EE.UU. no avanzó en el promedio de casos diarios de covid-19 el mes pasado y funcionarios temen una crisis inminente

(CNN) — Estados Unidos no hizo ningún progreso en la reducción de su base de casos de covid-19 desde el mes pasado. A pesar de que expertos urgieron sobre la necesidad de reducir los casos antes de entrar en las desafiantes temporadas de otoño e invierno.

El 1 de septiembre, EE.UU. promedió alrededor de 42.290 casos nuevos. A principios de octubre, el promedio de casos nuevos se situó en alrededor de 42.785, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Ese número es el doble de junio, cuando las restricciones de bloqueo comenzaron a disminuir. En ese entonces, EE.UU. promediaba aproximadamente 20.000 casos nuevos al día.

«No importa cómo se mida, eso no es bueno», dijo el doctor Anthony Fauci la semana pasada sobre la línea de base del país. «Estamos viendo 40.000 casos nuevos por día. Eso es inaceptable. Y eso es lo que tenemos que analizar antes de entrar en el invierno, más problemático».

El promedio de casos nuevos muestra que el virus aún se está propagando desenfrenadamente dentro de las comunidades estadounidenses.

Las infecciones también han llegado a la Casa Blanca, donde el presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump anunciaron el viernes temprano que dieron positivo por covid-19. Permanecerán en la Casa Blanca mientras se recuperan, dijo el médico del presidente.

«Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato», tuiteó Trump el viernes temprano. «¡Saldremos de esto JUNTOS!».

El anuncio del presidente se produce horas después de que anunció que una de sus ayudantes más cercanas también había dado positivo por el virus.

LEE: ¿Quién es Hope Hicks, la asesora de Trump que dio positivo por covid-19?

‘Nos acercamos a una crisis’

Expertos como Fauci dicen que ahora es el momento de que las ciudades y los estados redoblen las medidas de seguridad para ayudar a combatir un aumento inminente de casos de covid-19. Una de esas medidas son las mascarillas, que siguen siendo la herramienta más poderosa del país contra el virus hasta que haya una vacuna disponible.

Si el 95% de los estadounidenses usaran máscaras, se podrían salvar alrededor de 96.000 vidas para enero. Esto, según las proyecciones del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington.

El director del instituto, el Dr. Chris Murray, advirtió sobre una explosión de casos de covid-19 en los próximos meses y un «diciembre mortal» que se aproxima. El IHME proyecta que EE.UU. podría ver más de 3.000 muertes diarias para fines de este año.

También proyecta que más de 370.000 estadounidenses habrán muerto en enero. Más de 207.000 ya han muerto en Estados Unidos desde el inicio de la pandemia y más de 7,2 millones se han infectado.

Los líderes locales en EE.UU. están haciendo hincapié en advertencias similares, con 25 estados que informaron más casos nuevos de covid-19 que la semana anterior.

El gobernador de Kentucky instó a los residentes a ayudar a frenar la «escalada» de casos. Mientras que Nebraska informó esta semana su mayor número de nuevos casos de covid-19 desde mayo.

En Wisconsin, los líderes locales y estatales dieron la alarma después de que el estado registró su mayor recuento de muertes y hospitalizaciones por covid-19 esta semana.

«Nos acercamos a una crisis en mi comunidad», dijo el Dr. Paul Casey, director médico del departamento de emergencias del Hospital Bellin en Green Bay, Wisconsin.

«Este aumento que estamos viendo en el condado de Brown, Wisconsin, debería ser una llamada de atención para cualquiera que viva aquí de que nuestra comunidad se enfrenta a una crisis».

En medio de tendencias alarmantes de covid-19, preocupaciones para las escuelas

Mientras tanto, a medida que las comunidades de EE. UU. informan sobre las tendencias preocupantes de covid-19, más estudiantes han regresado a clase.

Miles de jóvenes estudiantes en Nueva York regresaron a la escuela cuando el estado informó nuevos clústeres y códigos postales de «puntos álgidos».

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijo el jueves que al menos 11 códigos postales tenían una tasa de positividad superior al 3%, y algunos llegaban al 6%. Pero defendió lo que llamó un regreso exitoso a la escuela y alentó a los padres a firmar exenciones que permitirán que sus hijos se realicen la prueba mensualmente. Esa prueba, dijo De Blasio, comenzará la próxima semana.

En Connecticut, donde algunas comunidades están reportando un aumento en los casos de covid-19, más de 130 estudiantes y personal escolar dieron positivo por el virus la semana pasada, según el gobernador Ned Lamont.

Ese número es de 600.000 o 700.000 estudiantes y miembros del personal, agregó el gobernador.

«Casi todos los que dieron positivo, eso no sucedió en la escuela, eso no sucedió en el salón de clases, eso sucedió fuera del campus», dijo Lamont.

«Tal vez una fiesta, tal vez algunos deportes, pero eso es, tal vez el salón de clases es uno de los lugares más seguros en los que se puede estar».

Sigue habiendo preocupaciones para los estudiantes mayores, ya que las universidades en todos los estados del país han informado infecciones. Nuevos estudios muestran que los casos de covid-19 aumentaron entre las personas en edad universitaria justo cuando las universidades reabrieron.

Y esta semana, una universidad de Carolina del Norte anunció que un estudiante que aparentemente estaba sano, murió después de las complicaciones del covid-19.

MIRA: Vacuna de Moderna contra el covid-19 podría estar disponible entre marzo y abril de 2021, según su presidente ejecutivo

La diversidad es importante en los ensayos de vacunas, dice experto

En medio de la batalla en curso contra la pandemia, no está claro cuándo estará disponible una vacuna de covid-19 para la población de EE.UU.

El director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, dijo esta semana que si se demuestra que la vacuna de la compañía es segura y efectiva, podría ser ampliamente accesible a fines de marzo o principios de abril.

Pero a medida que las empresas prueban sus vacunas, es clave que un grupo diverso de estadounidenses, incluidos los ancianos, participe en los ensayos clínicos en curso. Así lo dijo esta semana el Dr. Stephen Hahn, comisionado de la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés).

En las pautas de desarrollo de vacunas emitidas en junio, la FDA discutió la importancia de incluir diferentes poblaciones en esos ensayos, dijo Hahn a la Liga Nacional de Consumidores.

«Hemos dejado en claro que nuestra expectativa es que los datos que recibamos sean generalizables para todos los estadounidenses», agregó.

Ese punto, dijo, es muy importante para la agencia.

LEE: El ensayo de la vacuna de AstraZeneca sigue en pausa en EE.UU., pero el comisionado de la FDA no dice por qué

Los comentarios del comisionado se producen en medio de un esfuerzo de los funcionarios de salud para ayudar a asegurar a los estadounidenses que el proceso de autorización y aprobación de la agencia una vacuna de covid-19 cumple con los más altos estándares científicos y no se verá influenciada por la política.

«Si aprobamos o autorizamos la vacuna, el público debe tener total confianza en esa decisión», dijo Hahn esta semana.

Amanda Watts, Shelby Lin Erdman y Kristina Sgueglia de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up