Se estima que 205 millones de estadounidenses están en riesgo de que les desconecten los servicios públicos. Aquí te decimos dónde puedes conseguir ayuda

(CNN) — El trastorno económico por la pandemia de covid-19 hace que muchos estadounidenses se atrasen en el pago de sus facturas de servicios públicos.

Al menos 79,5 millones de adultos estadounidenses viven en hogares que están teniendo dificultades para pagar los gastos domésticos habituales durante la pandemia, según la última Encuesta del Pulso de los Hogares de la Oficina del Censo. Eso representa el 33% de los 249 millones de estadounidenses mayores de 18 años.

Ahora muchos se enfrentan a la difícil decisión de qué necesidad básica satisfacer.

Aunque al menos 33 estados promulgaron moratorias a la desconexión de servicios públicos en el marco del covid-19, muchas de estas vencieron o está programado que venzan en las próximas semanas.

«Probablemente llegaremos a 40 estados que no tendrán protección a finales de mes», dijo Charlie Harak, abogado principal del Centro Nacional de Derecho del Consumidor, especializado en temas de energía y servicios públicos para el consumidor.

MIRA: ¿Qué puedo hacer si un cobrador me acosa?

La Asociación Nacional de Directores de Asistencia Energética estima que esto podría dejar a 205,4 millones de estadounidenses en riesgo de perder el servicio. Harak dijo que lo más alarmante es la tendencia al alza de los que no se consideran clientes de «bajos ingresos» y se están quedando atrás.

«Los pobres no se están quedando atrás masivamente debido al covid, son las personas que no tienen ingresos bajos», dijo. «No puedes vivir en tu propia casa sin servicios públicos», agregó.

A continuación puedes encontrar los recursos para aquellos que pueden estar en riesgo de desconexión de los servicios públicos, recopilados por Impacta tu mundo.

Energía

Para solicitar asistencia energética, Harak dice que el Programa de Asistencia Energética para Hogares de Bajos Ingresos (LIHEAP, por sus siglas en inglés) es un excelente lugar para comenzar. El programa es una iniciativa financiada por el Gobierno federal. Su objetivo es ayudar a los hogares de bajos ingresos a pagar sus facturas de calefacción y aire acondicionado. Opera en todos los estados y en la mayoría de reservas tribales y territorios estadounidenses. Al comienzo de la pandemia, el Congreso infundió al programa US$ 900 millones como parte de la Ley CARES.

El Centro de Información de LIHEAP tiene más datos y la información sobre cómo se determina la elegibilidad. Si no calificas para LIHEAP, pero necesitas ayuda para pagar tus facturas de energía, tu agencia local de servicios sociales puede tener otros recursos disponibles.

Harak sugiere que te comuniques con tu compañía de gas, petróleo o electricidad para informarte sobre programas de presupuestos de facturación u opciones de pago alternativas, especialmente para clientes vulnerables como personas con discapacidades o ancianos.

«Muchos estados tienen ciertas protecciones contra la interrupción (de servicios) para poblaciones vulnerables», dijo Harak.

Podrías ser elegible para un plan de pago de tus facturas de servicios públicos. O para un Programa de Administración de Atrasos (AMP, por sus siglas en inglés) que te brindará un plan de pago y créditos de facturas por pagos puntuales.

Agua

Mucho antes de la pandemia, el acceso al agua era un problema constante en Estados Unidos.

«Veinte millones de estadounidenses están luchando para acceder a agua limpia, segura y asequible», dijo Monica Lewis-Patrick, directora ejecutiva de We the People of Detroit, que aboga por la asequibilidad del agua y otras causas.

«Hay muchos estadounidenses que no tienen que imaginarse un día sin agua. Ya lo están experimentando», remarcó.

Faltan moratorias a los cortes que cubran el agua en la mayoría de los estados. Y debido a esto millones más están en riesgo inmediato de perder lo que Lewis-Patrick llama un «derecho humano básico».

No existen programas federales de asistencia para pagar las facturas del agua. Si tienes dificultades para pagar la cuenta durante este tiempo, primero debes comunicate con tu departamento de agua local. Si bien la ayuda financiera directa no es común, es posible que te ofrezcan un plan que te ayudará a pagar el saldo de la factura del agua con el tiempo en algún tipo de programa de cuotas.

Algunas iniciativas que pueden serte útiles

También puedes ser elegible para recibir asistencia adicional en tu factura del agua de uno de los siguientes programas:

El Programa de Pago de Personas de Bajos Ingresos (LIPP, por sus siglas en inglés) es una buena opción para familias de bajos ingresos. Junto con las subvenciones en efectivo, el programa ofrece planes de pago a plazos. Estos pueden incluir un 20% de descuento en el total de las facturas mensuales.
El programa H2O Help to Others ofrece ayuda de emergencia, subvenciones y otros descuentos para ayudar a quienes corren el riesgo de que les corten el agua. Este programa también educa a los clientes en buenos hábitos de consumo de agua.
Los Programas de Asistencia al Cliente (CAPS, por sus siglas en inglés) tienen descuentos en las facturas, estructuras de tarifas especiales y más para ayudar a los clientes con dificultades financieras a mantener el servicio de agua.

Programas de caridad de asistencia de servicios públicos

Las organizaciones religiosas o sin fines de lucro locales pueden tener fondos disponibles para ayudarte a mantenerte conectado a través de sus programas de asistencia de emergencia. Organizaciones benéficas como Salvation Army y United Way brindan ayuda de emergencia con los servicios públicos.

Además, United Way opera la línea de ayuda y aplicación móvil 2-1-1, que proporciona referencias a programas que ayudan con alimentos, vivienda, apoyo financiero, problemas con los servicios públicos y más las 24 horas del día.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up