La pandemia ha destruido amistades y dividido familias

(CNN) — Abby Mahler puso fin a una amistad de su infancia a través de los comentarios de una de sus publicaciones en Instagram.

«No le puedes dar ‘me gusta’ a esta publicación con (la) cantidad de restaurantes en los que comes. [insulto] Lo digo en serio», escribió.

Mahler, de 27 años, tiene lupus y está inmunodeprimida. Pasó los últimos nueve meses utilizando su cuenta en la red social para ayudar a informar a otras personas sobre la importancia de usar mascarilla.

LEE: Cómo pasar de forma segura la temporada de Navidad pese a la pandemia de covid-19

Pero Instagram también ha sido una ventana hacia las actividades diarias de personas que siguieron con sus vidas como si no hubiera pandemia: comen en restaurantes, se van de vacaciones lujosas y pasan el rato en bares.

Así que cuando uno de esos amigos puso «me gusta» en una de sus publicaciones, no se contuvo.

«No tengo paciencia con las personas que piensan que las reglas no se aplican a ellas», dijo Mahler a CNN. «Y para las personas que no comprenden la desconexión entre su comportamiento y la realidad», agregó.

Las relaciones como la de Mahler y su amiga de la infancia han sido sometidas a prueba durante la pandemia.

Abby Mahler

Mientras que los primeros meses dieron lugar a reuniones de Zoom y celebraciones remotas, las divisiones cada vez más profundas y visibles en la forma en que las personas manejan la pandemia en curso se han convertido en una fuente de tensión creciente y, a veces, de un conflicto absoluto.

Algunos han dicho que sus relaciones se han fortalecido durante este tiempo, ya que han priorizado a las personas que les importan y con qué frecuencia se comunican para saber cómo están.

Pero a medida que 2020 llega a su fin, otros dicen que la distancia, así como las diferencias en la forma en que sus amigos manejan el pandemia, ha cambiado sus relaciones, y no necesariamente para mejor.

«Muchas relaciones en este momento tienen dificultades por cómo las personas están respondiendo de manera diferente a la pandemia», dijo a CNN Shasta Nelson, autora y experta en amistad, meses atrás.

Se sienten juzgados, dijo, o se sienten culpables o sentenciosos.

Para algunos, sus valores ya no están alineados

Como Mahler, Manisha Jogia, de 33 años, se encontró en desacuerdo con uno de sus amigos durante la pandemia.

En agosto, dijo que su amigo le había dicho que estaba rompiendo su burbuja pandémica para verse con chicas a las que conocía en línea. Cuando Jogia, que es de Los Ángeles, lo criticó, dijo que él mencionó las protestas de Black Lives Matter a las que ella había asistido.

«Estábamos hablando de eso y una cosa llevó a la otra, y ambos comenzamos a acusarnos», le dijo a CNN.

«Todos están haciendo lo que creen que es correcto durante la pandemia (…) Todos son flexibles a su manera. Yo iba a las protestas, por ejemplo. Y él me criticaba por eso. Me dijo: ‘Siento como que lo que estás haciendo es peor’», contó.

Después de que se calmó, Jogia dijo que buscó acercarse a él. Pero no recibió respuesta, hasta que su amigo le envió un correo electrónico en el que ponía fin a su relación para siempre.

«Básicamente, dijo que no estaba interesado en continuar una amistad con alguien que juzga en función de sus acciones o lo que sea», dijo Jogia.

«Para mí, pensé, voy a abandonar aquí. Porque siento que la gente realmente se está mostrando a sí misma en este momento. Siento que he visto a muchas personas a las que amaba y respetaba ser realmente egoístas (…) y no tengo tiempo para rodearme de personas que no se van a preocupar por otras personas», contó.

Para otras personas no son las diferencias, sino la distancia con las amistades y la familia por la pandemia

Una pareja celebra el Día de Acción de Gracias a través de una llamada de Zoom el 22 de noviembre de 2020 en Nueva York.

Incluso algunas personas cuyos valores aún se alinean con los de sus amigos han encontrado que sus relaciones sufren durante la pandemia.

La razón de las dificultades no está enraizada en diferencias ideológicas, sino más bien en la distancia.

Si bien las videollamadas a través de Zoom o Facetime han ayudado, muchos han dicho que después de pasar la mayor parte del año mirando una pantalla, ya tuvieron suficiente.

MIRA: El rol protagónico de Zoom durante la pandemia y las preocupaciones por la seguridad y la privacidad

Martin Odima Jr. participa de seis a ocho videollamadas al día en tres plataformas de videoconferencia diferentes. Es maestro de educación especial, entrenador y profesor adjunto en una universidad de Minneapolis.

Su hija de 7 años se encuentra entre los muchos estudiantes en todo el país que tienen clases en línea. Entonces, explicó, los dos están pegados a las pantallas todo el día.

Cuando sus amigos planean una reunión de Zoom para jugar y ponerse al día, a él le resulta difícil unirse.

«Es difícil ‘aparecer’ y realizar actividades sociales activamente con mis amigos en línea, ya que hago esto todo el día», le dijo a CNN. «Definitivamente estoy cansado después de hacer reuniones virtuales y me toma un tiempo aclimatarme a la realidad», explicó.

Odima dijo que solía tener dolores de cabeza por tanto tiempo frente a la pantalla. Ahora, se obliga a planificar descansos de cinco a 10 minutos entre sus llamadas diarias de trabajo para poder caminar rápido o hacer ejercicio.

Estas relaciones de amistad y familia pueden haber cambiado para siempre por la pandemia

Jeff Guenther, un terapeuta con sede en Portland, Oregon, tomó la decisión de quedarse en casa para el Día de Acción de Gracias en lugar de viajar para ver a su familia en Los Ángeles. Se unió a la reunión de su familia a través de Zoom.

«Sentimos cierta presión porque no pudimos juntarnos en esta temporada de fiestas. Así que podíamos intentar hacerlo en línea, lo que solamente causó aún más rupturas y problemas», le dijo a CNN.

«Todos los problemas de nuestra familia que siempre están bajo la superficie son todavía más evidentes en Zoom, y durante una pandemia además de todo lo demás», dijo.

Jeff Guenther

Durante la llamada, dijo que él y su hermana discutieron sobre si «vacunarse o no vacunarse».

«Siento que tengo razón y ella siente que tiene razón, y eso nos ha hecho menos cercanos en una relación que ya es a larga distancia», dijo Guenther. «Esta discusión ha hecho que el resto de mi familia tome postura», explicó.

MIRA: 71% de los estadounidenses aceptaría recibir vacuna de covid-19

Aun así, Guenther, quien ha sido terapeuta durante unos 15 años, dijo que hay algunas formas de reparar las relaciones que terminan empañadas como resultado de puntos de vista conflictivos.

Es importante identificar si las personas tienen el mismo objetivo, dijo. Por ejemplo, él y su hermana saben que quieren proteger a sus padres y no quieren transmitir el coronavirus.

«Si ambos podemos encontrar cosas en las que estamos de acuerdo en principio, entonces ambos podemos hablar de ello de estas formas curiosas», dijo.

También enfatizó que las personas tienen que reconocer que todos deben idear planes de seguridad que tengan sentido para ellos, incluso si no tienen sentido para uno.

En cuanto a la fatiga del Zoom, Guenther sugiere acortar las llamadas, apagar el video o salir mientras hablas por teléfono para descansar de la pantalla.

«Mi consejo sería ver realmente cómo estás y si tienes la capacidad de estar en estas llamadas de Zoom», agregó. «Si no tienes la capacidad, tal vez necesites cancelar esa reunión», explicó.

En última instancia, las relaciones «pueden verse afectadas para siempre» después de la pandemia, dijo.

«Si ese es el caso (…), ese es uno de los muchos traumas que surgirán de 2020 y que aún no conocemos completamente».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up