Cómo no odiar tu hogar durante la pandemia

(CNN) — Las tensiones en mi hogar se han disparado tras nueve meses de estar juntos en casa.

Pequeños escenarios mundanos que no serían gran cosa en un mundo anterior al covid, como poner la leche en un lugar diferente en el refrigerador, son suficientes para iniciar una pelea entre mi esposa y yo.

El niño que me pide por 18ª vez que encienda la televisión me pone los nervios de punta y me hace perder la paciencia de una manera que nunca antes lo habría hecho.

No me malinterpretes, estoy increíblemente agradecida de poder ver tanto a mi preciosa familia. Estoy aún más agradecida por el privilegio de poder trabajar desde casa y limitar mi exposición al covid-19. Pero también siento el tirón y la tensión del mundo exterior que pesa sobre nuestra paciencia, y la realidad de estar en lugares pequeños con la misma gente todo el tiempo.

A medida que se acerca el invierno y se avecina la posibilidad de quedarse atrapado en el interior, más que la primavera, el verano y el otoño, esto solo puede empeorar. ¿Cómo podemos prepararnos para mantenernos cuerdos y llevarnos bien?

MIRA: Según los CDC, la ansiedad infantil ha aumentado notablemente en los últimos años: ¿sabrías reconocer si tu niño la sufre?

«El covid-19 ha ejercido presión sobre las relaciones, especialmente las personas que se encuentran en situaciones de familia, pareja o compañero de cuarto que no están acostumbrados a estar juntos tanto en [espacios] interiores», dijo Damon L. Jacobs, terapeuta matrimonial y familiar licenciado en Nueva York. «Con la llegada del invierno y el aumento de las tasas de covid, recomiendo a las personas que implementen algunos consejos para sobrevivientes sociales ahora mismo».

Demasiada unión

Muchos de nosotros pasamos de sentir que nunca tuvimos suficiente tiempo para ver a nuestras familias debido a los largos días en la oficina, los desplazamientos, los recados y las actividades, a estar uno encima del otro 24/7 y sentir que nos vemos demasiado.

A pesar de lo mucho que nos amamos y apreciamos la compañía de los demás, es posible que estemos pasando demasiado tiempo con nuestros compañeros de casa. Estar en la compañía de los demás todo el tiempo, a veces, nos ha llevado a la máxima irritación con nuestros convivientes.

El consejo de Jacobs es dejar de tener la razón y elegir las batallas; comunica tus sentimientos utilizando declaraciones en primera persona en lugar de asumir que sabes cómo se siente la otra persona; y asume la responsabilidad de sus propios sentimientos en lugar de culpar a los demás.

Reemplazar «debería» por «podría» al pensar en cómo otros miembros de su hogar podrían actuar o reaccionar ante algo, dijo Jacobs, puede ayudar a evitar un conflicto.

Toma un respiro

También podría ser el momento de tomar un descanso. Cuando no estamos negociando nuestras emociones y expectativas con los miembros de nuestra familia, podríamos trabajar en planear nuestras fugas.

«Todos necesitamos alejarnos el uno del otro de vez en cuando. Para mantener la cordura, reducir las tensiones y revivir, probablemente sea hora de reforzar sus límites o establecer algunos para tener un espacio muy necesario entre ustedes y su familia o compañeros de cuarto», dijo Susan Newman, psicóloga social y autora del área de Nueva York.

El dicho «la ausencia hace crecer el cariño» no es solo un cliché. El tiempo que pases lejos de tus seres queridos en realidad puede acercarte más, como se documenta en un estudio de la Universidad de Cornell de 2016.

Descubrí que los pequeños actos de separación pueden ayudar, como cerrar completamente la puerta de mi oficina en lugar de dejarla entreabierta mientras estoy trabajando para no poder escuchar a mi familia. Los audífonos con cancelación de ruido y una lista de reproducción nostálgica me transportan a otro tiempo y lugar. Y si siento que solo necesito unos minutos para mí después de un período de 48 horas con toda la familia, todo el tiempo, me excusaré para reorganizar los cajones de mi ropa o leer el periódico.

En esos casos, por lo general tengo aproximadamente cuatro minutos en soledad antes de que mi niño pequeño vuelva a exigir mi atención, pero incluso ese breve tiempo solo me ayuda a reagruparme y encontrar mi centro y mi calma.

«A veces, la única forma de escapar es salir de la casa. Designa una hora para caminar o trotar y avisa a los miembros de la familia que te irás. Con mal tiempo, ve a una parte diferente de la casa si tienes el espacio, pero no cedas a las solicitudes durante el tiempo decides hacerlo», dijo Newman.

Aun así, aunque pueda encontrarme anhelando ese viaje solitario al trabajo que siempre temí o sentir que mi presión arterial aumenta mientras los miembros de mi familia hablan entre ellos mientras trato de ver mi programa favorito, todavía los elijo cada vez, con tensión y todo.

Resulta que no estoy sola. Las parejas que pasan tiempo juntas son más felices, según un estudio de la Universidad de Minnesota de 2016 que siguió a miles de parejas durante un período de siete años.

No sé qué factores nos traerá el invierno: incremento de las tasas de covid-19, disturbios políticos. Oye, recibí una advertencia de tornado el otro día, tal vez se avecina una estampida de unicornios.

Pase lo que pase, estaré agradecida de enfrentarlo con mi familia, por mucho que nos molestemos unos a otros, con un descanso ocasional para ordenar el cajón de mis calcetines o sacar la basura.

Allison Hope es una escritora y nativa de Nueva York que prefiere el humor a la tristeza, los viajes a la televisión y el café a dormir.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up