OPINIÓN | Una molécula ha puesto de rodillas al soberbio ser humano

(CNN Español) – El 2020 tuvo un curso muy distinto al que el mundo se imaginó al inicio del año. Un extraño virus comenzó a hacer estragos en China a finales de 2019 se convirtió el 11 de marzo de 2020 en una pandemia global.

En este episodio especial de fin de año, el doctor Elmer Huerta reflexiona cómo fue el transcurso del año y cómo una pequeña molécula puso de rodillas al “soberbio ser humano”.

Puedes escuchar este episodio en Apple Podcasts, Spotify o tu plataforma de podcast favorita, o leer la transcripción a continuación.

¡Quién iba a pensar que el casi ignorado anuncio que hicieran el 31 de diciembre de 2019 algunos funcionarios de salud de varios casos de aparente neumonía relacionados con un mercado de la ciudad china de Wuhan terminaría siendo la pandemia más grande del siglo XXI!

La aparición del raro virus

Se habló de 27 casos de una rara enfermedad respiratoria, siete de ellos graves, y de que ya habían descartado las causas más comunes de neumonía.

Sin imaginar lo que le esperaba, la humanidad le daba la bienvenida a 2020 haciendo planes para un año inolvidable; que sin duda lo fue, pero no por las razones planeadas o esperadas.

Fiel a esa característica que tenemos los seres humanos, que solemos pensar que las desgracias de otros nunca nos sucederán a nosotros, occidente miraba con desidia lo que sucedía en China.

Incluso cuando la epidemia se extendía a sus países vecinos. ¡Qué lejos quedaba China! ¡Qué lejos quedaba Asia!

Cuando la epidemia llegó a Europa, la amenaza se hizo más real. Sin embargo, la gente en las Américas aún miraba lo que pasaba al otro lado del océano como algo lejano, sin prepararse para lo que se acercaba.

La llegada del coronavirus a América

Hasta que la epidemia llegó a nuestras costas. Y entonces, los casos empezaron a contarse por millones y los muertos por cientos de miles.

¿Quién se ha ensañado con la humanidad? ¿Quién se ha atrevido a poner de rodillas al ser humano? ¿Es acaso algún otro ser vivo el que ha hecho semejante daño?

¿No era que el ser humano era invencible, dueño del planeta y con derecho a cambiar la naturaleza a su antojo?, ¿no era acaso que los seres humanos podían contaminar las aguas, las tierras y hasta el espacio, y talar los árboles sin misericordia?, ¿no era que el ser humano se sentía dueño y señor del planeta, decimando especies animales y vegetales en su afán de explotar la naturaleza?, ¿no era que el ser humano, en un alarde de soberbia, hasta ha sido capaz de fracturar el subsuelo del planeta extrayendo el gas de sus entrañas?

Pues no, el que ha puesto de rodillas a la humanidad no ha sido un ser vivo.

Ha sido un virus, una molécula como las que han estado en el planeta Tierra desde hace cientos de millones de años.

¿Qué son los virus?

Los virus, a diferencia de las bacterias, las plantas y los animales, no son seres vivos (este es un concepto que debe ser enseñado desde el kindergarten).

Los virus son moléculas cuya única razón de existir es buscar seres vivos para apoderarse de su sistema reproductor y elaborar miles de millones de copias de sí mismos, solo para buscar a la próxima víctima y repetir el ciclo.

Los virus no nacen, no crecen ni mueren, solo se reproducen. La ciencia no ha encontrado ningún remedio específico contra los virus. O los vencemos con nuestro sistema de defensa o nos matan.

Uno de esos virus es el covid-19, el causante de todo el flagelo vivido hasta ahora.

Lo que dejó el coronavirus a su paso

Este nuevo coronavirus ha causado enfermedad, muerte, divisiones políticas, noticias falsas, crisis económicas. Ha destruido sistemas de salud, desnudado desigualdades, desencadenado divorcios y hasta aumentado los casos de ansiedad, depresión y crisis de pánico.

Obviamente, no todo ha sido negativo. El virus ha despertado heroísmo, sacrificio, altruismo y desprendimiento de miles de seres humanos que, en su afán de ayudar a la humanidad, han sacrificado sus vidas para ayudar al prójimo.

En un mundo tan interconectado como en el que vivimos, los pueblos del mundo han adoptado este año nuevas palabras en su vocabulario: coronavirus, covid-19, confinamiento, inmunidad de rebaño, estudios de fase 3, PCR, distancia social, mascarilla o tapabocas, entre otras, son ya palabras universales en todos los idiomas.

Este virus nos ha puesto en nuestro sitio, nos ha colocado en el lugar que realmente tenemos en la naturaleza, el de una especie animal más.

Una especie que, si no aprende a vivir en armonía con su medio ambiente, respetando al animal más grande, al árbol más pequeño o a la bacteria aparentemente más insignificante, terminará siendo víctima de otra gran pandemia. La que muy probablemente sea causada por un virus.

En suma, a no ser que el ser humano se destruya a sí mismo en alguna guerra sin sentido, será diezmado por un virus.

¿Tienes preguntas sobre el coronavirus?

Envíame tus preguntas por Twitter, intentaremos responderlas en nuestros próximos episodios. Puedes encontrarme en @DrHuerta. Ya ve que las respondemos.

Si crees que este podcast es útil, ayuda a otros a encontrarlo, calificándolo y revisándolo en tu aplicación de podcast favorita.

Y para obtener la información más actualizada, siempre puedes dirigirte a CNNEspanol.com. Gracias por tu atención.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up