Líderes del grupo neonazi Amanecer Dorado en Grecia fueron declarados culpables por dirigir organización criminal

Atenas, Grecia (CNN) — Los líderes del grupo neonazi de Grecia Amanecer Dorado fueron declarados culpables el miércoles de formar y dirigir una organización criminal bajo el manto de un partido político. Muchos aclaman esta histórica decisión como una victoria para la democracia y los derechos humanos.

Después de un juicio maratoniano que duró cinco años y medio, un tribunal de Atenas consideró que los delitos cometidos por miembros de Amanecer Dorado,  incluidos asesinato, intento de asesinato, agresión y posesión de armas, no eran acciones de individuos que actuaban por iniciativa propia. En cambio, fueron directamente planeados y ordenados por una dirección del partido que empleó la violencia para erradicar a quienes percibía como enemigos.

Dieciocho exlegisladores del partido, incluido el líder Nikos Michaloliakos —que ha negado el Holocausto y que fundó Amanecer Dorado en la década de 1980 como una organización neonazi— estaban entre los culpables el miércoles. Las sentencias individuales se anunciarán en los próximos días.

La izquierda en Grecia se niega a formar coalición con el partido ganador

La policía antidisturbios utilizó cañones de agua durante los enfrentamientos con manifestantes antifascistas después de que el liderazgo de Amanecer Dorado fuera declarado culpable, en Atenas, el miércoles.

Manifestaciones contra Amanecer Dorado

Hubo una fuerte presencia policial alrededor de la corte el miércoles cuando partidos de izquierda, sindicatos y grupos antifascistas y de derechos humanos organizaron manifestaciones para coincidir con el veredicto.

Los manifestantes y la policía antidisturbios se enfrentaron luego del fallo. La Policía dijo que una multitud pacífica de al menos 20.000 personas se dispersó, pero minutos después de que se anunció el veredicto, un grupo más pequeño de alrededor de 600 personas atacó a los agentes con piedras y cócteles molotov.

El primer ministro Kyriakos Mitsotakis tuiteó que fue un «día verdaderamente histórico para Grecia, la democracia y el Estado de derecho».

«Después de que el pueblo griego sacó del Parlamento al partido neonazi de Amanecer Dorado en las últimas elecciones, hoy el sistema de justicia griego condenó a sus líderes por operar como una organización criminal», agregó.

Los líderes de Amanecer Dorado han negado los cargos desde el principio, alegando que son víctimas de persecución política.

La presidenta de la Corte Suprema Maria Lepenioti (al centro) anuncia el veredicto en el juicio de los miembros de Amanecer Dorado.

Docenas de otras personas, miembros del partido y presuntos socios, han sido condenados por cargos que van desde asesinato hasta perjurio. La mayoría de estos están vinculados a ataques violentos entre 2012 y 2013. Incluyen el mortal apuñalamiento del popular cantante de hiphop antifascista Pavlos Fyssas y ataques contra inmigrantes y activistas de izquierda.

La decisión concluye más de 450 días en el tribunal y cientos de testimonios y horas de datos recopilados de los teléfonos celulares y computadoras portátiles de los detenidos. Estos incluyen fotos de reclutas de Amanecer Dorado, en campos de entrenamiento, posando con armas de asalto y saludando al estilo nazi.

«Hay un mensaje claro e inequívoco en este caso histórico, que los crímenes de odio ya no serán tolerados, [la decisión] también puede tener un impacto significativo en la prevención de la violencia racista en el futuro», dijo Nils Muiznieks, director de Amnistía Internacional Europa antes del veredicto.

Los griegos eligen nuevo gobierno de centro derecha

Policías antidisturbios intentan evitar las llamas de una bomba de gasolina lanzada por manifestantes el miércoles.

El juicio contra Amanecer Dorado

Thanassis Kambagiannis, un abogado del equipo de la Fiscalía, ha descrito el juicio como «la audiencia judicial más grande de los nazis desde Nuremberg».

El juicio comenzó en abril de 2015, con cerca de 70 miembros de Amanecer Dorado acusados bajo la llamada «cláusula de la mafia».

Entre los presentes había víctimas de la violencia racista, algunos con cicatrices de cuchillo, agitando pancartas con las palabras: «No son inocentes. Nazis en la cárcel».

Rico en simbolismo, el veredicto ofrece un momento de catarsis en un país que aún se recupera de las heridas de su reciente pasado económico y político, agitación que llevó a los votantes a los extremos.

El veredicto es «un fuerte terraplén institucional contra la violencia. Demuestra que la democracia dispone de instrumentos e instituciones que pueden castigar las prácticas totalitarias organizadas, antidemocráticas y acciones criminales», dijo Lamprini Rori, profesora de Política en la Universidad de Exeter del Reino Unido.

«Solo para griegos»

Para arraigar su punto de apoyo, Amanecer Dorado se centró en «el hombre común», comprometiéndose con las comunidades y ocupando el espacio que el Estado en apuros no podía llenar. Con más personas que dependían de los cupones de alimentos, el partido creó redes de distribución de alimentos y más tarde bancos de sangre, pero estos, como todo lo que ofrecía el partido, eran estrictamente para «solo griegos».

El partido fervientemente antinmigrante usó abiertamente una retórica venenosa contra los extranjeros, con figuras del liderazgo diciendo que estaban «buscando formas de limpiar el hedor».

Las palabras y acciones de Amanecer Dorado se volvieron más abiertamente extremas a medida que su popularidad crecía. Los informes de violencia callejera, principalmente contra inmigrantes, pero también contra opositores políticos y miembros de la comunidad LGBTQ, se hicieron frecuentes. Los mítines a la luz de las antorchas crecieron, y los partidarios levantaron los brazos en saludos fascistas.

Los partidos de extrema derecha de Europa se distanciaron rápidamente. En cambio, la marca Amanecer Dorado, con un logotipo que se parece mucho a la esvástica y lemas casi idénticos a los que alguna vez usaron las Juventudes Hitlerianas, se volvió cada vez más atractiva para los ultraderechistas de todo el mundo que acudían a Grecia para aprender de los métodos del partido.

Entre ellos estaba Andrew Anglin, editor de The Daily Stormer, uno de los sitios web neonazis más grandes de Estados Unidos, quien asistió a las reuniones de Amanecer Dorado.

El principio del fin de Amanecer Dorado

El asesinato del rapero antifascista Pavlos Fyssas, de 34 años, quien fue apuñalado por un simpatizante de la Amanecer Dorado en Atenas, en septiembre de 2013, provocó una gran conmoción entre el público griego.

Después de eso hubo una rápida represión, y el líder del partido y los legisladores fueron arrestados y puestos en prisión preventiva. Ellos negaron cualquier vínculo directo con el asesinato de Fyssas y otros ataques, y afirmaron ser víctimas de persecución política.

A lo largo del juicio, los fiscales argumentaron que Amanecer Dorado operaba como un grupo paramilitar y que la dirección del partido instigaba a la violencia.

Magda Fyssa, madre del rapero asesinado Pavlos Fyssas, reacciona ante el tribunal tras el veredicto del 7 de octubre.

A pesar de los arrestos, la popularidad de Amanecer Dorado siguió aumentando, pero su base electoral se trasladó de las áreas urbanas a otras partes del país, incluidas las islas que luchan por hacer frente a una gran afluencia de inmigrantes y refugiados.

El juicio comenzó en la primavera de 2015, unos meses después de las elecciones nacionales que llevaron al poder al primer gobierno de extrema izquierda de Grecia y vieron a Amanecer Dorado ocupar el tercer lugar cuando el país se deshizo en una distopía política.

El año siguiente, más de 1 millón de migrantes y refugiados llegaron a las costas de Europa a través de Grecia, lo que provocó la mayor crisis de refugiados en la historia de la Unión Europea.

Un cuento con moraleja

Siete años después de la muerte de Fyssas, Amanecer Dorado está desinflado y fragmentado. La victoria del partido de centro-derecha Nueva Democracia en las elecciones de 2019, la primera desde la salida de Grecia de su régimen de rescate un año antes, marcó una ruptura clara con años de populismo incendiario y un retorno a la política dominante. Por primera vez desde que ingresó al Parlamento, Amanecer Dorado no pudo ganar un solo escaño.

Pero persisten los signos preocupantes. Como explica el abogado de la acusación Thanassis Kambagiannis, «la constitución de Grecia no permite la ilegalización de los partidos políticos. Esto no existe en el sistema legal del país. Y no hay ninguna ley que impida la fundación de un nuevo partido».

El partido separatista Griegos por la Patria, liderado por Ilias Kassidiaris, una figura prominente de Amanecer Dorado que una vez abofeteó a una política izquierdista durante un programa de televisión en vivo, está ganando terreno por un voto antinmigrante, según una encuesta reciente. Eso es a pesar de que Kassidiaris está entre los juzgados y ahora condenados.

Se ha informado de violencia contra inmigrantes y refugiados vinculados a grupos de extrema derecha en varias ocasiones desde que comenzó el juicio, principalmente en las islas que albergan grandes campamentos de inmigrantes.

Para evitar que resurja el extremismo, dice Rori, se deben abordar las cuestiones que fomentan el extremismo. «Si la capacidad del Gobierno para manejar la inmigración es baja, esto eventualmente puede fomentar la demanda electoral de partidos antinmigrantes».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up