Funcionarios de EE.UU. prometieron 20 millones vacunados contra el covid-19 antes de fin de año. El proceso va más lento

(CNN) — Mientras la pandemia de coronavirus continuaba en aumento durante el verano y el otoño, funcionarios del gobierno federal ofrecieron en reiteradas ocasiones un rayo de esperanza: suficientes dosis de la vacuna para vacunar a 20 millones de estadounidenses antes de que se terminara diciembre.

Sin embargo, después de la primera semana de distribución de la vacuna y cuando falta poco para que se cumpla la fecha límite autoimpuesta, la Operación Warp Speed (OWS, por sus siglas en inglés) está en camino de quedarse muy por debajo de los 20 millones de inyecciones.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que, hasta el lunes por la mañana, se han distribuido cerca de 11,5 millones de vacunas y 2,1 millones de personas han sido vacunadas.

Esta cifra se encuentra lejos del objetivo que había establecido la Operación Warp Speed originalmente.

MIRA: El próximo año podrías necesitar un «pasaporte de vacunación» para viajar

Funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) y los CDC dicen que los recuentos de la agencia están subestimando muchas vacunas debido a retrasos en los datos, pero incluso teniendo en cuenta las demoras en los informes, el programa de vacunación de Estados Unidos parece estar demorando más de lo proyectado por los funcionarios de Warp Speed.

¿Cuándo se podría llegar a los 20 millones de vacunados en EE.UU.?

Un obstáculo inicial: el requisito de dos días de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de evaluar cada cargamento de la vacuna para un control de calidad hizo más lenta la distribución. La OWS les dijo a los estados que esperaran menos dosis para la semana dos de las planeadas originalmente. Con el número de 20 millones aparentemente más lejos de su alcance, los funcionarios de OWS reconocieron el lunes pasado que es posible que no lo logren hasta enero.

«Todavía creemos firmemente que habremos asignado a los estados antes de fin de año 20 millones de dosis de vacunas que estarán disponibles», dijo el general Gustave Perna, director de operaciones de la Operación Warp Speed durante la llamada del 21 de diciembre. «Tenemos confianza de que distribuiremos la parte final de esa vacuna a más tardar la primera semana de enero para que todos tengan acceso».

MIRA: Esto dijo el Dr. Fauci justo antes de recibir la vacuna de Moderna contra el covid-19

Un funcionario del HHS dijo que ya se han asignado casi 16 millones de dosis para que los estados y jurisdicciones las ordenen. Sin embargo, a medida que haya más dosis de vacunas disponibles, tanto la Operación Warp Speed como sus socios estatales y de atención médica también deberán poder ampliar la complicada distribución y logística que se necesitan para lograr que las vacunas vayan del punto A al punto B.

«Parece que llegar a 20 millones a principios de año es ambicioso», dijo el Dr. Marcus Plescia, director médico de la Asociación de Funcionarios de Salud Estatales y Territoriales.

Aun así, «la gente parece estar realmente muy animada sobre cómo van las vacunas», agregó Plescia. «Todo el mundo parece sentir que están utilizando el suministro que tienen».

Datos imperfectos sobre el proceso de vacunación en EE.UU.

Es casi seguro que el esfuerzo de vacunación avanza más rápido de lo que muestran las cifras bajas de los CDC. Además de lanzar nuevos programas de vacunación, los estados también están lidiando con nuevas herramientas de informes de vacunación, lo que provoca retrasos en los datos. Las últimas cifras tampoco incluyen la mayoría de los esfuerzos de vacunación más importantes que se están iniciando esta semana en los centros de atención a largo plazo.

Los datos de distribución de los CDC recién han comenzado a incluir la vacuna de Moderna, que se desplegó esta semana en más de 3.500 ubicaciones, pero los datos de los CDC aún no incluyen la cantidad de vacunas de Moderna administradas. Si bien los CDC planean actualizar los datos con regularidad, no está previsto que comiencen las actualizaciones diarias hasta 2021.

Algunos estados, como Michigan, están reportando sus propios datos, pero esos reportes a nivel estatal también se retrasan.

La funcionaria de información pública del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan, Lynn Sutfin, señaló que el tablero del estado no se actualiza en tiempo real y los proveedores tienen hasta 24 horas para cargar las dosis administradas en el registro de vacunas.

Michael Pratt, director de comunicaciones de la Operación Warp Speed, elogió el progreso del gobierno federal hasta el momento.

«Estas dosis se están distribuyendo bajo las directivas de los estados al pueblo estadounidense tan rápido como están disponibles y liberables, y la rápida disponibilidad y distribución de tantas dosis —y se espera que se hayan asignado 20 millones de dosis para su distribución solo 18 días después de que la primera vacuna recibió autorización de uso de emergencia— es un testimonio del éxito de la Operación Warp Speed «, dijo Pratt en un comunicado a CNN.

‘Todavía no hemos comenzado’ la vacunación

Los estados se están reajustando a la realidad de que recibirán menos dosis de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer de las prometidas inicialmente en las próximas semanas. Y además hacen malabarismos para asegurarse de que cada dosis que reciben se administra de manera puntual.

Si bien se han enviado vacunas a todos los estados, en algunas áreas las vacunaciones apenas están comenzando. La alcaldesa de Dayton, Ohio, Nan Whaley, dijo en CNN el martes pasado que su ciudad aún no había comenzado a administrar vacunas, aunque las vacunaciones comenzaron en Ohio el 14 de diciembre.

«Hasta la fecha, todavía no hemos comenzado la distribución de vacunas en Dayton», dijo Whaley el martes pasado. Y agregó que la Nochebuena sería el primer día en que alguien de Dayton recibiera la vacuna.

«No somos una gran ciudad que obtiene estos recursos rápidamente. Hemos hablado sobre esto, (sobre) cómo las pruebas fueron muy lentas en comunidades como Dayton y en todo el país, y me preocupa que la distribución de vacunas también sea lenta», añadió.

Aunque todos los estados tienen datos sobre la cantidad de personas que se vacunan, solo 23 estados han divulgado públicamente esa información, según una encuesta de la Universidad Johns Hopkins.

Los números de los CDC y de los estados no son un reflejo en tiempo real de las vacunaciones en el territorio. Sin embargo, plantean preguntas sobre cómo los estados están asegurando que su suministro completo se utilice de manera eficiente. El desfase entre las dosis recibidas y las dosis administradas comienza a ser aún más abrumador cuando se considera que estaba previsto que cada estado recibiera más dosis de Pfizer y dosis de primera ronda de Moderna la semana pasada y, en muchos casos, el envío de dosis de la primera semana aún no se ha administrado por completo.

La diferencia entre las vacunas recibidas y administradas en EE.UU.

En Michigan, el panel de control de la vacuna del covid-19 muestra al 28 de diciembre que solo se han administrado 37.660 dosis de las 231.075 enviadas al estado. Sutfin dijo que el retraso en los envíos y el retraso en las actualizaciones de datos explican la diferencia.

«Si bien Michigan recibió más de 84.000 dosis la semana pasada, no se recibieron todas el mismo día. La vacuna se entrega diariamente a los hospitales y departamentos de salud locales de todo el estado. A medida que comprendan más sobre las operaciones y el flujo clínico, esperamos que el tiempo de la recepción a la administración disminuya», dijo Sutfin a CNN.

Sutfin también destacó que el proceso de desembalaje, inventario, descongelación y coordinación de cada dosis de vacuna «lleva algún tiempo, por lo que se espera que en cualquier momento haya una diferencia entre las vacunas recibidas y las dosis administradas».

La situación en Florida

En Florida, hasta el lunes por la mañana 118.764 personas habían recibido la vacuna contra el covid-19. El estado recibió inicialmente 179.400 dosis de Pfizer.

La presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Florida, Mary Mayhew, le dijo a CNN que reconfigurar el espacio clínico para mantener el distanciamiento social y asignar personal para la administración de la vacuna explica por qué la cantidad inicial de personas vacunadas no coincide con el suministro de vacunas disponibles.

MIRA: Se aplica la primera vacuna de coronavirus en Latinoamérica a una jefa de enfermeras en Ciudad de México

«Tengo confianza en que los hospitales están desplegando recursos críticos de manera eficiente y efectiva para apoyar la administración urgente de vacunas al personal de atención médica de primera línea», dijo Mayhew cuando se le preguntó si estaba preocupada por la diferencia. «Los hospitales están trabajando en colaboración con otros socios de atención médica de la comunidad para apoyar la distribución puntual de las vacunas».

Estructura descentralizada

Aunque los estados supervisan el proceso de distribución de la vacuna, muchos departamentos de salud estatales u oficinas del gobernador han dejado la administración real de las vacunas a los hospitales, los centros de atención a largo plazo y las farmacias que recibirán los envíos de acuerdo a lo programado. Esta estructura descentralizada podría causar algunos retrasos en el aprendizaje acerca de dónde están las debilidades en el proceso.

El Dr. Thomas Dobbs, funcionario de salud de Mississippi, explicó durante una conferencia de prensa el martes pasado que no era trabajo del estado asegurarse de que las vacunas efectivamente se inyectaran una vez que se asignan a los centros de atención a largo plazo.

«No han comenzado a vacunar», dijo Dobbs en referencia a los centros de atención a largo plazo, «pero hemos liberado la asignación suficiente para que puedan comenzar, por lo que están en el proceso de armarlo. Y ya sabes, eso es algo que está fuera de nuestro control. Pero ya sabes, dentro de las próximas dos semanas lo pondrán en marcha «.

‘Es un poco frustrante’

El Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown, dijo que no le sorprenden algunos de los problemas iniciales con el despliegue de la vacuna.

«Es un poco frustrante porque no es que no sabíamos que venían las vacunas», le dijo el lunes pasado a Kate Bolduan de CNN.

«Va a ir un poco más lento. De nuevo, una mejor planificación nos habría hecho mover más rápido, pero aquí estamos y distribuyamos estas vacunas lo más rápido posible a las personas adecuadas», dijo.

El Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Salud Pública, es más optimista con el despliegue y dice que hasta ahora ha ido «razonablemente bien». Espera que la administración entrante de Biden esté pensando en cómo llevar cifras precisas a los estados para establecer expectativas para los estadounidenses sobre cuándo puede volver la vida a la normalidad.

«No nos interesa tener estas estimaciones múltiples sobre cuándo llegará al resto de la población porque no creo que se pueda hacer una buena planificación de esa manera», dijo Benjamin a CNN. «Espero que la nueva administración esté pensando en los mensajes, para que la gente no se haga ilusiones de vacunarse».

Dicho esto, las vacunas se desarrollaron en un tiempo récord sin el «ritmo burocrático» normal, dijo Benjamin. Él cree que este proceso ha dado a los estadounidenses una nueva visión de cómo es el proceso de desarrollo de las vacunas.

«El público estadounidense está adquiriendo una buena idea del proceso de vacunación que nunca antes había tenido. Y creo que la gente debería prestar mucha atención a esto, cuando la gente habla sobre lo que hace la salud pública, este es un ejemplo de lo que hacemos», dijo Benjamín.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up