Secretario Mnuchin dice que «aún se debe alcanzar» un acuerdo bipartidista para nuevo paquete de ayuda en medio de diálogos estancados

(CNN) –– En medio de un punto muerto sobre el nuevo paquete de estímulo para enfrentar los efectos de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo a los legisladores este martes que cree que «aún se debe alcanzar un acuerdo bipartidista» para poder entregar más ayuda. Las declaraciones ocurrieron durante su testimonio ante la subcomisión de la Cámara de Representantes que investiga la respuesta federal a la crisis de covid-19.

«Continuaremos trabajando con el Senado y la Cámara sobre una base bipartidista para un paquete de ayuda de fase cuatro. Creo que aún se debe alcanzar un acuerdo bipartidista», señaló Mnuchin durante la audiencia de la Subcomisión Selecta para la Crisis del Coronavirus. También agregó que él espera que dicho convenio proporcione fondos para escuelas, pruebas de detección, vacunas, cuidado infantil y otras prioridades clave.

Las conversaciones para lograr un nuevo estímulo fracasaron el Capitolio a principios de agosto, y los demócratas y los funcionarios del gobierno Trump se retiraron en medio de acusaciones partidistas. Mnuchin se ha desempeñado como negociador principal de la administración en las conversaciones.

Expira el apoyo económico de US$ 600 para desempleados en EE.UU. 1:13

El representante Jim Clyburn, demócrata de Carolina del Sur y presidente de la subcomisión, abrió la audiencia con un llamado para alivio adicional. Aseguró que «se necesita con urgencia un estímulo fiscal adicional» y señaló que espera que Mnuchin «regrese a la mesa de negociaciones preparado para encontrar una causa común» sobre la legislación.

Por su parte, Mnuchin indicó durante la audiencia que está «preparado para sentarse con el líder en cualquier momento para negociar». También dijo que «el presidente y yo apoyamos una respuesta fiscal adicional y hemos estado trabajando duro para tratar de lograr un acuerdo negociado sobre una base bipartidista».

El secretario del Tesoro indicó posteriormente que llamaría a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, este martes como respuesta a las preguntas de la representante demócrata Maxine Waters de California. «¿Puedo decirle a ella que usted sugirió que la llamara inmediatamente después de la audiencia? Listo, la llamaré inmediatamente después de la audiencia».

Se ha avanzado poco hacia algún tipo de acuerdo bipartidista de estímulo desde que los diálogos fallaron. Una llamada entre Pelosi y el secretario general de la Casa Blanca, Mark Meadows, la semana pasada no tuvo ningún efecto para superar el estancamiento en las negociaciones hacia un nuevo estímulo, lo que dejó las conversaciones en un punto muerto mientras la pandemia continúa afectando la salud pública y la economía.

LEE: Republicanos presentan nueva propuesta de estímulo que reduce los subsidios de desempleo

Pelosi, en la llamada con Meadows, ofreció bajar la demanda demócrata de la cifra de 2,4 billones de dólares a 2,2 billones. Pero dejó claro a los periodistas que los demócratas no están dispuestos a disminuir el monto, incluso cuando eso deja a las dos partes separadas por aproximadamente 1 billón de dólares. Los republicanos del Senado dieron a conocer una propuesta de estímulo de aproximadamente 1 billón de dólares a finales de julio, la cual marcó su oferta inicial en las negociaciones.

Mnuchin indicó durante la audiencia de este martes que no apoya la cifra general que piden los demócratas y en un momento apuntó específicamente a: «No apoyo 2,2 billones de dólares».

«Desafortunadamente, el senador Schumer y la líder Pelosi no quieren sentarse a la mesa de negociaciones a menos de que estemos de acuerdo públicamente en una cifra de línea superior. Mi propia opinión es que deberíamos ir parte por parte, y cualquier área de la legislación en la que podamos estar de acuerdo debería aprobarse en la Cámara y el Senado», dijo Mnuchin.

Los líderes demócratas han argumentado que cualquier estímulo adicional debe abordarse a través de un paquete integral, y no de forma fragmentada.

Sin embargo, durante la audiencia de este martes, Mnuchin dijo que cree que una acción independiente relacionada con al Programa de Protección de Pagos (PPP) recibiría un «apoyo abrumador» en el Capitolio.

Se estanca el paquete de estímulo económico en EE.UU. 1:21

«Nos quedan más de 130.000 millones de dólares en PPP, que creo que si el Congreso estuviera dispuesto a emprender una acción independiente para reutilizar este dinero en fondos adicionales, creo que esto se aprobaría con un apoyo abrumador en la Cámara y el Senado, y yo animaría a la Cámara a seguir adelante con eso», dijo.

«En lo que se refiere al empleo, el área que tiene un apoyo bipartidista abrumador y que creo que sería más fácil de aprobar de manera independiente sería el PPP», agregó Mnuchin.

«No nos quedemos estancados por un número. Acordemos cosas que podemos avanzar de forma bipartidista ahora. No creo que el resultado correcto sea cero. Nadie piensa que el resultado correcto es cero», insistió el secretario posteriormente.

Durante la audiencia Clyburn criticó el manejo que el gobierno de Trump le ha dado a la pandemia y dijo que el Departamento del Tesoro «debe mejorar la implementación de los programas de ayuda aprobados por el Congreso».

«Hasta ahora, la administración les ha dado prioridad a las grandes empresas sobre las pequeñas y sobre los trabajadores estadounidenses que el Congreso tenía la intención de proteger», sostuvo Clyburn. Luego, continuó: «La administración necesita volver a enfocar el Programa de Protección de Pagos, el apoyo a la nómina para la industria de las aerolíneas y otros programas de alivio para asegurar que están preservando puestos de trabajo, no llenando los bolsillos de ejecutivos adinerados».

El presidente de la subcomisión argumentó que el Departamento del Tesoro también necesita «mejorar la supervisión y la rendición de cuentas para garantizar que no se malgaste el dinero de los contribuyentes».

MIRA: Algunos propietarios de casas en EE.UU. obtienen un alivio hipotecario que no quieren

Clyburn dijo que el panel publicará un informe de personal, que plantea «serias preocupaciones sobre el desperdicio, fraude y abuso potenciales en el Programa de Protección de Pagos», una medida establecida bajo la Ley CARES de alivio ante el coronavirus destinada a apoyar a las pequeñas empresas afectadas por la pandemia.

Mnuchin defendió ampliamente los esfuerzos del Departamento del Tesoro para mitigar el número de víctimas de la pandemia: «Durante los últimos cinco meses, el Tesoro ha trabajado arduamente para proporcionar asistencia económica rápida y directa a los trabajadores estadounidenses y sus familias. Seguimos comprometidos en asegurarnos que todos los estadounidenses vuelven a trabajar lo antes posible».

El representante republicano Jim Jordan, de Ohio, defendió la respuesta federal a la crisis. «Lo que ustedes han puesto en marcha, los programas que han recomendado, los programas que aprobó el Congreso, han funcionado», dijo.

«Los demócratas mantienen sus estados cerrados, luego se quejan por el desempleo», sostuvo Jordan. Y agregó: «Aquí hay una idea novedosa, dejen que la gente vuelva a trabajar y apuesto a que obtendrán mucho menos (desempleo), obtendrán un crecimiento económico más fuerte que se basará en lo que hemos visto en los últimos tres meses».

La audiencia se realizó como una mezcla de asistencia presencial y remota con Mnuchin y Clyburn en persona.

Después de la ruptura de las conversaciones para un nuevo paquete de estímulo, el presidente Donald Trump intentó eludir al Congreso para entregar ayuda a los estadounidenses a través de acciones ejecutivas. Pero algunos de esos programas no están funcionando tan rápido como prometió Trump.

Por ejemplo, el aumento al subsidio por desempleo firmado por Trump entra en vigencia retroactivamente al 1 de agosto, pero muchos desempleados aún no están viendo el dinero. Además, solo se espera que los fondos proporcionen de cuatro a cinco semanas de asistencia económica complementaria.

La medida del impuesto sobre la nómina que el presidente firmó, y que entrará en vigencia esta semana, en realidad no reduce los impuestos sobre la nómina, sino que pospone al próximo año la fecha de vencimiento de la parte que pagan los empleados. Además, no es automático. Los empleadores pueden optar por seguir reteniendo esos impuestos, y muchas empresas han sugerido que lo harán.

Mnuchin destacó las acciones implementadas por Trump: «Cuando quedó claro que las negociaciones anteriores no avanzaban, el presidente tomó acciones ejecutivas para brindar un alivio crítico a los estadounidenses a través de la asistencia salarial perdida y otros elementos importantes».

Sin embargo, destacó que «aunque seguimos viendo signos de una fuerte recuperación económica, somos sensibles al hecho de que hay más trabajo por hacer y ciertas áreas de la economía requieren un alivio adicional».

Katie Lobosco y Phil Mattingly, los dos de CNN, contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up