El aumento de casos de coronavirus durante Acción de Gracias podría convertirse en el alza de muertes en Navidad, advierte un profesor de salud

(CNN) — Estados Unidos vive la crisis de salud pública más peligrosa desde la pandemia de influenza de 1918 y los expertos en salud dicen que no parece que el coronavirus se desacelere pronto con la llegada de la temporada navideña.

Estados Unidos reportó 2.046 muertes el miércoles, la cifra diaria más alta de muertes por coronavirus que el país ha reportado desde principios de mayo, según muestran los datos de la Universidad Johns Hopkins.

El país también alcanzó un nuevo récord de hospitalización diaria, con 89.954 personas actualmente hospitalizadas por covid-19, según el Proyecto de seguimiento de covid. Este es el decimosexto día consecutivo en que la cifra establece un récord para la pandemia.

MIRA: ANÁLISIS | En Trump y Biden chocan la realidad y la fantasía en Acción de Gracias

«Me preocupa que el aumento repentino del Día de Acción de Gracias se sume a lo que se convertirá en el aumento navideño, lo que hará que este parezca que no fue tan malo», dijo Michael Osterholm, director del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas y Política en la Universidad de Minnesota.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron un pronóstico conjunto el miércoles que proyecta entre 294.000 y 321.000 muertes por coronavirus en Estados Unidos para el 19 de diciembre.

«Tenemos que entender que estamos en un lugar muy peligroso. La gente tiene que dejar de intercambiar aire», expresó Osterholm. «Es así de simple».

Las barras grises representan el número de nuevas muertes notificadas cada día. La línea naranja discontinua muestra el promedio móvil de siete días.

Osterholm le dijo a Jim Acosta de CNN el miércoles que los estadounidenses deben comprender cuán peligroso es el virus y cuánto más peligroso se volverá.

«Vamos a ver nuestros hospitales literalmente al borde del colapso», aseguró.

Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) del gobierno federal anunciaron el miércoles un plan para brindar atención hospitalaria aguda en el hogar y relajar las regulaciones sobre la atención quirúrgica fuera de los hospitales como parte de un esfuerzo por aumentar la capacidad de atención a medida que aumentan las hospitalizaciones por coronavirus en todo el país.

Los centros permitirán que las personas vulnerables accedan a cuidados críticos distintos del coronavirus sin ingresar a un entorno donde puedan estar expuestos al virus.

MÁS: Las muertes diarias por covid-19 pronto se duplicarán, predice experto; otros advierten por las reuniones de Acción de Gracias

«Estamos en un nuevo nivel de respuesta a la crisis contra el covid-19», dijo el administrador de CMS, Seema Verma, en un comunicado. «Con nuevas áreas en todo el país que experimentan desafíos importantes para la capacidad de sus sistemas de atención médica, nuestro trabajo es asegurarnos de que las regulaciones de CMS no se interpongan en el camino de la atención al paciente de covid-19 y más allá».

Osterholm y Verma no son los únicos expertos que suplican y tratan de advertir al público. El miércoles el Dr. Anthony Fauci dijo al programa «Good Morning America» ​​de ABC que su última petición previa al Día de Acción de Gracias es mantener las reuniones festivas en espacios interiores lo más pequeñas posible.

«Lo que no queremos ver es otro aumento superpuesto al incremento (actual) … que nos daremos cuenta de tres (a) tres semanas y media a partir de ahora» si la gente no tiene cuidado, afirmó Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, a la cadena ABC.

Los funcionarios de salud pública generalmente han instado a los estadounidenses a celebrar el Día de Acción de Gracias solo con miembros de la misma casa, o al menos a reunirse al aire libre, para evitar una mayor propagación del virus. Los CDC también recomendaron la semana pasada que los estadounidenses no viajen para el Día de Acción de Gracias.

Aun así, los viajes aéreos han aumentado en comparación con las semanas anteriores durante la pandemia. El domingo fue el día más importante para los viajes aéreos desde el 16 de marzo, con 1,05 millones de personas examinadas, mientras que más de 900.000 personas fueron examinadas el martes, según la Administración de Seguridad del Transporte.

Hasta el miércoles por la noche, había 12,7 millones de casos de covid-19 en Estados Unidos y más de 262.000 muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Estados Unidos está lucha por mantener el virus bajo control, ya que cada día se reportan nuevos casos. Las barras grises representan el número de casos nuevos notificados cada día. La línea roja discontinua muestra el promedio móvil de siete días.

Los médicos temen que se acerquen ‘los días más oscuros de la historia médica estadounidense moderna’

Por más sombrías que puedan parecer las cifras actuales, los médicos y funcionarios de todo el país proyectan unas próximas semanas aún más difíciles.

En Houston, el Dr. Joseph Varon, jefe de personal del United Memorial Medical Center, dijo que ha trabajado durante 251 días seguidos debido a la pandemia.

Indicó que sospecha que la cantidad de casos en el hospital empeorará a medida que el país espera una vacuna, especialmente si la gente no toma en serio las exhortaciones de los funcionarios de salud pública a distanciarse socialmente y usar máscaras.

«Mi preocupación para las próximas seis a 12 semanas es que si no hacemos las cosas bien, Estados Unidos verá los días más oscuros en la historia médica estadounidense moderna», afirmó Varon a CNN el miércoles.

«Mi hospital está lleno. Acabo de abrir dos alas nuevas para poder alojarme durante los próximos días, porque sé que mucha gente se va a enfermar después del Día de Acción de Gracias», explicó.

«Mis enfermeras a mitad del día comenzarán a llorar porque reciben muchos pacientes, y es una historia interminable», dijo Varon. «Cuando finalmente terminan de recibir a un paciente, reciben una llamada telefónica de la sala de emergencias que les dice que hay otro paciente ingresado».

Para frenar la propagación, más restricciones

Esta semana se anunciaron más restricciones en Nashville, donde el alcalde John Cooper dijo que los restaurantes y bares estarán limitados a un máximo del 50% de su capacidad, con distanciamiento social.

Además, habrá un horario de 10 p.m. como última llamada y servicio de alimentos y bebidas y no ingreso a establecimientos después de ese horario. Los nuevos límites entrarán en vigor el 30 de noviembre.

«Las modificaciones adicionales se realizan en respuesta al aumento continuo en los casos de covid y las preocupaciones sobre la capacidad del hospital», escribió Cooper en Twitter.

En Nueva York, que cerró escuelas la semana pasada porque las tasas de positividad de las pruebas locales aumentaron por encima del 3%, el alcalde Bill de Blasio señaló el miércoles que él y el gobernador trabajan en un plan para reabrir los edificios.

El plan incluirá un aumento de las pruebas en las escuelas, que había sido una vez al mes. «Queremos que todos los niños puedan ser evaluados en cada punto», indicó de Blasio.

En la comunidad texana de El Paso, que ha sido muy afectada, el juez del condado Ricardo Samaniego anunció el martes un toque de queda parcial que funcionaría para abordar las actividades sociales y recreativas, pero no se aplica cuando los residentes están fuera por negocios esenciales o no esenciales. El toque de queda se ejecutará a partir de las 10 p.m. a las 5 a.m. y vencerá el lunes.

«Podrás comprar lo que sea que necesites en cualquier negocio esencial o no esencial en las condiciones que se establezcan», dijo. «Tratamos de crear un equilibrio entre la salud de nuestra comunidad y la economía».

MÁS: Proclamación de Acción de Gracias de la Casa Blanca llama a «reunirse», pese a aumento de covid-19

«Pero déjeme enfatizar lo siguiente», dijo el juez. «Es una orden de confinamiento. Se insta encarecidamente a los residentes a refugiarse en su hogar. Si sales para obtener servicios esenciales o no esenciales, esta orden recomienda encarecidamente que sólo una persona por familia participe en la obtención de bienes y servicios».

En Louisiana, el gobernador John Bel Edwards anunció que el estado impondría más restricciones a partir del miércoles, en medio de una «tercera oleada agresiva de covid-19». Los restaurantes, gimnasios, peluquerías, salones de manicura, cines y negocios no esenciales están limitados al 50% de su capacidad.

«No hay una sola región de nuestro estado que no esté viendo aumentos en nuevos casos, hospitalizaciones y una creciente positividad de las pruebas de covid, y estoy muy preocupado por la trayectoria de Louisiana y nuestra capacidad para continuar brindando atención médica a nuestra gente si nuestros hospitales están invadidos por pacientes enfermos», dijo Edwards.

«Este es el momento de hacer cambios», agregó.

Pete Muntean, Kristina Sgueglia, Naomi Thomas, Lauren Mascarenhas, Artemis Moshtaghian, Cheri Mossburg y Shelby Lin Erdman de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up