Trump detuvo las conversaciones sobre estímulos. Esto es lo que eso significa

(CNN) — Millones de estadounidenses todavía están sin trabajo. Muchas pequeñas empresas y grandes aerolíneas están luchando por mantenerse a flote. Y los estados todavía están lidiando con enormes brechas presupuestarias.

Pero ninguno de ellos –ni otros que necesitan alivio por la pandemia de coronavirus– recibirán asistencia del gobierno federal en el corto plazo, ahora que el presidente Donald Trump ordenó detener las negociaciones con la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas.

Las dos partes nunca se acercaron mucho en sus esfuerzos por aprobar otro paquete de rescate económico importante, aunque las conversaciones habían continuado. La semana pasada, la Cámara publicó una versión de 2,2 billones de dólares del proyecto de ley de ayuda de 3 billones de dólares que había aprobado en mayo, mientras que la Casa Blanca estaba considerando un paquete en el rango de los 1,5 billones de dólares.

Se consideró vital otra ronda de fondos de estímulo federal para apuntalar la economía de la nación en un momento en que la recuperación se está debilitando. Los paquetes de rescate anteriores proporcionaron el dinero muy necesario para estabilizar a los estadounidenses que perdieron sus trabajos y los negocios que perdieron a sus clientes en medio de la pandemia.

Apenas unas horas antes del anuncio de Trump, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiteró sus llamados a un mayor estímulo fiscal, diciendo que «los riesgos de exagerar parecen, por ahora, ser menores» a no brindar más ayuda.

LEE: Subsidios por desempleo: 884.000 estadounidenses más solicitaron ayuda la semana pasada

«La expansión aún está lejos de completarse», dijo Powell el martes en la reunión anual de la Asociación Nacional de Economía Empresarial. «Demasiado poco apoyo conduciría a una recuperación débil, creando dificultades innecesarias para los hogares y las empresas… Incluso si las acciones políticas finalmente resultan ser mayores de lo necesario, no se desperdiciarán».

Esto es lo que se estaba considerando:

Una segunda ronda de controles de estímulo para 160 millones de personas

Los legisladores de ambos lados del pasillo presentaron planes que exigían el envío de una segunda ronda de pagos de estímulo directo. Más de 160 millones de estadounidenses recibieron pagos únicos, pero la mayoría se realizó en junio.

Los pagos eran de hasta US$ 1.200 para individuos y hasta US$ 2.400 por familia, con US$ 500 adicionales por dependiente. Los republicanos habían propuesto mantener las cantidades iguales. Los demócratas habían presionado para enviar un segundo pago más generoso, pidiendo un máximo de US$ 6.000 por hogar.

Aumento de los beneficios por desempleo

Muchos en el Congreso sintieron que los desempleados deberían recibir ayuda adicional después de que se agotó el aumento inicial de los beneficios semanales de US$ 600 a fines de julio. Pero no pudieron ponerse de acuerdo sobre una cifra.

La Cámara se mantuvo firme en querer extender el beneficio hasta el próximo enero, mientras que los republicanos del Senado habían considerado una legislación que habría proporcionado US$ 300 a la semana hasta el 27 de diciembre.

Más de 26,5 millones de personas reclamaban beneficios por desempleo a mediados de septiembre, según las cifras más recientes del Departamento de Trabajo.

Dinero para pequeñas empresas

El Programa de Protección de Nóminas otorgó más de 5 millones de préstamos de emergencia a pequeñas empresas para ayudarlas a cubrir la nómina, el alquiler y los servicios públicos. Pero la fecha límite para postularse pasó en agosto. Para muchos, el dinero del préstamo se había agotado incluso antes.

Tanto los legisladores republicanos como los demócratas apoyan la reapertura del programa para que algunas pequeñas empresas puedan solicitar un segundo préstamo.

MIRA: La Fed advierte de «tragedia económica» si EE.UU. falla en controlar al covid-19

Alivio para los gobiernos estatales y locales

En su llamado proyecto de ley delgado publicado la semana pasada, los demócratas redujeron su línea de vida financiera a los gobiernos estatales y locales. Propusieron alrededor de US$ 417.000 millones en asistencia, en lugar de los US$ 875.000 millones en su legislación de mayo.

A los republicanos, sin embargo, no les ha gustado dar más ayuda a los estados. En su tuit, Trump dijo que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, está pidiendo «rescatar a los estados demócratas con un alto nivel de delincuencia y mal administrados. Dinero que de ninguna manera está relacionado con el covid-19».

Más fondos para la educación

Los líderes nacionales en educación han estado pidiendo al Congreso miles de millones de dólares más desde junio. Pero han comenzado el nuevo año escolar sin más ayuda que la que recibieron en marzo.

La Ley CARES asignó aproximadamente US$ 30.000 millones para la educación, incluidas las universidades. Aproximadamente US$ 13.000 millones de eso se destinaron a escuelas K-12.

Las propuestas republicanas han incluido hasta US$ 105.000 millones más para educación. Y el proyecto de ley más reciente de los demócratas, que la Cámara aprobó la semana pasada, pedía más de US$ 220.000 millones para educación.

Apoyo para pruebas de covid-19, rastreo de contactos, desarrollo de vacunas

Ambas partes habrían proporcionado dinero adicional para pruebas, rastreo y tratamiento, aunque no acordaron la cantidad.

Beneficios mejorados de cupones para alimentos

Los demócratas han presionado para aumentar el beneficio máximo de cupones para alimentos en un 15% durante meses. Pero esta disposición nunca se convirtió en una legislación final en medio de la oposición en el Senado.

Ese impulso proporcionaría a cada destinatario aproximadamente US$ 25 adicionales por mes.

Había aproximadamente 43 millones de personas en el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, o SNAP, como se conoce formalmente a los cupones de alimentos, en abril, según los datos federales más recientes. Eso es un aumento de casi el 16% con respecto al mes anterior. Y los expertos dicen que es probable que el número solo haya aumentado más desde entonces.

Dinero para el Servicio Postal

El Servicio Postal de Estados Unidos, con problemas de liquidez, ha solicitado dinero para ayudar a cubrir las pérdidas relacionadas con la pandemia. Una propuesta republicana habría perdonado un préstamo de US$ 10.000 millones que recibió del Congreso a principios de año. Un plan demócrata también habría proporcionado US$ 15.000 millones en ayuda.

Protecciones de responsabilidad

Los republicanos presionaron por disposiciones que limitaran las demandas relacionadas con el coronavirus contra empresas, universidades, hospitales y trabajadores de la salud, pero los demócratas no apoyaron esto.

MIRA: Aerolíneas en EE.UU. piden al Congreso rescate por US$ 28.000 millones

Ayuda para aerolíneas

En su reciente proyecto de ley, los demócratas pidieron proporcionar US$ 25.000 millones en ayuda a las aerolíneas. Así como US$ 3.000 millones a los contratistas de aerolíneas. Y extendieron la prohibición de despidos involuntarios de trabajadores hasta el 31 de marzo. Los republicanos del Senado no mencionaron las aerolíneas en su legislación a principios del mes pasado.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up