El impulso de los demócratas para investigar a Trump no se detendrá cuando deje el cargo

(CNN) — Los demócratas en el Congreso todavía tienen la intención de investigar al presidente Donald Trump y su administración después de que deje el cargo, incluida la búsqueda de las declaraciones de impuestos de Trump, una campaña que amenaza con complicar las promesas de unidad bipartidista del presidente electo Joe Biden desde que ganó las elecciones.

Legisladores y asesores demócratas le dicen a CNN que no tienen la intención de ahondar en todos los escándalos personales de Trump una vez que Biden esté en la Casa Blanca, en un guiño al deseo del presidente electo de seguir adelante.

Pero argumentan que tienen la obligación de escudriñar las acciones de Trump y su administración que, según ellos, violaron las normas constitucionales y erosionaron la separación de poderes, particularmente en áreas que pueden ayudar a los esfuerzos para aprobar reformas legislativas para frenar los poderes de los futuros presidentes.

MIRA: ANÁLISIS | La ceguera pandémica de Trump y la negación electoral oscurecen el invierno desesperado de Estados Unidos

Los demócratas también tienen múltiples demandas contra Trump en los tribunales, incluyendo algunos esfuerzos para obtener las declaraciones de impuestos de Trump, documentos financieros clave, el testimonio de un ex abogado de la Casa Blanca y material del jurado investigador del informe Mueller, que dicen que continuará en el nuevo Congreso.

«Me gustaría investigar cosas que son profundamente dañinas para nuestro sistema de gobierno y que un futuro ejecutivo o administración puede repetir», dijo el representante Jamie Raskin, demócrata de Maryland en las comisiones judiciales y de supervisión de la Cámara. «Trump pagando a amantes o participando en fraudes inmobiliarios en Nueva York, eso no implica realmente un interés federal. Pero luego tenemos toda la serie de acciones de Trump y su administración que sacuden los cimientos de nuestro gobierno hasta la médula».

Los demócratas dicen que aún no se han tomado decisiones específicas sobre las investigaciones del próximo año.

Georgia, hacia nueva elección decisiva para el Senado 3:13

Pero cualquier descuido del que pronto será expresidente planteará un difícil equilibro tanto para los demócratas de la Cámara como para Biden, y los republicanos seguramente señalarán cualquier investigación contra Trump como evidencia de que las promesas de los demócratas de cruzar el pasillo son vacías. La posibilidad de que Trump vuelva a postularse en 2024 también influirá en los cálculos de los demócratas.

Las personas cercanas a la transición de Biden dicen que la administración entrante quiere evitar verse envuelta en las investigaciones de la era Trump, que distraerán la atención de la propia agenda de Biden. Un asesor del liderazgo demócrata dijo que desde la Cámara han dejado claro que las investigaciones deben ser sobre «asuntos institucionales y gubernamentales, consistentes con la responsabilidad constitucional de la Cámara de llevar a cabo la supervisión, y no de ajustar cuentas».

«Dada la naturaleza mortal de la pandemia, tenemos que mirar hacia adelante con el liderazgo de Joe Biden», dijo el representante de Nueva York Hakeem Jeffries, miembro del liderazgo demócrata de la Cámara.

¿’Reparar el daño’ o es hora de seguir adelante?

La nueva administración ofrecerá un conjunto de oportunidades para aprobar legislación sobre prioridades demócratas clave, algunas de las cuales requerirán la atención total de las comisiones que han trabajado, de alguna manera, durante dos años buscando documentos e investigando todos los aspectos de la presidencia de Trump, desde sus finanzas personales hasta el manejo de las autorizaciones de seguridad por parte de la administración y sus políticas de inmigración.

Georgia sería decisivo para control del Senado 2:49

El desafío para los presidentes demócratas de la Cámara de Representantes será decidir qué investigaciones vale la pena continuar incluso después de que Trump haya dejado el cargo. Fuentes demócratas dicen que su objetivo es abarcar una agenda legislativa sólida en nombre de Biden sobre infraestructura y recuperación económica, sin dejar de lado las investigaciones que, según dicen, darán información sobre cómo pueden redactar una legislación para evitar que los futuros presidentes abusen de los poderes de su oficina.

También es probable que el coqueteo temprano de Trump con una carrera presidencial nuevamente en 2024 aliente a los demócratas a no ignorar las acciones de Trump.

«Mucho de esto se debe al imperativo de reparar el daño causado al poder legislativo y sus poderes en los últimos cuatro años», dijo Gerry Connolly, demócrata de Virginia en el Comité de Supervisión. «Sabemos cómo se comporta, tenemos un historial, y uno solo puede imaginarse en sus peores pesadillas cómo sería si recuperara la Casa Blanca en cuatro años. Y eso significa, para mí, que es absolutamente imperativo que abordar estos problemas ahora».

Pero para algunos miembros existe el deseo de seguir adelante lo más plenamente posible. Después de una elección más dura de lo esperado para los demócratas de la Cámara de Representantes, los líderes demócratas están listos para reorientar el enfoque de la Cámara para que legisle con Biden en lugar de mirar hacia atrás. Es una división similar dentro del caucus demócrata a la que se desarrolló sobre las investigaciones que consumieron los primeros días de 2019 y finalmente se transformó en el juicio político de Trump.

«Mi mayor preocupación es la unidad de nuestro país y reconozco el desafío entre el principio de derecho y la rendición de cuentas con una división cada vez mayor. Como hemos visto con esta administración, tratar de hacer una retrospectiva del pasado puede ser más deconstructivo que constructivo», dijo a CNN el representante Dean Phillips, demócrata de Minnesota.

MIRA: Rudy Giuliani da positivo por covid-19, dice Trump

«Dicho esto, la gente debe rendir cuentas, pero diré esto ahora mismo: el estímulo es un ejemplo perfecto de lo que es más importante».

Fuentes demócratas dicen que no se han tomado decisiones sobre las investigaciones en el nuevo Congreso, el equipo de Biden y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, jugarán un papel clave en la decisión. Los demócratas en las comisiones clave, como las Comisiones Judicial y de Inteligencia, han estado discutiendo en los últimos días sus prioridades para el próximo año, incluidas sus investigaciones, según fuentes familiarizadas con las conversaciones.

Cuando Barack Obama ganó la Casa Blanca en 2008, se envió un mensaje claro a los demócratas en el Congreso para que no se concentraran en los problemas de la administración de George W. Bush. Si bien Biden ha dicho que desea seguir adelante, aún no ha llegado una directiva similar del equipo de Biden, dicen los legisladores y asesores.

Los demócratas esperan los resultados de las votaciones del Senado y la elección de un secretario de Justicia

Hay dos desarrollos potenciales que podrían indicar cuán agresivamente los demócratas volverán a investigar episodios de la administración Trump, y es probable que los demócratas de la Cámara de Representantes esperen a su desenlace antes de tomar decisiones importantes sobre su estrategia de investigación el próximo año.

MIRA: Senadores de EE.UU., optimistas sobre acordar un plan de estímulo a principios de esta semana

La primera es si los demócratas ganan las dos elecciones al Senado en Georgia, lo que les daría el control de la cámara alta. Si eso ocurriera, es probable que las comisiones que seguirían investigando la administración de Trump pasarían a enfocarse mucho más en la legislación, porque tendría muchas más posibilidades de convertirse en ley con un Senado demócrata, dicen fuentes del Congreso.

La segunda variable es a quién nombra Biden como secretario de Justicia y si el Departamento de Justicia asume alguna investigación relacionada con Trump. El Congreso tiende a ceder ante el Departamento de Justicia cuando se está llevando a cabo una investigación, y los legisladores dicen que probablemente no duplicarán ninguno de esos esfuerzos.

Biden le dijo a Jake Tapper de CNN el jueves que no le diría a su Departamento de Justicia a quién deberían investigar. «No les voy a decir lo que tienen que hacer y lo que no tienen que hacer. No voy a decirles que vayan a procesar a A, B o C», dijo Biden.

La Organización Trump ya se enfrenta al escrutinio del fiscal general del estado de Nueva York y del fiscal de distrito de Manhattan, que también busca las declaraciones de impuestos de Trump a través de la corte. Ivanka Trump, hija del presidente, hizo una declaración la semana pasada con investigadores de la oficina del fiscal general de Washington, DC, como parte de su demanda por el uso indebido de los fondos inaugurales, según un expediente judicial.

Pero los demócratas de la Cámara de Representantes están interesados ​​en la responsabilidad que va mucho más allá de los negocios de Trump.

En dos años, la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes investigó el despido de fiscales estadounidenses por parte del Departamento de Justicia, la politización de los casos que involucran a los aliados de Trump y el uso de indultos por parte de Trump. La Comisión de Inteligencia investigó la politización de la inteligencia del Departamento de Seguridad Nacional. Y la Comisión de Supervisión de la Cámara investigó todo, desde cómo se llevó a cabo el censo de EE.UU. y las posibles violaciones de la Cláusula de Emolumentos de la Constitución hasta las autorizaciones de seguridad en la Casa Blanca y la mala gestión de las negociaciones de los contratos sobre coronavirus de la administración.

No todas las docenas de investigaciones continuarán. Pero los asesores dicen que el objetivo es seguir trabajando en aquellos que podrían ayudar a los investigadores a redactar leyes para prevenir futuros abusos.

«Hay cosas que vale la pena saber que no sabemos y que serán útiles para elaborar una legislación que solucione las lagunas que Trump explotó», dijo a CNN el representante Tom Malinowski, demócrata de Nueva Jersey. «No somos el organismo fiscal. Si encontramos pruebas de irregularidades, debemos remitirlas al Departamento de Justicia».

Los demócratas buscan los registros de Trump en los tribunales

En la corte, los demócratas dicen que sus casos contra la administración Trump continuarán. Actualmente están luchando por obtener los documentos de la firma de contabilidad de Trump, Mazars, registros bancarios de Deutsche Bank, una citación para el testimonio del ex abogado de la Casa Blanca Don McGahn, información del jurado investigador del reporte de Mueller y las declaraciones de impuestos de Trump.

Un argumento clave en los casos de los demócratas es que necesitan la información no solo porque hicieron una citación, sino porque la información tendría un propósito legislativo. Pero la Casa Blanca y el Departamento de Justicia bajo Trump han bloqueado casi todas las solicitudes de la Cámara sensibles al presidente, alegando que el poder ejecutivo tiene amplia inmunidad para denegar citaciones y solicitudes, y a veces diciendo en la corte que el Congreso debe encontrar otras formas de obtener lo que necesitan, como llevar al presidente a un juicio político.

«Se trata de supervisión», dijo el presidente de la Cámara de Representantes, Richard Neal, quien presentó una demanda para tener acceso a los impuestos de Trump. «Dije que este iba a ser un caso judicial largo y agotador. Nunca fui ingenuo al respecto. Esperamos que esto llegue hasta la Corte Suprema».

La Cámara solicitó una demora en los argumentos ante la Corte Suprema en el caso material del fiscal especial que se fijó para este mes, lo que podría significar que el caso será retomado el próximo año cuando las citaciones sean oficialmente reautorizadas, o que también podría conducir a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Biden también.

Patrick Boland, portavoz del presidente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, dijo que además del caso judicial del Deutsche Bank, la comisión planea continuar supervisando la politización de la inteligencia y también se centrará en la legislación introducida justo antes de las elecciones para «protegerse contra futuros abusos presidenciales».

Posibles arreglos legislativos

Ese proyecto de ley, que fue presentado antes de las elecciones por Schiff y los presidentes demócratas que dirigieron muchas de las investigaciones de Trump, abordaría todo, desde el gasto del gobierno en las propiedades de Trump hasta el seguimiento del presidente a denunciantes y los despidos de inspectores generales. También fortalecería el poder de citación del Congreso después de que la Casa Blanca ignorara numerosas citaciones demócratas en los últimos dos años.

Hay otro organismo de investigación que probablemente también examinará las acciones de la administración Trump independientemente de los vientos políticos: los inspectores generales del gobierno federal.

Hay docenas de investigaciones abiertas de inspectores generales en todo el gobierno federal, incluida la forma en que el Tesoro manejó la solicitud de la Cámara de declaraciones de impuestos de Trump, la adjudicación del contrato del muro fronterizo por parte del Pentágono y el uso de recursos gubernamentales por parte del secretario de Estado Mike Pompeo y su aparición en el extranjero en la Convención Nacional Republicana. Si bien la administración Trump a menudo sofocó las investigaciones del inspector general, la administración entrante puede estar más dispuesta a compartir documentos sobre cómo la administración Trump tomó ciertas decisiones.

Para algunos asuntos políticamente delicados en el Departamento de Justicia, el inspector general puede convertirse en la ruta preferida, como revisar las acciones de Barr relacionadas con los casos de los asociados de Trump Roger Stone y Michael Flynn, así como su manejo de la llamada de Trump a Ucrania en julio de 2019 que llevó al juicio político del presidente.

Los demócratas dicen que las acciones de Trump en los últimos días de su presidencia también podrían cambiar su cálculo, particularmente si emite indultos preventivos a su familia o incluso a sí mismo, como algunos de sus aliados le han instado a hacer recientemente.

«Aprecio y aplaudo el deseo del presidente electo de avanzar en una naturaleza curativa, y estoy de acuerdo», dijo Mike Quigley, un demócrata de Illinois de la Comisión de Inteligencia. «Pero creo que la dinámica cambia si el presidente se perdona a sí mismo y a su familia».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up