su búsqueda, y también repitió la falsedad de que ganó las elecciones. (Puedes leer la verificación de hechos de Daniel Dale y Tara Subramaniam de CNN sobre la presentación de Trump ante la Corte Suprema).

También tuvo más de una docena de fiscales generales republicanos en la Casa Blanca el jueves.

Durante una fiesta de Janucá en la Casa Blanca el miércoles por la noche, Trump dijo a los invitados que con la ayuda de «ciertas personas muy importantes, si tienen sabiduría y coraje, vamos a ganar esta elección».

La multitud coreaba «cuatro años más».

— Allie Malloy, Sam Fossum, Kristin Wilson y Daniella Diaz de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up