OPINIÓN | Los arriesgados mítines de Trump son sacados directamente de “Hunger Games”

Nota del editor: Dean Obeidallah, un exabogado, es el presentador del programa diario de radio «The Dean Obeidallah Show» en SiriusXM, y columnista de The Daily Beast. Síguelo en @DeanObeidallah. Las opiniones expresadas en este comentario son suyas. Ve más artículos de opinión en cnne.com/opinion

(CNN) — Bienvenido a «Covid-19 Hunger Games: Campaign edition» de Donald Trump. Esa es la única manera de describir la continua burla de Trump en sus mítines de campaña de las medidas en vigor para mantener a las personas a salvo del nuevo coronavirus. Vimos otro ejemplo el sábado por la noche cuando Trump celebró un mitin en Nevada que violó las reglas del estado sobre la limitación de eventos a 50 personas, ignoró el mandato de mascarilla del estado y atascó a las personas una encima de la otra.

Además, las estadísticas oficiales de Nevada muestran que el estado tiene actualmente una preocupante tasa de positividad de la prueba covid-19 del 9,5%, con casos que crecen a una tasa del 0,4% (299 casos nuevos por día) durante el período de siete días más reciente registrado por Nevada Health Response (Nueva York, por el contrario, ha estado durante más de un mes con una tasa de positividad de menos de 1%). La Organización Mundial de la Salud ha aconsejado a los estados que no reabran hasta que la tasa de positividad sea de 5% o menos durante 14 días.

MIRA: «Trump viola la santidad de la propiedad privada», dice profesor del Amherst College

Pero nada de eso aparentemente le importa a Trump, siempre y cuando obtenga la óptica de una gran multitud que cree que luce bien para su campaña de 2020. Eso ayuda a explicar por qué, después de la manifestación, Trump tuiteó fotos del evento en las que aparecían apiñadas personas sin mascarillas. Trump incluso compartió un videoclip de sus fanáticos corriendo desde un área cerrada hasta el frente del escenario, que parecía el comienzo de un programa de juegos con temática de covid-19. Esperaba escuchar a Trump atraer a sus seguidores gritando: «¡Los primeros 25 en subir al escenario obtienen un suministro de hidroxicloroquina para un mes!».

En la manifestación, Trump mintió a sus partidarios sobre la razón por la que se estaba llevando a cabo en la ciudad de Minden y no en el aeropuerto de Reno, donde estaba programado originalmente, al señalar que era porque el gobernador demócrata, Steve Sisolak, «intentó detenernos».

«No lo hicimos«, tuiteó Meghin Delaney, secretaria de prensa de Sisolak. El Las Vegas Review-Journal informó que en realidad fueron los funcionarios del aeropuerto de Reno quienes impidieron la manifestación allí, citando la restricción de 50 personas en las reuniones de multitudes.

A principios de semana, Trump realizó una manifestación en Carolina del Norte que nuevamente ignoró los mandatos estatales de distanciamiento social para limitar las reuniones a 50 personas y usar mascarillas. Estas medidas están en vigor por una razón: para salvar vidas de una pandemia mortal que se ha cobrado la vida de más de 193.000 estadounidenses desde marzo. Solo en la última semana, con un promedio de muertes de 850 por día, cientos de estadounidenses más murieron por covid-19 que durante los ataques del 11 de septiembre.

Seguro, la campaña de Trump le dice a los medios: «A todos los asistentes se les hará un control de temperatura antes de la admisión, se les proporcionará una máscara que se les anima a usar y tendrán acceso a mucho desinfectante para manos». Pero las fotos muestran que no se usan mascarillas. Si Trump realmente quisiera garantizar la seguridad de sus seguidores en lugar de alimentar su ego, simplemente podría decirles en el mitin que se pusieran las mascarillas y mantuvieran una distancia segura entre ellos. Trump no es tímido cuando se trata de compartir sus puntos de vista sobre temas que le apasionan.

Trump no solo está exponiendo al virus a sus partidarios en el mitin. También está enviando un mensaje alarmante a la nación de que se pueden ignorar los mandatos de distanciamiento social. Esto es más que irresponsable, raya en lo siniestro, dado que Trump comprende perfectamente lo fácil que este virus puede transmitirse y ser fatal. Ahora sabemos que, desde el 7 de febrero, Trump dijo al reportero Woodward, del Washington Post, en una llamada telefónica que se hizo pública la semana pasada, que el covid-19 era altamente contagioso, ya que podía transmitirse en el aire y que era cinco veces «más mortal» que la gripe.

MIRA: «El ser humano no aprende», dice el Dr. Elmer Huerta ante Trump y su evento de ayer en Nevada

Además, Trump debe ser consciente de que, después de su manifestación de campaña en Tulsa a fines de junio, hubo un aumento en los casos de covid-19 en el área de Tulsa, que los funcionarios de salud locales creían que estaba relacionado con su evento. De hecho, fue en esta misma manifestación que se vio sin mascarilla al exaspirante presidencial republicano Herman Cain. Cain fue diagnosticado con covid-19 poco después, y murió a causa del virus semanas después. Si bien no está claro si Cain contrajo el virus en el mitin de Trump, debería hacer sonar las alarmas de Trump sobre esa posibilidad.

La conclusión es la siguiente: Trump siempre hará lo mejor para Trump. En este caso, significa realizar grandes mítines de campaña que violan las medidas de seguridad de covid-19, simplemente porque Trump cree que eso podría ayudarlo a ganar la reelección, incluso si eso significa que más de sus partidarios estén expuestos a un virus que él sabe que es algo mortal.

Si a Trump no le preocupa que sus seguidores contraigan covid-19, ¿por qué alguien creería que le importa que enferme el 51% de los estadounidenses que no lo apoyan? O incluso muera.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up