El jefe de inteligencia de Trump advierte que China es la mayor amenaza para Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial

(CNN) — El funcionario de inteligencia de más alto nivel de la administración Trump lanzó el jueves una severa advertencia sobre China.

El director de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe, dijo que China se está preparando para «un período de confrontación sin fin con Estados Unidos». Además, instó a una acción bipartidista para abordar la que consideró como «la mayor amenaza para Estados Unidos» y para «la democracia en el mundo desde la Segunda Guerra Mundial».

Ratcliffe también acusó en un nuevo artículo de opinión del diario Wall Street Journal que China apuntó a varias docenas de miembros del Congreso y asesores del Congreso en una campaña de influencia masiva este año.

Advertencia más reciente sobre China

El artículo de Ratcliffe es solo la última advertencia de altos funcionarios de la administración sobre las intenciones de China. Algunas han advertido de una posible acción militar en Asia y otros señalado esfuerzos sin precedentes para influir en la administración entrante de Joe Biden.

El artículo de opinión aparece en momentos en que la administración Trump ha tomado varias medidas concretas contra Beijing, como limitar drásticamente las visas para miembros del Partido Comunista Chino y anunciar nuevas sanciones a empresas chinas.

La administración Trump también ordenó a China cerrar su consulado en Houston a principios de este año acusando que los diplomáticos chinos en la sede estaban intimidando a ciudadanos estadounidenses y realizando actividades de espionaje. A principios de este año, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, definió al Partido Comunista Chino como la «amenaza central de nuestro tiempo».

Mensaje urgente

Ratcliffe adoptó un tono más urgente el jueves que en comentarios anteriores, subrayando el hecho de que él y otros altos funcionarios de seguridad nacional de la administración Trump están tratando de lanzar una advertencia sobre China en sus últimos días en sus funciones.

«Esta generación será juzgada por su respuesta al esfuerzo de China por remodelar el mundo a su propia imagen y reemplazar a Estados Unidos como la superpotencia dominante. La información de inteligencia es clara. Nuestra respuesta también debe serlo», escribió Ratcliffe.

«Beijing se está preparando para un período abierto de confrontación con Estados Unidos. Washington también debe estar preparado. Los líderes deben trabajar más allá de las divisiones partidistas para comprender la amenaza, hablar sobre ella abiertamente y tomar medidas para abordarla», agregó.

Un alto funcionario de seguridad nacional le dijo a CNN que el artículo de opinión es parte de un esfuerzo más amplio respecto a China por parte de toda la administración antes de que el presidente electo Biden tome juramento.

Ese esfuerzo está motivado, en parte, por el deseo de hacerle más difícil a la administración Biden el deshacerse de las políticas actuales, pero también por la convicción de que estas advertencias sobre China serán probadas como ciertas en el futuro, dijo el funcionario.

¿Duro con China pero no como Trump?

Fuentes familiarizadas con los planes de política exterior de Biden dicen que el presidente electo es muy consciente del desafío que presenta Beijing, pero cree que el enfoque de Trump, en particular tomar medidas sin consultar a los aliados, ha socavado el objetivo final de competir con China.

Los demócratas de mayor rango en el Congreso también han instado a los miembros del equipo de Biden, incluida Avril Haines, la persona elegida para reemplazar a Ratcliffe como director de Inteligencia Nacional, a adoptar una postura dura sobre China, pero con un enfoque diferente al de la administración Trump.

«Insté a la administración entrante de Biden a ser dura con China, pero de una manera mucho más inteligente y multilateral que la administración Trump, para que los trabajadores estadounidenses no se queden atrás y para que Estados Unidos sea líder en industrias críticas como semiconductores, computación cuántica y energía limpia», dijo el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, a principios de esta semana, después de reunirse con Avril Haines.

Huawei y 5G

Biden ha dicho que hay áreas en las que a Estados Unidos le interesa trabajar con China, incluido el cambio climático y Corea del Norte, pero sus asesores subrayan que trabajará en estrecha colaboración con los aliados para presentar un frente unido en cuestiones como la tecnología, incluida la situación con la empresa Huawei y la tecnología 5G, el robo de propiedad intelectual y la expansión de China en aguas asiáticas y sus movimientos para aplastar la democracia en Hong Kong.

Queda por ver cómo lidiará Biden con China, pero las recientes advertencias de los funcionarios salientes de Trump podrían aumentar la presión sobre él para que le dé prioridad a hacer que Beijing asuma responsabilidades o, al menos, complicar el cálculo sobre ciertos temas.

Por ejemplo, Ratcliffe argumentó el jueves que el momento para convencer a los aliados de unirse voluntariamente a EE.UU. para presentar un frente unido en relación con el 5G puede haber pasado y sugirió que la situación exigía que la administración Trump adoptara un enfoque más enérgico.

«Los esfuerzos de China para dominar las telecomunicaciones 5G solo aumentarán las oportunidades de Beijing para recopilar inteligencia, interrumpir las comunicaciones y amenazar la privacidad de los usuarios en todo el mundo. Yo personalmente les he dicho a los aliados de EE.UU. que el uso de dicha tecnología de propiedad china limitará severamente la capacidad de Estados Unidos para compartir inteligencia vital con ellos», dijo.

«Se le presenta al mundo una opción entre dos ideologías totalmente incompatibles. Los líderes de China buscan subordinar los derechos del individuo a la voluntad del Partido Comunista. Ejercen control gubernamental sobre las empresas y subvierten la privacidad y la libertad de sus ciudadanos con una Estado autoritario y vigilante”, añadió.

Operación de influencia

La afirmación de Ratcliffe de que China se ha vuelto más agresiva al apuntar contra legisladores estadounidenses mientras busca influir en la política estadounidense desde dentro también podría obstaculizar las perspectivas de cooperación diplomática de la administración Biden con Beijing en otras áreas.

Específicamente, Ratcliffe dijo el jueves que el gobierno chino «participó en una campaña de influencia masiva que incluyó apuntar contra varias decenas de miembros del Congreso y asesores del Congreso» durante el último año. Argumentó que los esfuerzos de Beijing eclipsaron los de otros adversarios y rivales foráneos, como Rusia.

Si bien los detalles precisos de esta campaña de influencia siguen siendo altamente clasificados, un alto funcionario de seguridad nacional le dijo a CNN que el gobierno chino utilizó una variedad de tácticas, incluido el intento de soborno y el chantaje.

«Nuestra información de inteligencia muestra que Beijing dirige regularmente este tipo de operación de influencia en Estados Unidos. Informé a los comités de inteligencia de la Cámara y el Senado que China está apuntando a miembros del Congreso con una frecuencia seis veces mayor que Rusia y 12 veces la frecuencia de Irán», escribió Ratcliffe en el artículo de opinión del jueves.

En la mira nueva administración

Mientras tanto, el gobierno chino también ha estado «redirigiendo» sus esfuerzos de influencia hacia los funcionarios de la administración entrante de Biden y quienes los rodean, dijo el miércoles el principal funcionario de contrainteligencia de Estados Unidos, Bill Evanina.

Evanina, directora del Centro Nacional de Seguridad y Contrainteligencia de Estados Unidos, calificó los esfuerzos como «influencia diplomática superior o con esteroides» y dijo que se esperaba el cambio.

«Estamos empezando a ver que eso se desarrolla en todo el país, no solo para las personas que están en la nueva administración, sino también para las personas que están alrededor de esas personas en la nueva (administración)», dijo Evanina durante su conversación sobre China en el Aspen Cyber Summit. El objetivo es asegurarse de que los miembros de la nueva administración «sepan cómo se ve, cómo sabe, cómo se siente cuando uno lo ve».

Tensiones crecientes entre Washington y Beijing

Otras agencias dentro de la administración Trump también han tomado medidas recientes que aumentarán las tensiones entre Washington y Beijing.

El Departamento de Estado está imponiendo nuevas restricciones a las visas de viaje a Estados Unidos para miembros del Partido Comunista Chino, confirmó el jueves un portavoz del departamento.

Bajo las nuevas reglas, las visas de viaje de los miembros del Partido Comunista Chino y sus familiares inmediatos cambiarán de 10 años a un mes y serán de entrada única.

Estados Unidos también está observando de cerca el aumento de la actividad militar china en Taiwán, otro punto de inflamación potencial que podría plantear problemas a la administración Biden si continúa en aumento.

«Estamos observando muy de cerca y estaríamos preparados para cualquier cosa, incluido un grave error de cálculo por parte de la República Popular China», dijo a CNN un alto funcionario de la administración. «Definitivamente los estamos observando».

«Tarde o temprano están dispuestos a llevar las cosas a un punto de ebullición en Taiwán como lo hicieron en Hong Kong y en la frontera con India. Está cerca», agregó el funcionario.

Imágenes de satélite parecen mostrar que China está construyendo a lo largo de la disputada frontera con India y Bután

Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris ahora están recibiendo los mismos informes de inteligencia clasificados que el presidente Donald Trump, lo que significa que tienen acceso a la gama completa de información subyacente sobre las acciones de China.

Pero al mismo tiempo, Biden y Harris solo pueden mirar desde los márgenes hasta que tomen juramento y heredarán las consecuencias de cualquier acción que tome la administración Trump entre ahora y el día de la toma de posesión.

Alex Marquardt, Jim Sciutto, Kylie Atwood y Jennifer Hansler de CNN contribuyeron

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up