Los ricos son realmente diferentes: han comprado más joyas durante la pandemia de covid-19

Nueva York (CNN) — Esta es la última señal de división económica entre los que tienen y los que no tienen en la pandemia: los ricos están comprando más joyas de alta gama, como anillos de diamantes y collares de oro.

Según Edahn Golan, fundador de Edahn Golan Diamond Research & Data, las compras de joyería fina en Estados Unidos se recuperaron en comparación de los primeros meses de la pandemia y comenzaron a ganar impulso en el verano. Las ventas de joyería fina aumentaron casi un 10% a 5.250 millones de dólares en agosto respecto al mismo mes del 2019, según los últimos datos disponibles.

OPINIÓN | ¿Por qué son necesarias las joyas de fantasía?

Signet Jewelers, que posee y opera los minoristas Kay Jewelers y Zales, dijo que las ventas preliminares de agosto de la compañía para todas las joyas aumentaron un 10,9% en comparación con el año anterior.

Mientras tanto, Tiffany, una cadena que se vio muy afectada por la caída en las visitas de turistas a las tiendas, dijo la semana pasada que las ventas en Estados Unidos en agosto y septiembre disminuyeron en un porcentaje bajo de dos dígitos, una mejora desde mayo.

La marca de joyería De Beers Forevermark ha experimentado un crecimiento anual de dos dígitos cada mes desde julio.

La compañía, que actualmente está envuelta en una batalla judicial de alto perfil con el conglomerado francés de marcas de lujo LVMH por un acuerdo de fusión, también destacó el sólido desempeño de su línea T1, su nueva colección de joyas de oro y oro con diamantes.

La mejora de las fortunas para la industria de la joyería se produce cuando la recuperación económica de los Estados Unidos pierde fuerza después de un rápido repunte observado en el verano.

Algunos economistas han argumentado que la recuperación económica parece tener forma de K, donde los estadounidenses más ricos se están recuperando rápidamente, mientras que los hogares de ingresos medios y bajos no.

Daniel Bachman, pronosticador económico estadounidense de Deloitte, dijo que la pandemia ha afectado al mercado laboral de manera desigual.

«El extremo inferior se vio muy afectado y, francamente, no están comprando joyas», dijo. «El extremo más alto se basa en ingresos no utilizados y la tasa de ahorro es muy alta en este momento».

Las joyas más estilosas por menos de $100 para este San Valentín

Los ricos compran diamantes en lugar de viajar

Los vendedores de joyas tienen una teoría sobre por qué están experimentando un regreso de las ventas.

«En todos los mercados del mundo, la competencia número uno para nuestra industria son los viajes», dijo Stephen Lussier, vicepresidente ejecutivo de De Beers, la empresa minera de diamantes más grande del mundo. “Si tienes una boda, un aniversario de bodas de 10 o 25 años, un cumpleaños importante, lo más romántico es viajar”..

Pero ahora, con los viajes en pausa, las joyas de diamantes han estado capturando parte del presupuesto de viajes no gastado, dijo.

La marca de joyas de diamantes Forevermark de De Beers.

En Estados Unidos, la marca de joyas de diamantes de De Beers, Forevermark, ha experimentado un crecimiento de dos dígitos año tras año cada mes desde julio, dijo.

El director ejecutivo de Macy’s, Jeffrey Gennette, destacó un sentimiento similar en una conferencia minorista de Goldman Sachs en septiembre, y señaló cómo las ventas de artículos de lujo estaban «superando las expectativas».

«Hay muchas teorías para eso. Creo que una de ellas es que tienes clientes que no viajan. Por lo tanto, esos presupuestos que solían gastarse en experiencias ahora se van a darse un gusto con estos productos», dijo.

En un correo electrónico a CNN Business, Macy’s dijo que ha visto a los clientes durante la pandemia «gravitar hacia la categoría de joyería, en parte porque conserva su valor».

Las joyerías se recuperan lentamente

Signet Jewelers está viendo esa tendencia con los anillos de compromiso.

Debido a que las parejas no están comprometidas con el destino, «están invirtiendo en un anillo [de diamantes] aún más fabuloso», dijo Jamie Singleton, presidente de los minoristas de joyería Kay Jewelers y Zales.

Un vendedor más pequeño dice que las cosas están mejorando después de que se vio muy afectado a principios de este año. Como ocurre con la mayoría de los minoristas, los confinamientos por el covid-19 obligó a Van Cott Jewelers, una empresa de 100 años en Vestal, Nueva York, a cerrar sus puertas a mediados de marzo.

Van Cott Jewelers en Vestal, Nueva York.

El negocio reabrió el 8 de junio. Desde entonces, el propietario Birdie Levine, tasador gemólogo certificado, ha notado algunas tendencias en la compra de joyas de diamantes.

«Debido al covid-19, estuvimos cerrados por casi tres meses y luego solo se nos permitió ofrecer ventas a puerta cerrada», dijo Levine.

«Estas condiciones definitivamente tuvieron un efecto adverso. No fue hasta julio que fuimos testigos de un repunte en las ventas de diamantes de alta gama. Hemos estado vendiendo muchas piezas de joyería de diamantes de US$ 20.000, US$ 30.000, US$ 40.000», dijo.

Levine dijo que sus clientes están mejorando los diamantes en las joyas existentes que poseen, como un anillo de compromiso o de bodas, o comprando una pieza completamente nueva.

Como resultado, dijo que su venta promedio desde la reapertura ha sido «mucho mayor», aunque sus ventas totales no han alcanzado el nivel de hace un año.

Aún así, Levine espera que las joyas de diamantes sean un éxito de ventas para las festividades de fin de año.

«Me estoy preparando para comprar muchos diamantes sueltos para estar listo», dijo.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up