Elige alimentos antiinflamatorios para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, dice un estudio

(CNN) — Una variedad de alimentos que contienen grandes cantidades de antioxidantes y vitaminas, como verduras de hoja verde, zanahorias, tomates, cereales integrales, frutas, nueces, pescado graso y aceite de oliva, pueden contribuir a una respuesta inflamatoria saludable y reducir el riesgo cardiovascular.

Sin embargo, comer carne roja y alimentos altamente procesados ​​contribuye a la inflamación crónica en el cuerpo, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, según un estudio publicado recientemente en el Journal of the American College of Cardiology.

El estudio, que siguió a casi 166.000 mujeres y 44.000 hombres durante 24 a 30 años, encontró que aquellos que comían niveles más altos de carnes rojas y procesadas como tocino y salchichas y alimentos procesados ​​azucarados tenían un 28% más de riesgo de accidente cerebrovascular y un 46% más alto de riesgo de enfermedad cardíaca.

El estudio fue único, según el autor principal, el Dr. Jun Li, porque no examinó el impacto de grupos de alimentos específicos, sino que se centró en el impacto de una combinación de 18 grupos de alimentos «que han demostrado predecir mejor los niveles de inflamación asociados con dietas».

MIRA: Marcas de alimentos etiquetan sus productos mostrando su impacto climático

«Los alimentos que se asocian con una mayor inflamación incluyen la carne roja, la carne de órganos, la carne procesada, los cereales refinados, las bebidas azucaradas y las bebidas carbonatadas (dietéticas) bajas en energía», dijo Li, científico investigador de los departamentos de nutrición y epidemiología en la T.H. Escuela Chan de Salud Pública de Harvard.

«Los alimentos que se asocian con una menor inflamación incluyen verduras de hoja verde, verduras de color amarillo oscuro, frutas, cereales integrales, té, café y vino», añadió Li.

Los resultados del estudio se mantuvieron «sólidos», indicó Li, incluso después de controlar factores de confusión como hipertensión, obesidad, diabetes y otras afecciones crónicas de salud, uso de multivitamínicos y varios medicamentos, aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios, junto con antihipertensivos y medicamentos reductores de lípidos.

«Estos efectos protectores también podrían utilizarse para otras enfermedades crónicas de alta prevalencia en las que la inflamación crónica juega un papel relevante, como la diabetes, el cáncer, la depresión, el deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer», escribió el Dr. Ramón Estruch, profesor asociado del Departamento de Medicina de la Universidad de Barcelona, en un editorial acompañante.

«Al elegir los alimentos de nuestra dieta, debemos tener cuidado con su potencial proinflamatorio y antiinflamatorio», agregó Estruch.

Sin causa y efecto

El estudio no puede establecer causa y efecto, dijo Megan Meyer, directora de comunicaciones científicas del Consejo Internacional de Información Alimentaria, que no participó en el estudio.

«La dieta se evaluó mediante cuestionarios de frecuencia alimentaria, o FFQ (por sus siglas en inglés)», dijo Meyer. «Una de las limitaciones de las FFQ es que están asociadas con una gran cantidad de sesgo de recuerdo, que es una forma elegante de decir que las personas tienen problemas para recordar lo que comieron y / o son propensas a no informar sobre los alimentos ‘malos’ y a informar en exceso ‘buenos’ alimentos «.

Y aunque el estudio fue único al vincular los cuestionarios de frecuencia de alimentos con marcadores de inflamación, los alimentos recomendados por el estudio no son muy diferentes de los que se encuentran en las Pautas dietéticas de EE.UU., indicó la dietista registrada Kris Sollid, directora senior de comunicaciones de nutrición en IFIC, quien tampoco participó en el estudio.

Las pautas estadounidenses, comentó Sollid, fomentan «límites a la cantidad de azúcar agregada, grasas saturadas y sodio que consumimos» y sugieren alternativas saludables.

«Infortunadamente, el 90% de los estadounidenses no comen la cantidad recomendada de frutas y verduras», dijo Sollid. «Además, los estadounidenses solo consumen la mitad de la cantidad diaria recomendada de fibra, un nutriente que se ha relacionado con una serie de posibles beneficios para la salud».

Alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico 0:48

¿Cómo la comida causa inflamación?

Si bien aún no se comprenden completamente las formas biológicas exactas en que los alimentos afectan las vías inflamatorias, los investigadores creen que los alimentos azucarados y procesados ​​en la dieta occidental, junto con la contaminación, el humo del cigarrillo, la radiación y los medicamentos, pueden conducir a una mayor activación de los radicales libres en el cuerpo.

Los radicales libres son moléculas con electrones no apareados, que impulsados ​​a buscar una coincidencia, roban a otras células de sus electrones causando daño celular que puede contribuir a la enfermedad.

Infortunadamente, la dieta occidental de hoy está llena de alimentos excesivamente procesados ​​y cargados de grasa, bebidas azucaradas y carnes rojas y procesadas que pueden causar niveles altos y persistentes de inflamación en el cuerpo.

De hecho, la investigación ha relacionado la inflamación crónica con el cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes, artritis, depresión, Alzheimer y muchas otras enfermedades.

Comer muchos alimentos «ultraprocesados» no saludables puede incluso acortar tu vida; sólo un aumento del 10% en dichos alimentos se asoció significativamente con un 14% más de riesgo de muerte por todas las causas, según los estudios.

La buena noticia es que la investigación ha sugerido que los elementos antiinflamatorios como las vitaminas, los carotenoides y los flavonoides en alimentos como frutas y verduras pueden neutralizar los radicales libres y reducir el estrés en el cuerpo.

Por lo tanto, concéntrate en las verduras de hoja verde, los tomates, las frutas, las nueces, los pescados grasos y el aceite de oliva, alimentos que pueden respaldar una respuesta inflamatoria saludable, y contraataca limitando los alimentos inflamatorios como:

Helados, galletas, pasteles, barras de cereales y tartas.
Tartas, pastas y pizzas preparadas
Palitos y nuggets de aves y pescado
Carnes rojas y procesadas como tocino, salchichas y hot dogs
Refrescos azucarados y bebidas con sabor a frutas
Productos «saludables» y «adelgazantes» como sustitutos de platos y comidas en polvo o «enriquecidos», sopas instantáneas en polvo y envasadas, fideos y postres

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up