OPINIÓN | ¡Las bellas «cincuentonas»!

Nota del editor: Mari Rodríguez Ichaso ha sido colaboradora de la revista Vanidades por varias décadas. Es especialista en moda, viajes, gastronomía, arte, arquitectura y entretenimiento. También es productora de cine y columnista de Estilo de CNN en Español. Las opiniones expresadas en esta columna son propias de la autora. Puedes leer más artículos en cnne.com/opinion.

(CNN Español) — ¿No les parece maravilloso que los 50 sean los nuevos 30? Y que los 60 o 70 sean ¡lo que cada mujer luzca y represente sin tener en cuenta el calendario!

Y cuando vemos los años que tienen muchas mujeres famosas podemos decir ¡bravo! con entusiasmo y muchas ganas.

Por ejemplo (y estas son tan solo algunas de una larga lista): Catherine Zeta-Jones tiene 50 años; Jennifer López, Jennifer Aniston y Cate Blanchett tienen 51 años; Nicole Kidman, 53; Cindy Crawford, Salma Hayek y Halle Berry tienen 54; Sarah Jessica Parker, Monica Bellucci y Marisa Tomei, 55; Sandra Bullock y Elle McPherson, 56; la pelirroja Julianne Moore, 59, y dos íconos del mundo de la fama —Madonna y Sharon Stone— ¡son ‘sesentonas’, habiendo cumplido unos fabulosos 62 años! ¿Y la princesa Carolina de Mónaco? Pues tiene unos espléndidos 63 años.

¡El calendario no importa!

La edad en el siglo XXI ha perdido importancia social y los cambios no solo se deben al físico y al “look” que proyectamos, sino a “la juventud” que realmente poseemos.

Más que nunca antes, y más aún ahora que la pandemia de covid-19 ha puesto a prueba nuestro carácter y nuestra fortaleza emocional, el entusiasmo, la alegría de vivir y la curiosidad por el mundo, son vitales para seguir siendo muy jóvenes de espíritu. Y por ende, más juveniles y llenas de ilusiones.

¿Secretos de juventud?

Y esa vitalidad y esa energía, mano a mano con nuestra alegría de vivir, ¡se reflejan en nuestro físico! Y con ese deseo de vivir sanamente y en paz, viene el deseo de cuidarnos más, de hacer deporte o ejercicios ¡aunque sea tan solo una caminata diaria!, de cuidarnos la salud con chequeos anuales, de comer mejor (y poco a poco eliminar de nuestra dieta comidas dañinas), no fumar, beber poco alcohol, cuidar nuestra piel, y mantener el deseo (¡vanidoso sin duda, pero maravilloso!) de tratar de lucir más bellas. ¿Y una palabra clave en todo lo anterior? ¡Saber ejercitar la moderación!

El vestirnos con coquetería y como más nos guste, y llevar una vida que nos plazca, aunque sea solo para una misma y nos aporte gran placer, es parte muy importante de mantenernos con un aspecto joven y moderno. Y lo de “moderno” es básico ¡pero siempre moderadamente y no tratando de lucir como quinceañeras!

Igual que es un hecho que las mujeres contentas con sus carreras o profesiones son muy felices, y la felicidad se refleja en la cara. ¡Y las sonrisas, sin duda, suavizar cómo lucen las arrugas y líneas y nos embellecen!

La genética ayuda pero…

¿Y qué pasa con la genética de cada cual? Esa parte juega un papel, y es muy común adjudicarle un buen cutis, un cabello fuerte o una buena salud porque “heredamos esos buenos genes”; de las madres o abuelas, pero no podemos desconocer otros factores comprobados que inciden en nuestro físico o salud en general.

Pero si estamos siempre malhumoradas, no nos cuidamos el físico y somos mujeres negativas, envidiosas o infelices ¡no hay herencia genética que nos “salve” de un envejecimiento prematuro y de un rostro amargado y desagradable!

Una visión moderna y justa de la vida rejuvenece ¡igual que nada como sentir una gran curiosidad por el mundo en que vivimos para quitarnos una docena de años de encima!

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up