Un Kennedy pierde una elección en Massachusetts por primera vez

(CNN) — El senador Ed Markey superó el martes el intento del representante Joe Kennedy de ponerle fin a sus casi 50 años en un cargo electo, humillando así a la dinastía familiar del Partido Demócrata que nunca antes había perdido una elección en Massachusetts.

El longevo legislador ganó las primarias haciendo campaña como la persona más progresista en la carrera, mientras enfatizaba sus raíces como hijo de un lechero de Malden.

«Dejamos en claro que preferimos perder luchando tan duro como podíamos por lo que creemos que en encontrar un término medio», dijo Markey en su discurso de victoria. «El movimiento progresista sabe luchar. No nos rendiremos».

Hace aproximadamente un año, cuando quedó claro que el congresista se postularía, Markey visitó la tumba de sus padres, consideró qué hacer y qué harían sus padres, y concluyó que tenía que postularse para la reelección, según el director de campaña John Walsh.

Su decisión podría haber sido descrita como una tontería. Kennedy, de 39 años, lideró las encuestas desde el principio, lanzando una campaña centrada en la justicia social y económica al tiempo que ofrecía un cambio generacional respecto a Markey, de 74 años, quien ha servido en el Congreso durante más de cuatro décadas.

Pero sus críticos atacaron a Kennedy por no articular una razón para postularse además de su propia ambición y Markey desvió el brillo de su oponente proyectando el poder de algunas de las estrellas más brillantes del partido.

Los dos demócratas no estaban muy en desacuerdo sobre política, pero Markey se estableció desde el principio como el primero en adoptar las causas liberales, señalando su coautoría del Green New Deal y su apoyo a «Medicare para todos». Markey usó zapatillas Nike retro-modernas y se alineó con la representante de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez, el fenómeno del partido, y el Movimiento Sunrise, un grupo juvenil enfocado en combatir el cambio climático, para demostrar que él estaba acorde a los tiempos.

«Cuando se trata de liderazgo progresista, no es tu edad lo que cuenta, es la edad de tus ideas», dijo Ocasio-Cortez en un anuncio. «Y Ed Markey es el líder que necesitamos».

Markey sugirió que Kennedy era un peso ligero legislativo, mientras afirmaba que él mismo ha escrito cientos de leyes que brindan Internet asequible a escuelas y bibliotecas, elevan los estándares de ahorro de combustible para automóviles y camiones, recaudan miles de millones de dólares para la investigación del Alzheimer e incluso disuaden las llamadas automáticas. Dijo que ha liderado revoluciones políticas desde al menos la década de 1980, cuando presentó la resolución de congelación nuclear y casi un millón de personas se reunieron en el Central Park de Nueva York para exigir el fin de la carrera de armamentos nucleares.

Kennedy respondió señalando agujeros en el largo historial de Markey, incluidos sus votos a favor de la Guerra de Iraq, el TLCAN, la Ley Patriota y el proyecto de ley contra el crimen de 1994.

En general, Kennedy afirmó que sería un mejor senador, que podría cumplir con su estado y construir el partido en todo el país. Atacó a Markey por pasar menos tiempo en casa en Massachusetts que cualquier otro miembro de la delegación del Congreso del estado, incluso cuando la senadora Elizabeth Warren se postulaba para presidenta, citando un análisis del diario Boston Globe.

Pero para el último mes de la campaña, cuando comenzó la votación por correo, las encuestas mostraron que Markey había tomado la delantera. Había señales de que Kennedy estaba frustrado. Le dijo a CNN en agosto que la pandemia de coronavirus «sin lugar a dudas obstaculiza a un retador», ya que limitaba su capacidad para conectarse en persona con la gente, lo que consideraba una de sus ventajas en la carrera. Aún así, un Kennedy con mascarilla realizó una gira relámpago por todo el estado y obtuvo el respaldo de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien destacó el esfuerzo del congresista para recorrer el país en 2018 y poder ganar en la Cámara.

A medida que avanzaba la pandemia, Markey invirtió el famoso llamado a la acción del expresidente John F. Kennedy. «Es hora de empezar a preguntar qué puede hacer su país por usted», dijo. En respuesta, la campaña de Kennedy finalmente lo describió explícitamente como el vástago de un legado formado por el ex fiscal general Robert F. Kennedy, el ex presidente Kennedy y el ex senador de Massachusetts Ted Kennedy, su abuelo y tíos abuelos. El narrador de un anuncio de televisión dijo que las luchas por la atención médica para todos, el empleo y las oportunidades y la justicia racial estaban «en su sangre».

Pero el martes, Markey bloqueó el camino de Kennedy hacia la cámara donde sus antepasados estuvieron alguna vez.

En su discurso de concesión, Kennedy dijo que su familia había sido «invocada con mucha más frecuencia de lo que esperaba» y la elogió por mostrarle el «ejemplo de lo que debería ser el servicio público».

Luego les dijo a sus dos hijos: «Si hay un mensaje de su papá esta noche, es este: Pasen siempre su vida en el ring. Vale la pena luchar».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up