ANÁLISIS | Trump probablemente no pueda otorgarse un perdón presidencial a sí mismo. Aunque todavía podría tratar

(CNN) — El presidente Donald Trump ha reconocido, en cierto modo y sin admitir la derrota, que Joe Biden asumirá el cargo el 20 de enero al mediodía.

Entre ahora y entonces, podemos esperar a ver el festival de perdones presidenciales de último minuto llevado a cabo por la mayoría de los presidentes. Y cualquier apostador pensaría que Trump lo hará a lo grande.

Trump ya conmutó la sentencia de su asesor informal Roger Stone. Pero su exdirector de campaña Paul Manafort todavía se encuentra en confinamiento domiciliario cumpliendo una sentencia de prisión. Su exasesor de seguridad nacional Michael Flynn admitió haber mentido al FBI, pero aún no ha sido sentenciado y ha estado tratando de retirar la declaración.

Hay una larga lista de otras personas a las que Trump también podría conceder el favor de un perdón presidencial. Una pregunta que surgirá hasta que deje el cargo es si podría concederse ese favor a sí mismo.

Trump ha preguntado repetidamente a sus asistentes sobre los perdones para él y los miembros de su familia y si podría emitirlos de manera preventiva, según un informe reciente de CNN.

¿Por qué Trump necesitaría un perdón presidencial?

Es muy posible que sea una pregunta académica, ya que Trump no parece estar enfrentando investigaciones penales federales actualmente. Su secretario de Justicia, Bill Barr, ha dejado muy claro que seguirá las directrices existentes del Departamento de Justicia que previenen que un presidente en funciones sea acusado de un delito.

Sin embargo, el exabogado de Trump Michael Cohen ha cumplido condena en la cárcel por violar la ley federal de financiamiento de campañas para diseñar pagos de dinero en secreto en 2016 a mujeres que dijeron haber tenido relaciones con el futuro presidente. Hay un audio en el que Trump discute los pagos. Quizá sea concebible que pueda otorgarse un perdón a sí mismo por violar la ley electoral.

Esos pagos también están en el centro de una investigación sobre Trump por parte del fiscal de distrito de Manhattan. Este ha estado buscando los registros financieros de Trump en una batalla judicial de larga duración.

Pero los perdones presidenciales no sirven para los delitos estatales. En términos de estas investigaciones estatales sobre sus asuntos financieros y su organización benéfica ahora desaparecida, un perdón federal no le servirá de nada en la corte estatal de Nueva York.

Si se vuelve creativo, quizá también podría intentar usar el auto-perdón para lidiar con un posible juicio fiscal federal futuro en su contra. El Servicio de Impuestos Internos​ (IRS), por ejemplo, dice que reclamó incorrectamente una cancelación de impuestos de US$ 72,9 millones, según The New York Times sobre sus declaraciones de impuestos.

LEE: ANÁLISIS | Biden revela su equipo mientras el cortafuegos de Trump se derrumba

Trump claramente cree que tiene el poder de otorgarse un perdón a sí mismo

Lo dijo en 2018, después de que concluyó la investigación sobre Rusia, Trump reclamó el poder, pero también señaló el peligro político que enfrentaría al usarlo.

«Como han declarado numerosos eruditos legales, tengo el derecho absoluto de OTORGARME UN PERDÓN, pero ¿por qué haría eso cuando no he hecho nada malo?».

Sin embargo, como señaló el analista legal de CNN Elliot Williams, un auto-perdón sería admitir alguna forma de culpa.

«Un perdón es en realidad un reconocimiento de que ha ocurrido un delito o un delito imputable. Por lo tanto, no solo parecería culpable, estaría reconociendo que cometió un delito», dijo Williams durante una aparición en CNN el 12 de noviembre.

En la medida en que hay una pregunta abierta sobre el auto-perdón, es porque ningún otro presidente de Estados Unidos tuvo la audacia de pensar que podía hacerlo. La Constitución no lo prohíbe expresamente por escrito, aunque sí prohíbe los perdones en casos de juicio político. Pero eso no significa que Trump pueda hacerlo.

Las reglas se remontan a Richard Nixon

Hubo un memorando legal escrito por la Oficina de Asesoría Legal del Departamento de Justicia pocos días antes de la renuncia de Nixon en 1974 que argumentó que un presidente no podía perdonarse a sí mismo.

La posición del Departamento de Justicia era bastante simple: «Bajo la regla fundamental de que nadie puede ser juez en su propio caso, parecería que la pregunta debe ser respondida negativamente».

Esa es una opinión legal, no una ley. Pero al igual que la opinión de que un presidente en ejercicio no puede ser acusado de un delito, estas cosas adquieren la sensación de un precedente. En cambio, el sucesor y exvicepresidente de Nixon, Gerald Ford, le dio a su antiguo jefe un perdón incondicional un mes después, probablemente frustrando la ambición de Ford de ser elegido presidente.

Ford hizo una declaración expansiva, limpiando la pizarra de Nixon y entregándole «un perdón total, gratuito y absoluto a Richard Nixon por todos los delitos contra Estados Unidos que él, Richard Nixon, haya cometido o pueda haber cometido o en los que haya participado durante el período comprendido entre el 20 de enero de 1969 y el 9 de agosto de 1974».

MIRA: ¿Qué representa la transición de Biden sin el reconocimiento oficial de Trump?

¿Cuáles son las otras opciones de Trump?

Trump tiene otros movimientos disponibles para él, según el memo. Podría, como Nixon, renunciar y entregar el poder en sus últimos días al vicepresidente Mike Pence, quien podría otorgarle un perdón.

Incluso podría ceder temporalmente el poder a Pence bajo la Enmienda 25 y permitir que Pence, como presidente en funciones, le otorgue el perdón.

«El problema es que eso está plagado de peligros políticamente para Mike Pence, porque en última instancia estaría entrando en una bomba de tiempo política», dijo Williams, quien señaló que Pence claramente podría querer postularse para presidente por su cuenta.

También podría exponer a Pence a acusaciones de soborno si él y Trump tuvieran un acuerdo de perdón. Pence recibiría algo de valor, la presidencia, aunque sea por poco tiempo, a cambio de un acto oficial.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up