Jared Kushner se jactó en abril de que Trump estaba quitando a los médicos el control del país

(CNN) — El yerno y asesor principal del presidente Donald Trump, Jared Kushner, se jactó a mediados de abril de cómo el presidente había excluido a los médicos y científicos que lo asesoraban sobre la pandemia de coronavirus en desarrollo. Esos comentarios tuvieron lugar cuando más de 40.000 estadounidenses ya habían muerto a causa del virus, que asolaba la ciudad de Nueva York.

En una entrevista grabada el 18 de abril, Kushner le dijo al legendario periodista Bob Woodward que Trump estaba «quitando el control del país a los médicos» en lo que llamó un «acuerdo negociado». Kushner también proclamó que Estados Unidos atravesaba rápidamente la «fase de pánico» y la «fase de dolor» de la pandemia, y que el país estaba en «el comienzo de la fase de retorno».

«Eso no significa que no haya mucho dolor todavía y que no vaya a haber dolor por un tiempo, pero básicamente así fue, ahora hemos establecido reglas para volver al trabajo», dijo Kushner. «Trump ahora vuelve a estar al mando. No están los médicos», afirmó.

Una estrategia política

La declaración reflejó una estrategia política. En lugar de seguir los consejos de los expertos en salud, Trump y Kushner se centraron en lo que ayudaría al presidente el día de las elecciones. Según sus cálculos, Trump sería el «presidente de la apertura».

CNN ha obtenido el audio de dos entrevistas separadas con Kushner, que se realizaron en abril y mayo como parte del reportaje de Woodward para su libro «Rage». En las conversaciones amplias, Kushner describió la relación del presidente con sus asesores de salud pública en términos de confrontación.

LEE: Exclusiva de CNN: detalles del próximo libro de Bob Woodward sobre Trump

Kushner también fue desdeñoso con la política partidaria. Llamó al Partido Republicano «una colección de un montón de tribus» y describió la plataforma republicana como «un documento destinado a enojar a la gente básicamente». Kushner dijo a Woodward que Trump hizo una «toma de control hostil completa» del Partido Republicano cuando se convirtió en su candidato presidencial.

También le dijo a Woodward que «las personas más peligrosas alrededor del presidente son idiotas demasiado confiados». Y que Trump las había reemplazado por «personas más reflexivas que conocen su lugar».

Los comentarios de Kushner sobre el manejo de la pandemia por parte de la administración subrayan hasta qué punto Trump y Kushner minimizaron la crisis de salud pública incluso mientras estaba en pleno estallido la primavera pasada.

El avance de la pandemia mientras Jared Kushner hablaba con Woodward

En ese momento, los casos positivos en Estados Unidos alcanzaban regularmente alrededor de 30.000 por día. El 15 de abril, tres días antes de la entrevista de Kushner, las muertes por covid-19 alcanzaron su máximo histórico de más de 2.600 por día. Y las hospitalizaciones por el virus también llegaron a su primer pico, casi alcanzando las 60.000 durante varios días en abril. Durante este período, Nueva York todavía soportaba la peor parte del virus y las oleadas mortales aún no se habían extendido por el Sur y el Medio Oeste.

Los comentarios de Jared Kushner reflejan lo que muchos expertos en salud dicen que está en el corazón del enfoque defectuoso del Gobierno hacia la pandemia: un impulso prematuro para reabrir el país y marginar a los profesionales médicos que llevó a oleadas de nuevas infecciones durante el verano y casos récord este otoño.

«Fue casi como si Trump estuviera quitando el control del país a los médicos y recuperándolo. ¿Verdad?», dijo Kushner a Woodward el 18 de abril. «En el sentido de que lo que hizo ahora fue, ya sabes, él será el dueño de la apertura», explicó.

Las cifras más recientes

29 estados reportaron las cifras más altas de casos 0:34

Los comentarios de Kushner de hace seis meses parecen particularmente condenatorios en momentos en que Estados Unidos experimenta una oleada de infecciones que vuelve a batir récords. El país sumó 73.240 nuevos casos el martes, y el viernes se informó un pico récord de más de 83.000 casos.

El aumento de casos ha sido seguido de cerca por un aumento en las muertes por coronavirus.

Este mes, 11 estados informaron su día de más cantidad de nuevas muertes desde que comenzó la pandemia. Y aunque los investigadores avanzan para conseguir una vacuna, se espera que pasen meses antes de que haya una disponible ampliamente. Y los expertos en salud han advertido que la población debe tomarse el virus en serio mientras tanto.

«Si continuamos con nuestro comportamiento actual, para cuando empecemos a bajar por el otro lado de la curva, medio millón de personas habrán muerto», dijo el martes el analista médico de CNN, el Dr. Jonathan Reiner.

Desde que comenzó octubre, 29 estados de Estados Unidos han informado al menos un día de casos nuevos récord, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

La responsabilidad de los gobernadores

Kushner también describió a Woodward los cálculos políticos para el presidente. En lugar de proponer un plan federal para combatir el virus, Trump dejó esa responsabilidad en los gobernadores. En su entrevista del 18 de abril, Jared Kushner describió cómo creía que Trump se había preparado para cosechar los beneficios políticos de una contención exitosa del virus al tiempo que se aseguraba de que los gobernadores estatales, y no el presidente, fueran los culpados por cualquier fracaso para detener la propagación.

«Los estados tienen que ser los dueños de las pruebas», dijo Kushner. «El Gobierno federal no debería ser el dueño de las pruebas. Y el Gobierno federal no debería ser el dueño de las reglas. Debe depender de los gobernadores, porque así es como funciona el sistema federalista», opinó.

Y continuó: «Pero el presidente también es muy inteligente políticamente con la forma en que mantuvo esa pelea con los gobernadores para decir básicamente, ‘no, no, no, no, soy dueño de la apertura’. Porque, de nuevo, la apertura va a ser muy popular. La gente quiere que este país esté abierto. Pero si se abre de manera incorrecta, la pregunta será: ¿los gobernadores siguieron las pautas que establecimos o no?».

Jared Kushner dice que Trump es un ‘animador’ de la economía

En una segunda entrevista con Woodward el 8 de mayo, Kushner insistió en que una de las tareas de Trump para impulsar la economía era ser un «animador». Kushner se refirió a esto como cuidar la «psicología del mercado».

«Así que si básicamente dices que esto va a volver en otoño, no te prepares, entonces la gente no volverá a contratar, la gente seguirá desempleada», le dijo Kushner a Woodward. «Y si estás planeando para el peor de los escenarios, eso se convertirá en una profecía autocumplida. Una de las cosas en las que el presidente es genial es que es un animador. Está tratando de hacer que la gente se sienta bien con respecto al resultado», agregó.

El propio presidente apoyó que Kushner hablara con Woodward para «Rage«, según otro clip de audio obtenido por CNN, donde lo llamó «una persona inteligente».

«Le dije a Jared que hablara contigo, y creo que lo ha hecho», le dijo Trump a Woodward el 19 de febrero. Trump dijo que le pidió a Kushner que coordinara con otros miembros de la administración «para que Bob pueda hablar con quien quiera». «Jared lo manejará. Un tipo muy capaz, Jared. No puedes conseguir gente así», dijo.

Las críticas de Jared Kushner al Partido Republicano

Al hablar con Woodward, Jared Kushner también expresó su desprecio por el Partido Republicano y elogió la toma insurgente del Partido Republicano por parte de su suegro.

«Digo que básicamente hizo una toma de control hostil completa del Partido Republicano», dijo el 18 de abril. «Y no creo que se trate tanto de los problemas. Creo que se trata de la actitud», agregó.

Calificando a los partidos políticos como una «colección de tribus», Jared Kushner desestimó a los activistas republicanos que ayudan a elaborar la plataforma de ideas y aspiraciones políticas del partido por no estar en contacto con los votantes regulares.

«Sabes, los partidos a medida que crecen tienden a buscar ser más exclusivos que inclusivos», reflexionó Kushner. «Y entonces, ya sabes, mira la plataforma del Partido Republicano, es un documento destinado a enojar a la gente básicamente. Porque está hecho por activistas», agregó.

Meses después, durante su convención nacional, el Partido Republicano se negó a actualizar su plataforma. En cambio, decidió volver a adoptar la plataforma de 2016.

Activistas e ‘idiotas demasiado confiados’

El desdén de Kushner también se extendió a los funcionarios y asesores de la administración que habían frustrado al presidente previamente durante su mandato, personas que Kushner describe como «idiotas demasiado confiados».

«Nos hemos deshecho de muchos idiotas demasiado confiados», le dijo a Woodward. «Y ahora tiene muchas personas más reflexivas que conocen su lugar y saben qué hacer», agregó.

En «Rage», Woodward escribe que creía que Jared Kushner se refería a los exmiembros del gabinete y asesores James Mattis, Rex Tillerson y Gary Cohn. En una entrevista de septiembre en el programa «Today» de NBC, Kushner afirmó que Woodward lo «caracterizó erróneamente» y negó que hubiera llamado a esos tres hombres «idiotas demasiado confiados».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up