Muere un hombre por ataque de tiburón en popular playa de Australia

(CNN) — Un hombre murió el domingo después de ser atacado por un tiburón cerca de Broome en Australia Occidental, según la policía, lo que marca el octavo ataque fatal de tiburón en el país este año.

«Aproximadamente a las 8:45 am de esta mañana, 22 de noviembre de 2020, se informó a la policía de un ataque de tiburón fatal en Cable Beach», dijo la policía de Australia Occidental en un comunicado a CNN.

«El hombre fue recuperado del agua y fue tratado por la policía local antes de la llegada de la ambulancia de St. John. Trágicamente, el hombre, un residente local de unos 50 años, murió como resultado de sus heridas».

Según Surf Life Saving Western Australia y la policía, Cable Beach, ubicada en la costa noroeste de Australia junto al popular destino de vacaciones de Broome, ha sido cerrada mientras los oficiales de pesca del Departamento de Industrias Primarias y Desarrollo Regional realizan patrullas.

Las patrullas se detendrán durante la noche y se reanudarán el lunes por la mañana, dijo Surf Life Saving Western Australia en una actualización en línea el domingo por la noche.

Se ha advertido al público que tenga precaución en el área de Cable Beach e informe a la policía sobre cualquier avistamiento de tiburones.

El incidente ocurrió aproximadamente a 1,6 km al norte de Cable Beach Surf Club. Las playas se han cerrado desde Dampier Creek hasta Coconut Wells.

Una imagen de archivo muestra las arenas doradas de Cable Beach, en las afueras de Broome, en el norte de Australia Occidental.

Solo han pasado seis semanas desde que el último ataque fatal de tiburones, también en Australia Occidental, marcó la mayor cantidad de muertes por tiburones en el país desde 1934. No se encontraron los restos de la víctima en ese ataque de octubre, aunque sí su tabla de surf.

Los ataques de este año han tenido lugar en varios estados diferentes, incluidos Queensland y Nueva Gales del Sur. Entre ellos se encuentra un buzo que también desapareció en enero tras un presunto ataque de gran blanco. Su cuerpo tampoco fue encontrado nunca.

Para poner en perspectiva el aumento de este año, no hubo muertes por ataques de tiburones en Australia en 2019.

La última vez que el país tuvo siete muertes por ataques de tiburones al año fue en 1934, según un portavoz de la Taronga Conservation Society Australia. La cifra anual más alta registrada se remonta a 1929, con nueve muertes.

Jessie Yeung de CNN contribuyó a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up