Una familia de 7 perdió su casa en los incendios de Washington. Y luego todos se contagiaron de coronavirus

(CNN) — Matthew Graham y su esposa, Jessica, habían llevado a sus cinco hijos a conocer al nuevo cachorro de su hermano el mes pasado cuando un incendio forestal arrasó Walden, Washington, destruyó su hogar y casi todo lo que poseían.

Dos semanas después, los siete dieron positivo por covid-19.

Ahora se han puesto en cuarentena en dos habitaciones de hotel en Spokane Valley, donde se están recuperando y tratan de planificar su futuro.

El incendio forestal del Día del Trabajo destruyó aproximadamente el 80% de Walden, a unos 55 km al sur de Spokane, en el este del estado de Washington. Esto incluyó la estación de bomberos, la oficina de correos, el ayuntamiento y la biblioteca, según la Oficina del Sheriff del condado de Whitman.

Los Graham perdieron su casa, un granero y dependencias donde guardaban cosas que no estaban usando, ropa especial para bebés y otros recuerdos familiares. Su perro estaba bien y su gallinero también se salvó, aunque es posible que algunas de las plumas de las aves se hayan chamuscado.

Muerte y destrucción por causa de los incendios en EE.UU. 3:35

«Planeábamos volver esa noche, así que no empacamos ni una sola cosa», dijo Jessica.

Se quedaron con familiares después del incendio y piensan que así fue como estuvieron expuestos al coronavirus. El padre de Jessica tenía síntomas similares a los de la gripe y la madre de Matthew dio positivo el 20 de septiembre después de haber cuidado a los niños.

«En ese momento estábamos empezando a experimentar síntomas que esperábamos que se debieran solamente a la peligrosa calidad del aire», dijo Jessica. «Pero luego eso había pasado y empeorábamos en lugar de mejorar», explicó.

Ninguno de sus padres tuvo que ser hospitalizado, pero la mamá de Matthew sí tuvo neumonía en ambos pulmones.

Jessica y Matthew se han sentido exhaustos, pero creen que están en camino de recuperarse.

A los niños –Constantine «Costa», de 12 años, Claudia, de 10, las gemelas Adele y Zoe, de 7, y Darius, de 5– les ha ido mucho mejor. Jessica dijo que ocasionalmente se han sentido febriles, pero que mejoraban al día siguiente.

«Rebotan por las paredes de lo inquietos que están, pero estamos muy agradecidos de que estén lo suficientemente saludables como para estar inquietos», dijo Matthew.

Sus planes para el futuro

Matthew contó que la comunidad ha sido increíblemente generosa y le ha dado a la familia juguetes, juegos de mesa y ropa para todos. Una campaña de GoFundMe para la familia ha recaudado más de US$ 21.000.

Jessica dijo que es difícil encontrar casas para alquilar en el área, pero que esperan encontrar un lugar más permanente para quedarse una vez que salgan de la cuarentena en unos días.

Además dijo que les gustaría quedarse en la comunidad y que están considerando comprar una nueva casa o reconstruir «una increíble casa nueva» en su propiedad.

«Eso es lo que nos mantiene optimistas», dijo. «Sabemos que va a suceder uno de esos dos resultados y vamos a tener algo que es incluso mejor que lo que teníamos antes», contó.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up