Iota es considerado el huracán más fuerte de la historia en azotar Nicaragua, dice el gobierno

(CNN) — Iota ya es considerado el más fuerte huracán que ha azotado Nicaragua en la historia del país centroamericano y hasta el momento ha dejado varias personas muertas, según el gobierno local.

Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, informó este miércoles que hasta el momento han fallecido 16 personas por el paso del huracán Iota por el país. Murillo indicó que entre las víctimas hay mujeres, hombres y niños.

Así puedas ayudar a los afectados por el huracán Iota en Centroamérica

Más de 400.000 personas en Nicaragua se vieron afectadas por la tormenta cuando tocó tierra cerca de Haulover, el martes, como un huracán de categoría 4 con vientos máximos sostenidos cerca de 250 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

(Photo by STR/AFP via Getty Images)

Más de 62.000 personas en la nación centroamericana han sido trasladadas a 683 refugios gubernamentales luego de la tormenta, dijo el martes el gobierno del país en la televisión nacional.

Casi no hay comunicación con la ciudad de Bilwi, también conocida como Puerto Cabezas, debido a apagones y cables eléctricos caídos.

En tanto, en la isla colombiana de Providencia, al menos dos personas murieron y una está desaparecida, según el presidente de Colombia, Iván Duque.

Un habitante del barrio Nuevo Paraíso en la isla de Belén camina sobre una zona inundada tras el paso del huracán Iota el 17 de noviembre de 2020 en Cartagena, Colombia.

Huracán Iota se degrada a tormenta tropical

Iota se degradó a huracán de categoría 4 cuando tocó tierra y posteriormente a tormenta tropical, dijo el NHC. Se esperaba que el centro de la tormenta se moviera sobre el sur de Honduras el martes y que continúe debilitándose cerca de El Salvador, el miércoles.

La tormenta se encuentra actualmente a 40 kilómetros de El Papalón, en El Salvador, con vientos máximos sostenidos de 65 km/h, según el aviso de las 12:00 am del miércoles por parte del NHC.

La disipación de Iota no ha hecho nada para minimizar la devastación en una región que aún se recupera del paso del huracán Eta.

Las olas de la tormenta se sentirán tan al norte como la península de Yucatán, tan al este como Jamaica y tan al sur como Colombia. Iota tocó tierra a unos kilómetros al sur de donde golpeó el huracán Eta, lo que podría dejar a la región marcada por generaciones.

En varias ciudades de la región de Rivas, en Nicaragua, una franja de tierra entre el lago de Nicaragua y el Océano Pacífico en el suroeste de la nación, las autoridades están monitoreando los ríos y llevando a familias vulnerables a refugios, dijo el NHC.

Las fotos de la agencia muestran a personas con el agua hasta las rodillas en Rivas y en Bilwi, en la costa norte. A los residentes de Bilwi, donde las telecomunicaciones se han visto afectadas, se les pidió «mantener la calma, mantenerse alejados de los lugares que son vulnerables o que representan algún peligro para la seguridad humana».

Cruz Roja pide apoyo internacional por azote de Iota 6:01

Evacuados en la isla colombiana de Providencia

Al menos dos personas murieron y una está desaparecida en Providencia, dijo el martes el presidente de Colombia, Iván Duque. Ciento doce personas fueron evacuadas de la isla el martes, entre ellas seis heridas de gravedad.

«Nos alegra que, gracias a nuestros preparativos y las medidas que tomamos, la comunidad de Providencia no se ha visto afectada por un gran número de muertos», dijo Duque. «Sin embargo, lamentamos la pérdida de dos personas».

La infraestructura de la isla quedó completamente destruida, dijo Duque. La prioridad ahora es limpiar la isla de escombros y establecer campamentos de emergencia y hospitales de campaña lo más rápido posible.

El alcalde local, Jorge Norberto Gari Hooker, había ordenado un toque de queda total desde el domingo por la noche y establecido 15 refugios municipales para que la población se resguadara.

Así son San Andrés y Providencia, devastadas por 2 huracanes 2:22

Las islas de San Andrés y Providencia, ubicadas al noroeste de la parte continental de Colombia, sintieron por primera vez en la historia registrada el impacto de un huracán de categoría 5, dijo Duque el lunes.

Fuertes lluvias

Iota debería disiparse cerca de El Salvador el miércoles por la noche, dijo el Centro de Huracanes el martes por la tarde.

La tormenta ha arrojado fuertes lluvias. Honduras y gran parte de Nicaragua, Guatemala y Belice esperaban al menos 25 centímetros y hasta 76 centímetros de lluvia hasta el jueves, mientras que en áreas desde El Salvador hasta Panamá pueden esperar de 10 a 20 centímetros, con máximos aislados de 30 centímetros.

Gente de la colonia San Rafael en Honduras se prepara para la escasez de agua al cruzar el río Ulúa para evacuar el lunes.

«Esta lluvia provocará inundaciones repentinas e inundaciones de ríos importantes y potencialmente mortales, junto con deslizamientos de tierra en áreas de terreno más alto», dijo el martes el centro de huracanes en su última alerta.

«El oleaje generado por Iota afectará gran parte de la costa de Centroamérica y la Península de Yucatán durante el próximo día. Es probable que esta creciente provoqun oleaje que ponga en peligro la vida y afecte las condiciones de la corriente».

Centroamérica todavía se está recuperando de Eta

Iota avanza por Centroamérica con fuertes lluvias 2:32

Iota será el segundo huracán importante que azote el área en dos semanas. El 3 de noviembre, el huracán Eta tocó tierra como huracán de categoría 4, provocando deslizamientos de tierra e inundaciones que desplazaron a miles y dejaron decenas de personas muertas o desaparecidas.

Es el huracán número 13 de la temporada de huracanes del Atlántico de 2020, una temporada histórica con30 tormentas con nombre, la mayor cantidad jamás registrada. Esto es lo más tarde en el año en que ha habido un huracán de categoría 5 en la cuenca del Atlántico, según el centro de huracanes.

Más de 3,6 millones de personas en Centroamérica se han visto afectadas por el huracán en diversos grados, dijo la Cruz Roja a principios de esta semana.

Si bien la extensión total del daño de Eta no se sabrá por un tiempo, el poderoso huracán, combinado con la pandemia de coronavirus, puede tener efectos que duren años.

Personas intentan recuperar sus pertenencias en medio del lodo tras el paso del huracán Eta mientras se preparan para evacuar el barrio Omonita en El Progreso, departamento de Yoro, Honduras.

Eta se mantuvo durante días sobre Nicaragua, Honduras y Guatemala, con fuertes lluvias que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra que arrasaron con comunidades enteras.

Decenas de personas en el remoto pueblo guatemalteco de San Cristóbal siguen desaparecidas después de que un deslizamiento de tierra arrasó el lugar la semana pasada.

Stefano Pozzebon, Hollie Silverman, Gene Norman y Robert Shackelford de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up