¿Por qué Trump está presentando tantas demandas poco sólidas en estados clave tras las elecciones?

(CNN) — La campaña de Trump se está moviendo de un estado a otro para anular la victoria del presidente electo, Joe Biden, en una serie de maniobras legales cada vez más salvajes sin reclamos creíbles, con probabilidades muy remotas y que tienen pocos precedentes.

Las demandas en Pensilvania, Michigan y Arizona ahora intentan promover un puñado de acusaciones y teorías legales, algunas basadas en acusaciones vagas y sin fundamento de fraude o quejas de acceso de procesamiento de boletas menores, como una forma de evitar que los funcionarios estatales certifiquen los resultados del voto popular, que actualmente favorecen a Joe Biden.

«A medida que la campaña de Trump ha presentado sus argumentos legales, realmente no ha producido ningún hecho o teoría legal que sea más fuerte que cuando comenzó», dijo el abogado electoral y analista de CNN Rick Hasen.

Las demandas de Trump y el Partido Republicano sobre las elecciones

Revista repite portada de Trump después de la victoria de Biden 1:53

La estrategia de campaña del presidente Donald Trump parece ser cada vez más arrojar suficientes dudas sobre los recuentos de votos para que pueda encontrar jueces que impidan que los estados certifiquen la elección que hicieron sus votantes, según expertos en elecciones, incluido Ben Ginsberg, un abogado republicano de larga data, que ahora es analista de CNN. El Colegio Electoral no selecciona formalmente al presidente sino hasta el 14 de diciembre, con una fecha límite clave del 8 de diciembre.

Si eso funcionara, en teoría, podría abrir el camino para las legislaturas estatales —especialmente los republicanos en el poder en Michigan y Pensilvania— para argumentar que deberían tomar sus propias decisiones para su lista del Colegio Electoral, entregando a Trump una victoria que va en contra de la victoria de Biden en más de un estado. Pero no podría acercarse a darle a Trump la victoria electoral sin mucha ayuda.

«Sospecho que el sueño imposible de la campaña de Trump es forzar todos estos asuntos que nunca antes se han litigado ante la Corte Suprema», dijo Ginsberg.

Tanto los expertos legales liberales como los conservadores dicen que el enfoque teórico que Trump parece estar intentando es extremadamente improbable. Incluso el estratega republicano de larga data, Karl Rove, escribió en The Wall Street Journal el miércoles por la noche que la victoria de Biden no sería anulada.

«Para ganar, el Sr. Trump debe demostrar un fraude sistemático, con decenas de miles de votos ilegales. Hasta ahora no hay evidencia de eso. A menos que surja algo rápidamente, las posibilidades del presidente en la corte disminuirán precipitadamente cuando los estados comiencen a certificar los resultados», escribió Rove, quien durante mucho tiempo ha sido considerado un autor intelectual de las maniobras políticas durante la presidencia de George W. Bush.

Los abogados de la campaña de Biden han dicho que lo de la campaña de Trump es un teatro de demandas y nada más.

ANÁLISIS | La impactante abdicación de Trump a liderar mientras la pandemia empeora

La demanda a las elecciones en Pensilvania

Pensilvania: aunque anularan 10.000 votos, Biden ganaría 1:52

Pensilvania ha sido testigo de la mayoría de los intentos de la campaña de Trump para confundir la aparente victoria de Biden en los tribunales, y tiene ahí su caso más audaz para intentar impedir que los líderes estatales certifiquen los resultados de la votación.

Sin embargo, los principales republicanos de la Legislatura de Pensilvania han dicho que los electores presidenciales del estado seguirán el resultado del voto popular.

Biden lidera por 50.000 votos en Pensilvania y CNN lo ha proyectado como ganador del estado.

La campaña de Trump presentó un caso ante un tribunal federal el lunes con muchas denuncias sobre las elecciones en Pensilvania y poca evidencia. El caso alega que los votantes se han enfrentado a violaciones de los derechos constitucionales, porque los condados adoptaron diferentes enfoques para procesar las papeletas de voto en ausencia y que los observadores a veces no pudieron ver el procesamiento de las papeletas por completo, los mismos tipos de argumentos que han enfrentado los jueces escépticos en otros tribunales.

La campaña de Trump pidió al juez federal Matthew Brann en el Distrito Medio de Pensilvania que detuviera la certificación de los resultados de las elecciones. Brann escuchará los argumentos y tendrá una audiencia para que los testigos testifiquen el próximo martes y jueves.

Otros casos de campaña de Trump o republicanos en vivo en el estado tienen que ver con el manejo de boletas de voto ausente con defectos u otras situaciones especiales, como sobres de privacidad faltantes, falta de una dirección en el sobre exterior o corregido con un voto provisional, o boletas enviadas por correo recibidas después del día de las elecciones. Incluso si todos los casos, incluida una demanda en la Corte Suprema de Estados Unidos por los votos que llegaron tarde, tuvieran éxito, la cantidad de boletas afectadas sería de unos pocos miles. Eso no sería suficiente para superar la ventaja de Biden sobre Trump.

Otro caso persistente en el estado es una apelación de los demócratas después de que los observadores electorales de la campaña de Trump en Filadelfia obtuvieron la capacidad de estar un poco más cerca de los procesadores de boletas, que la campaña de Trump ha utilizado para promover su esfuerzo de relaciones públicas para crear dudas en el proceso electoral.

ANÁLISIS | Crece la alarma por las ‘acciones dictatoriales’ de Trump, mientras niega su derrota electoral

Michigan: la demanda busca frenar la victoria de Biden

Biden lidera en estados clave y 74 millones votaron anticipadamente 1:19

Dos casos judiciales de la campaña de Trump, en los tribunales estatales y federales de Michigan, buscan frenar o evitar que el estado y el condado de Wayne, que incluye un Detroit fuertemente demócrata, certifiquen los votos allí. Los funcionarios de Michigan han dicho que las elecciones se llevaron a cabo correctamente.

En un caso ante un tribunal federal presentado el miércoles, la campaña de Trump le pidió al tribunal que esencialmente fuerce la repetición del conteo de votos ausentes en Michigan y que impida que el estado certifique sus resultados electorales.

CNN ha proyectado a Biden como el ganador del estado en casi un 3% sobre Trump, con una ventaja de casi 150.000 votos.

Un juez de la Corte de Reclamaciones de Michigan ya desestimó la demanda a nivel estatal dos días después de su presentación, calificando como un rumor la «evidencia» que la campaña de Trump promocionaba con respecto al recuento de votos ausentes.

El miércoles, en una audiencia en un tribunal estatal, dos demandantes individuales hicieron una apesta similar a la campaña de Trump y pidieron una auditoría para evitar la certificación del resultado.

El abogado David Fink, en representación de Detroit, le explicó al juez en esa audiencia que bloquear la finalización de los votos de Michigan eliminaría al estado del Colegio Electoral, expulsaría la selección del presidente a la Cámara de Representantes de EE.UU. o permitiría a la Legislatura estatal controlada por los republicanos tratar de asentar su propia lista de electores.

El juez Timothy Kenny dijo que daría a conocer su opinión el viernes.

Arizona: Trump demandó los resultados y dice que superaría a Biden por «miles de votos»

La campaña de Trump presentó una demanda el sábado buscando bloquear el escrutinio o la certificación de todas las boletas emitidas en persona el día de las elecciones en el condado de Maricopa, el condado más poblado del estado de campo de batalla que incluye a Phoenix, hasta que pudieran ser revisadas.

Biden lidera a Trump en el estado por más de 12.000 votos. CNN no ha proyectado un ganador en el estado. Pero la campaña de Trump alega que una revisión de casi 166.000 votos emitidos en persona el día de las elecciones «daría hasta miles de votos adicionales para el presidente Trump y otros candidatos republicanos en las elecciones generales del 3 de noviembre de 2020».

En la demanda, que revivió afirmaciones refutadas de que los bolígrafos Sharpie estaban privando del derecho al voto a los votantes, la campaña argumentó que las boletas de algunos votantes fueron rechazadas por máquinas de tabulación debido a defectos, como marcas perdidas o borrones de tinta de los bolígrafos Sharpie. La campaña está tratando de defender su caso utilizando declaraciones de dos votantes que sospecharon pero no tenían evidencia de que su boleta no fue contada.

Un funcionario electoral del condado de Maricopa le dijo a la corte que solo 180 votos emitidos el día de las elecciones eran revisables, y que no hubo ningún problema sistémico con la elección.

La campaña de Trump ha intentado retrasar una audiencia judicial y un abogado de Trump intentó sellar las identidades de las personas a las que quería llamar para testificar en una audiencia programada para el jueves.

Los abogados del condado de Maricopa se opusieron.

«El público tiene derecho a saber qué tan endebles son las pruebas de los demandantes», escribieron.

La campaña de Trump anteriormente participó en una demanda de Arizona presentada por una docena de votantes que alegaron que los Sharpies pudieron haber causado problemas en la boleta electoral. Finalmente, retiraron esa demanda.

Gobierno de Trump retira a altos funcionarios de defensa e instala a los leales, lo que desata alarma en el Pentágono

Habrá recuento de votos en Georgia, asegura funcionario 1:04

Georgia hace un recuento manual

Georgia no tiene ningún litigio prolongado, pero se está realizando un recuento manual, anunció el estado el miércoles por la mañana. Biden lidera por unos 14.000 votos en el estado, o un 0,3%. CNN no ha proyectado ganador en este estado.

Incluso con un recuento, un margen de votos por encima de los 1.000 votos es una brecha grande y aparentemente insuperable que Trump debe superar. En recuentos de votos desde el año 2000, el cambio promedio en el número de votos ha sido de unos cientos, según una investigación del grupo no partidista FairVote.

«Todo es un paso en el camino hacia el objetivo final de que el presidente sea reelegido», dijo el miércoles el asesor legal de campaña Stefan Passantino con respecto al recuento.

— Jessica Schneider, Annie Grayer, Michael Warren y Pamela Brown de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up