Las grandes diferencias entre el tratamiento de Trump para covid-19 y el que recibe la mayoría de pacientes estadounidenses

(CNN) — Si te enfermas con covid-19, no esperes recibir el mismo tratamiento que el presidente Donald Trump.

Puede parecer obvio que el líder del país recibiera atención adicional y el mejor cuidado posible. Pero parte del tratamiento que está recibiendo ni siquiera está disponible para el público en general.

Es posible que Trump haya pasado por alto ese hecho cuando le dijo a millones de seguidores «No le tengan miedo al covid».

«¡Me siento mejor que hace 20 años!», tuiteó el lunes, sin mencionar que otros estadounidenses con la enfermedad mortal no tienen acceso a los medicamentos y el tratamiento que recibió.

Antes de ser hospitalizado el viernes, Trump recibió la terapia de anticuerpos experimental de Regeneron, que puede reducir los niveles de coronavirus y ha mostrado resultados prometedores en un ensayo con 275 pacientes.

Pero el tratamiento aún no ha recibido la autorización de uso de emergencia de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA). La empresa de biotecnología Regeneron dijo que proporcionó el medicamento después de recibir una solicitud de «uso compasivo» de los médicos de Trump.

LEE: El cóctel de anticuerpos de Regeneron para el coronavirus muestra resultados prometedores

Para la mayoría de las personas, «obtener acceso a medicamentos aún no aprobados mediante una solicitud de uso compasivo puede ser un proceso largo y desafiante», dijo la Clínica Mayo, que enumera una serie de requisitos que la mayoría de los pacientes deberían cumplir.

Pero Trump recibió la terapia el viernes, solo un día después de que dio positivo por covid-19, según la secretaria de prensa de la Casa Blanca y el médico de Trump.

«Por supuesto, este es el presidente de EE.UU. van a usar todo el armamento médicamente, ofreciéndole todo lo que hay, ya sea que esté autorizado para uso de emergencia o no, en el caso del tratamiento con anticuerpos», dijo la epidemióloga Dra. Seema Yasmin.

«Pero hay (casi) 210.000 estadounidenses que han muerto en los últimos meses porque la respuesta a la pandemia ha sido tan mala. Y ciertamente no tuvieron acceso a este tipo de tratamiento».

Esa no es la única ventaja que tiene Trump en comparación con los cientos de miles de otros estadounidenses que han sido hospitalizados por coronavirus.

Trump puede ser ‘el único paciente en el planeta’ en recibir estos 3 medicamentos

Además de la terapia de anticuerpos experimental, Trump también recibió remdesivir y dexametasona.

«El presidente podría ser el único paciente del planeta que haya recibido esta combinación particular de medicamentos», dijo el Dr. Jonathan Reiner, profesor de medicina en la Universidad George Washington.

El remdesivir no ha recibido la aprobación de la FDA para el tratamiento del covid-19, pero obtuvo una autorización de uso de emergencia de la agencia.

Los ensayos clínicos han demostrado que un ciclo de remdesivir de cinco días puede acelerar los tiempos de recuperación en algunos pacientes. Pero el antiviral también puede causar efectos secundarios como anemia, toxicidad hepática y toxicidad renal.

El remdesivir se administra por vía intravenosa, por lo que los pacientes suelen ser hospitalizados cuando reciben el curso de cinco días.

Pero los médicos de Trump lo dejaron irse a casa temprano el lunes por la noche para terminar el tratamiento. A diferencia de los hogares de otros estadounidenses, Trump tiene una Unidad Médica de la Casa Blanca en la casa. «Donde estará rodeado de atención médica de clase mundial», dijo su médico, el Dr. Sean Conley.

Trump también ha recibido dexametasona, un corticosteroide barato y ampliamente disponible que puede reducir la inflamación. Pero también suprime el sistema inmunológico, por lo que generalmente no se recomienda para pacientes con covid-19 a menos que la situación sea grave.

Algunos pacientes que se han beneficiado de la dexametasona todavía mueren menos de un mes después, dijo Reiner.

LEE: Trump está tomando remdesivir, dexametasona y más para tratar el covid-19

«Sabemos que la dexametasona reduce el riesgo de mortalidad. Eso proviene de los datos de un ensayo llamado ensayo de recuperación», dijo Reiner.

«Pero para mostrarle lo que está en juego: los pacientes de ese ensayo que recibieron dexametasona y obtuvieron un beneficio todavía tenían una tasa de mortalidad del 23% a los 28 días. Así que casi una cuarta parte de los pacientes tratados con dexametasona murieron en un mes», dijo Reiner.

«Así que la única conclusión que se puede sacar de esta terapia triple es que los médicos del presidente sienten que está en grave peligro».

Conley dijo que su paciente parecía estar lo suficientemente bien como para dejar el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed el lunes por la noche. Pero reconoció que le preocupa un posible cambio en la condición de Trump.

«Es por eso que todos nos mantenemos cautelosamente optimistas y en guardia. Porque estamos en un territorio desconocido cuando se trata de un paciente que recibió las terapias tan temprano en el curso», dijo Conley.

Abundante acceso a pruebas

Si bien muchos estadounidenses han luchado por obtener las pruebas de covid-19 o los resultados sin demoras masivas, Trump ha sido «el hombre que más pruebas se le han hecho en Estados Unidos», dijo la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

«Ha hecho más pruebas que nadie, varias veces al día», dijo McEnany en julio. (Más tarde ese mismo día, Trump contradijo a su secretaria de Prensa, diciendo: «Realizo, probablemente en promedio, una prueba cada dos o tres días. Y no sé de ninguna vez que haya tomado dos pruebas en un día. Pero pude ver que eso estaba sucediendo»).

La abundancia de pruebas de Trump contrasta marcadamente con la disponibilidad para la mayoría de los estadounidenses. Si bien las pruebas en todo el país se han incrementado en los últimos meses, la Casa Blanca anunció la semana pasada su plan para distribuir 150 millones de pruebas rápidas que se promocionó inicialmente en agosto.

La Casa Blanca ha citado las frecuentes pruebas de Trump como una razón por la que no necesitaba usar una máscara en público. Pero los expertos en salud han dicho que esa es una lógica defectuosa.

A diferencia de las máscaras faciales, las pruebas no proporcionan protección contra la infección. E incluso si todos los que te rodean se hicieran la prueba, algunos resultados de las pruebas son en realidad falsos negativos.

Sin embargo, existen ventajas en tener un fácil acceso a las pruebas frecuentes. Después de que la principal asistente de Trump, Hope Hicks, se enfermara y dio positivo la semana pasada, Trump pudo hacerse la prueba rápidamente. Y eso podría haberle permitido aislarse rápidamente y proteger a los demás lo antes posible.

MIRA: Trump posa sin mascarilla tras regresar a la Casa Blanca

Pero el Dr. Conley ha dado informes contradictorios sobre cuándo Trump dio positivo por primera vez.

Conley informó por primera vez el sábado que Trump tenía «solo 72 horas en el diagnóstico ahora». Lo que significa que Trump habría tenido covid-19 el miércoles, el día antes de viajar a Nueva Jersey para una recaudación de fondos de campaña.

Otro médico, el Dr. Brian Garibaldi, dijo que Trump fue tratado con una terapia de anticuerpos experimental «hace unas 48 horas», que habría sido el mediodía del jueves.

Después de las preocupaciones generalizadas sobre esa línea de tiempo y el viaje de recaudación de fondos de Trump, Conley emitió un comunicado diciendo que quería decir que Trump estaba en su tercer día de enfermedad el sábado, no que fue diagnosticado el miércoles.

McEnany insistió en que Trump dio positivo por primera vez después de regresar de Nueva Jersey el jueves.

Es importante tener en cuenta que los pacientes con covid-19 que presentan síntomas suelen ser más contagiosos antes de que comiencen a mostrar síntomas.

McEnany se negó a responder preguntas el domingo sobre si a Trump le hicieron pruebas el martes antes de su debate con Joe Biden. También se negó a decir si Trump fue examinado el jueves antes de su viaje de recaudación de fondos a Nueva Jersey. Conley también se negó a decir cuándo fue el último resultado negativo de Trump.

La doctora en medicina de emergencia, la Dra. Leana Wen, dijo que es fundamental conocer el historial reciente de pruebas de Trump y cuándo comenzó a ser contagioso, especialmente porque la salud de otras personas también está en juego.

«Es importante para nosotros conocer su condición, y también para fines de rastreo de contactos, para salvaguardar la salud de otras personas a su alrededor… No solo su personal superior, sino también los camareros, los agentes del Servicio Secreto, las personas que asistieron a sus mítines», dijo Wen.

«Esa gente también importa».

La falta de detalles sobre las pruebas recientes de Trump también significa que «en realidad no sabemos cuál es el curso de la enfermedad del presidente porque no sabemos cuándo dio negativo por última vez», dijo Wen.

LEE: Encuesta CNN: Mayoría de estadounidenses dice que Trump actuó irresponsablemente y desconfía de la información de la Casa Blanca sobre su salud

«Si realmente se hiciera pruebas diarias, digamos que obtuvo una prueba negativa el miércoles y una prueba positiva el jueves, entonces deberíamos alarmarnos por la rapidez con la que progresa el presidente, la rapidez con que se desarrollan sus síntomas», dijo.

«Pero si de hecho tuvo una prueba negativa mucho antes, y quizás una prueba positiva incluso antes, entonces ese curso de la enfermedad tiene más sentido».

Los medicamentos que está recibiendo Trump 1:47

A pesar de sus ventajas, la batalla de Trump contra el covid-19 podría ser larga

El hecho de que Trump fuera dado de alta del hospital el lunes por la noche no significa que su pelea contra el covid-19 haya terminado.

Algunos pacientes «parecen estar bien inicialmente. De hecho, muchos de estos pacientes pueden ser dados de alta de los hospitales cuando ingresan por primera vez», dijo Wen.

«Pero luego se van a casa y regresan porque empeoran con el tiempo. En realidad, la mediana de tiempo, desde que alguien comienza a tener síntomas hasta que puede necesitar atención en la UCI, si terminan en la unidad de cuidados intensivos, es 10 a 12 días», dijo.

«Así que deberíamos sentirnos aliviados de que al presidente le esté yendo bien por ahora, si ese es el caso. Pero no deberíamos estar suspirando de alivio todavía porque todavía hay tiempo por llegar».

Jen Christensen, Jamie Gumbrecht, Maggie Fox, Shelby Lin Erdman y Jacqueline Howard de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up