El huracán Iota provoca vientos catastróficos e inundaciones potencialmente mortales a solo kilómetros de donde Eta tocó tierra

(CNN) — El huracán Iota se ha adentrado en una zona de Centroamérica que aún se está recuperando de Eta y lleva consigo la posibilidad de inundaciones «potencialmente mortales», vientos catastróficos y deslizamientos de tierra.

Las marejadas de la tormenta se sentirán desde Centroamérica hasta la península de Yucatán, hasta Jamaica en el este y hasta Colombia en el sur, pero su llegada a tierra fue a solo 24 kilómetros al sur de donde golpeó el huracán Eta, lo que podría dejar la región marcada por generaciones.

Iota toca tierra en Nicaragua como huracán categoría 4

El huracán alcanzó una fuerza de categoría 5, pero tocó tierra cerca de la ciudad de Haulover, Nicaragua, a las 10:40 pm, hora de Miami, como categoría 4, con vientos máximos sostenidos cercanos a 250 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés). Desde entonces se ha debilitado a vientos cercanos a las 165 km/h.

Fuertes lluvias por el huracán Iota

Quienes se encuentran en el área han comenzado a sentir las fuertes lluvias de la tormenta. Honduras y Nicaragua esperan totales máximos de 76,2 centímetros de lluvia hasta el jueves, mientras que de El Salvador a Panamá pueden esperar de 15 a 25 centímetros, con máximos aislados de 38,1 centímetros. Las inundaciones fluviales y repentinas podrían seguir pronto junto con una peligrosa marejada ciclónica que probablemente eleve los niveles de agua hasta de 3 a 4,5 metros, dijo el NHC en una alerta a la 1 am.

La marejada ciclónica pronosticada a lo largo de las costas de Nicaragua y Honduras estará acompañada de «olas grandes y destructivas», junto con crecidas que causan «olas que amenazan la vida y condiciones de corrientes de resaca», según el aviso.

Las advertencias de huracán están vigentes para la costa de Nicaragua desde su frontera con Honduras hasta Sandy Bay Sirpi, así como la costa del noreste de Honduras, dijo el NHC. También existen alertas de tormenta tropical para Providencia, San Andreas y las Islas de la Bahía.

Sigue el recorrido de Iota

Aunque el huracán alcanzó Centroamérica con un impacto devastador, se esperaba que se debilite después de tocar tierra y luego se disipe en la región el miércoles por la noche.

Islas colombianas sienten los primeros impactos

Antes de llegar a Nicaragua, el huracán se convirtió en el primero de su fuerza en azotar las islas colombianas de San Andrés y Providencia en la historia registrada, dijo el lunes el presidente de Colombia, Iván Duque.

San Andrés y Providencia han sido parte de Colombia durante siglos pero están geográficamente más cerca de Centroamérica que del territorio continental colombiano.

Duque dijo el lunes que al menos una persona murió en Providencia y que Iota ha afectado el 90% de la infraestructura de la isla. El aeropuerto local también está inutilizable debido a los escombros, dijo Duque.

«Es la primera vez que un huracán de categoría 5 llega a nuestro territorio desde que comenzaron los registros», dijo Duque durante una conferencia de prensa nacional desde Bogotá, la capital del país. «Estamos ante un asunto con características nunca antes presenciadas por nuestro país».

Un barco de la Armada debía partir de Cartagena el lunes por la noche en su camino a Providencia con suministros, dijo Duque.

Centroamérica todavía se recupera de Eta

Iota es el segundo huracán importante que azota el área en dos semanas. El 3 de noviembre, el huracán Eta tocó tierra como categoría 4, provocando deslizamientos de tierra e inundaciones que dejaron miles de desplazados y decenas de personas muertas o desaparecidas.

Iota es el decimotercer huracán de la temporada de huracanes del Atlántico de 2020, que ha hecho historia con 30 tormentas con nombre, la mayor cantidad jamás registrada. Esto es lo más tarde en el año en que ha habido un huracán de categoría 5 en la cuenca del Atlántico, según el centro de huracanes.

Más de 3,6 millones de personas en Centroamérica se han visto afectadas por Iota en diversos grados, dijo la Cruz Roja a principios de esta semana.

Si bien la extensión total del daño de Eta no se sabrá por un tiempo, el poderoso huracán, combinado con la pandemia de coronavirus, puede tener efectos que duren años.

Como tormenta, Eta se mantuvo durante días sobre Nicaragua, Honduras y Guatemala, con fuertes lluvias que provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra que borraron a comunidades enteras del mapa.

Decenas de personas en el remoto pueblo guatemalteco de San Cristóbal siguen desaparecidas después de que un deslizamiento de tierra lo arrasó la semana pasada.

Hollie Silverman, Gene Norman y Robert Shackelford de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up