Lonely Planet publica su nueva lista de destinos imperdibles y hay tres de América Latina. Descúbrelos

(CNN) — Muchos de nosotros nos hemos visto obligados a replantearnos los planes de viaje por el covid-19. Si cancelaste tus vacaciones y ya estás soñando con las aventuras del futuro, la nueva lista de destinos imperdibles de Lonely Planet, la «Ultimate Travel List», podría ser justo lo que necesitas. Además, incluye tres destinos de América Latina, más cercanos de lo que te imaginas.

Lonely Planet acaba de lanzar la segunda edición de su popular libro «Ultimate Travel List», que hace un ranking de las 500 mejores experiencias de viaje imperdibles del mundo.

La nueva lista, recopilada por el equipo de expertos de Lonely Planet, destaca las experiencias imprescindibles para ver y hacer en el mundo. Esto incluye desde observar la vida silvestre en las Islas Galápagos y admirar las espectaculares Cataratas del Iguazú que se extienden por Argentina y Brasil, hasta pasear por los paisajes geotérmicos del Parque Nacional Yellowstone.

El equipo examinó las guías de viaje de Lonely Planet y también revisó el compromiso de cada destino con la sostenibilidad.

«Las opciones para viajar están claramente limitadas en este momento, pero la lista apunta a inspirar el 2021 y más adelante, cuando los viajes comiencen a recuperarse», dijo a CNN Travel Tom Hall, vicepresidente de experiencia de Lonely Planet.

«Esto está destinado a ser algo que realmente impulse la lista de deseos de las personas, no solo por ahora, sino también para el futuro», agregó.

Sigue leyendo para conocer los 10 mejores destinos según Lonely Planet y para ver cuál ocupó el primer lugar.

10. Circuito del Annapurna, Nepal

Esta caminata asombrosa es un destino imprescindible para escaladores, excursionistas y viajeros a pie. Al atravesar el circuito del Annapurna en Nepal, pasarás por arrozales, praderas de yak y un paso de montaña nevado llamado Thorung La.

Algunas partes de la caminata son a gran altitud, incluido el impresionante lago Tilicho, que solo aumenta el atractivo para los amantes de la adrenalina . Según Lonely Planet, el circuito del Annapurna es «todo lo que debe ser una buena caminata».

9. Salar de Uyuni, Bolivia

9. Salar de Uyuni, Bolivia: visitar el Salar de Uyuni, el lago salado más grande del mundo, es como caminar entre las nubes. Es una ilusión óptica a gran escala. Prepárate para sorprenderte mientras presencias el cambio de paisaje ante tus ojos (pabliscua/iStockphoto/Getty Images).

Llegar al Salar de Uyuni, el salar más grande del mundo, se siente como si estuvieras caminando entre las nubes. Después de la lluvia, el agua en la superficie salada del lago crea una ilusión brillante similar al vidrio, lo que convierte al lago en un espejo que refleja el cielo.

El Salar de Uyuni también es bastante impresionante cuando es árido y la superficie se agrieta con patrones geométricos. Además, cuando está seco puedes visitar las dos islas del lago, Isla Incahuasi e Isla del Pescado.

8. Templos de Angkor, Camboya

Los alrededores de Angkor, un grupo de hermosos templos en ruinas rodeados de jungla, ocupan el puesto número ocho en la lista de Lonely Planet. La principal atracción turística de Camboya, este vasto sitio que es Patrimonio Mundial de la Unesco, es un lugar extraordinario para visitar.

Angkor Wat, el complejo de templos de Angkor más famoso, fue diseñado como una representación visual del Monte Meru, el hogar de los dioses hindúes. Y Lonely Planet llama a Angkor «un monumento al ingenio humano».

7. Cataratas del Iguazú, Argentina-Brasil

7. Cataratas del Iguazú, Argentina-Brasil: viaja a conocer esta cascada para sentir el agua fresca y brumosa rociando ligeramente tu cara durante un caluroso día de verano (Shutterstock).

Las Cataratas del río Iguazú son una espectacular cascada ubicada entre Argentina y Brasil. Ver la cascada de agua sobre la cornisa vertical es una experiencia increíble, en parte debido a la gran escala. Iguazú en realidad está compuesto por 275 cascadas y la más alta, la Garganta del Diablo, tiene 80 metros de profundidad.

Es el drama del Iguazú, así como su belleza, lo que le da un lugar en esta lista: «Las atronadoras vibraciones del agua chocando te recuerdan en términos inequívocos el poder y el esplendor de la naturaleza», dice Lonely Planet.

6. Lago Bled, Eslovenia

El pintoresco lago Bled alberga una curiosa iglesia blanca, ubicada en una isla verde y rodeada de agua azul marino, recortada contra el telón de fondo de los Alpes Julianos.

En el pasado, los peregrinos viajaban a la iglesia para rendir culto. Y más tarde fue el lugar de reunión de vacaciones de la realeza del siglo XIX. Hoy en día, los turistas disfrutan de caminar y andar en bicicleta alrededor del lago, mientras que aquellos que quieran probar las aguas pueden optar por un paseo en un bote pletna, un tipo de góndola eslovena.

5. Parque Nacional de Yellowstone, EE.UU.

5. Parque Nacional de Yellowstone, EE.UU.: una vez que superes el hedor a podrido, quedarás cautivado por los esplendores geotérmicos de Yellowstone (Shawn Walters/EyeEm/Getty Images).

¡Ponng! ¡Bluughh! ¡Poowee! Una vez que lo hueles, el Yellowstone no se olvida fácilmente, pero este Parque Nacional de EE.UU. es también el área geotérmica más grande del mundo, que baila al son de una melodía de eructos y burbujas.

Visitar el parque, hogar de más de 500 géiseres activos, incluido el famoso Old Faithful, es una experiencia maravillosa. El parque también alberga vida silvestre, como al borrego cimarrón, alces, osos pardos y lobos.

Grand Prismatic es otra atracción imperdible de Yellowstone. Se trata de la fuente termal más grande de EE.UU., un arcoíris brillante de agua multicolor.

4. Delta del Okavango, Botswana

Cada año, el río Okavango se inunda con agua de las tierras altas de Angola, que transforma esta extraordinaria naturaleza salvaje.

El Delta del Okavango es también un lugar de vida silvestre, hogar de muchas especies, desde majestuosos elefantes hasta exquisitos reptiles. Y es uno de los destinos de safari más importantes y exclusivos de África.

Los visitantes del Delta del Okavango pueden viajar a lo largo de sus ríos en lanchas de motor y en canoas tradicionales llamadas mokoro. Lonely Planet reconoce que es el viaje perfecto para los que buscan estar en contacto con la naturaleza.

3. Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, Australia

Visitar el espectacular monolito de arenisca de Uluru, un símbolo de Australia, es una experiencia inolvidable. De color bronce y hermosamente resplandeciente cuando se pone el sol, Uluru es considerado sagrado por los habitantes originarios, el pueblo Anangu, que creen que los espíritus de sus antepasados viven allí.

Dirígete a Uluru para caminar alrededor de la circunferencia de la roca y aprender sobre su historia y tradición.

2. Las Islas Galápagos, Ecuador

2. Las Galápagos, Ecuador: no creerás la gran cantidad de vida salvaje que vive en estas impresionantes islas (Shutterstock).

Es un sueño para los amantes de la naturaleza y un paraíso para los ecoviajeros. Las Galápagos son el hogar de algunas de las criaturas más coloridas del mundo, incluyendo gloriosas iguanas, tortugas ancestrales, pingüinos buceadores y focas animadas.

Rocas volcánicas, aguas azul turquesa y un ecosistema increíblemente diverso son algunas de las razones por las que este destino ocupa el segundo lugar en la lista de Lonely Planet.

1. Petra, Jordania

Petra –una «ciudad perdida» casi abandonada, en gran parte olvidada por los europeos durante 1.000 años– es el lugar perfecto para los aventureros que desean visitar un destino como ningún otro. El pueblo nabateo vivió en Petra desde el siglo IV a. C. hasta el siglo I d. C.. Y esta ciudad de arenisca es ahora Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Tom Hall de Lonely Planet llama al sitio un «lugar realmente misterioso y evocador».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up