Muere durante un arresto el sospechoso del tiroteo en Portland en el que murió un activista de derecha, dicen las autoridades

(CNN) — Un hombre de Portland que fue asesinado el jueves por la noche mientras las autoridades intentaban detenerlo pareció admitir que era responsable del disparo mortal de un partidario de un grupo de derecha durante los enfrentamientos entre grupos pro-Trump y manifestantes de izquierda en la ciudad de Oregon.

Las autoridades dijeron que un grupo de trabajo estaba intentando arrestar a Michael Forest Reinoehl en el estado de Washington. El Tribunal de Circuito del condado de Multnomah lo buscaba por un cargo de asesinato.

«Reinoehl supuestamente estuvo involucrado en un tiroteo el 29 de agosto en Portland, Oregon, que resultó en una muerte», dijo US Marshals.

El grupo de trabajo lo ubicó en Olimpia e intentó arrestarlo pacíficamente.

Portland: lo que sabemos de la muerte de un hombre durante las protestas

«Los informes iniciales indican que el sospechoso tenía un arma de fuego que amenazaba la vida de los agentes del orden. Los miembros del grupo de trabajo respondieron a la amenaza y le dispararon al sospechoso que fue declarado muerto en el lugar», dice el comunicado.

Ninguno de los miembros del grupo de trabajo resultó herido.

En una entrevista transmitida el jueves por la noche por Vice News, Michael Reinoehl, de 48 años, pareció asumir la responsabilidad del asesinato de Aaron «Jay» Danielson en la protesta de Portland, alegando que actuó en defensa propia porque él y un amigo estaban a punto de ser apuñalados.

«Sabes, muchos abogados sugieren que ni siquiera debería estar diciendo nada, pero creo que es importante que el mundo al menos entienda un poco de lo que realmente está pasando», dijo Reinoehl. «No tenía otra opción. Quiero decir, tenía una opción. Podría haberme sentado allí y verlos matar a un amigo mío de color. Pero no iba a hacer eso».

La policía pasa junto a los marcadores de evidencia en la escena donde un hombre sospechoso de disparar a un partidario de un grupo de derecha en Portland, Oregón. (Foto AP / Ted Warren)

En la entrevista, realizada con el periodista independiente Donovan Farley, Reinoehl dijo que fue al centro el sábado por la noche para brindar «seguridad» después de ver una caravana de cientos de simpatizantes de Trump desfilando en vehículos por la ciudad. Se describió a sí mismo como «100 por ciento antifascista», aunque no es miembro de ningún grupo de Antifa.

Danielson, quien era partidario del grupo de extrema derecha Patriot Prayer, recibió un disparo en el pecho durante el enfrentamiento y murió.

Después del tiroteo, Reinoehl dijo que se dio cuenta de lo que había sucedido y «estaba seguro de que no le disparé a nadie inocente». Luego salió de la escena sintiéndose «totalmente justificado [de que] si no hubiera actuado, estoy seguro de que mi amigo, y estoy seguro de que yo, habría sido asesinado».

Reinoehl dijo que había decidido hablar porque «se ha hecho mucha propaganda».

«Lo que han hecho es que han intentado que parezca que todos somos terroristas. Y están intentando hacerme parecer un asesino», dijo.

La entrevista fue transmitida cuando los oficiales se movieron para detenerlo en Lacey, Washington, según una fuente de las fuerzas del orden federal familiarizada con el incidente.

Alarma por videos de agentes federales operando en Portland 2:52

El presidente Trump tuitea sobre el sospechoso

El presidente Trump, aparentemente reaccionando a la entrevista, tuiteó momentos después de la transmisión: «¿Por qué la policía de Portland no ARRESTA al asesino a sangre fría de Aaron ‘Jay’ Danielson? Hagan su trabajo y arréstenlo. Todo el mundo sabe quién es este matón. ¡No es de extrañar que Portland se vaya al infierno! @TheJusticeDept @FBI».

Reinoehl publicaba regularmente fotos y videos de protestas en las redes sociales en junio y principios de julio, incluida una de personas que gritaban «F **k Trump» mientras alguien quemaba una bandera de Trump 2020.

Y en los meses previos a la muerte de Danielson, de 39 años, Reinoehl tuvo al menos dos enfrentamientos con la ley.

En una protesta del 5 de julio, Reinoehl fue citado por poseer una pistola cargada en un lugar público, interferir con la policía y resistirse al arresto. La policía dijo que confiscó una pistola semiautomática Walther PPQ como prueba. En un comunicado, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Multnomah dijo que el incidente sigue bajo investigación y que «no hemos rechazado ni rechazado el enjuiciamiento de este caso».

Un mes antes, Reinoehl y su hijo, de 17 años, fueron arrestados en el condado de Baker, Oregon, justo antes de la 1 am, según los registros de la Policía Estatal de Oregon. Los dos fueron detenidos por un policía estatal de Oregon y un funcionario de la oficina del sheriff del condado el 8 de junio por conducir a más de 100 millas por hora en autos separados en la Interestatal 84, que corre al este de Portland, según los registros.

Reinoehl fue acusado de conducir bajo la influencia de una sustancia controlada, posesión ilegal de un arma de fuego (una pistola Glock cargada), conducir en suspensión, poner en peligro imprudentemente a otra persona (su hija, que era pasajera en su automóvil) y conducir de manera imprudente. El hijo de Reinoehl fue arrestado por DUI y un cargo por arma de fuego.

Los casos siguen activos, dijo la policía estatal. Los funcionarios del Tribunal de Circuito del Condado de Baker dijeron que se busca a Reinoehl por no comparecer para la lectura de cargos por esos cargos. Ni Reinoehl ni su hijo, ni ningún representante legal, pudieron ser contactados para comentar los cargos.

La Policía de Portland ha realizado al menos 500 arrestos durante las protestas nocturnas desde el 29 de mayo

El sospechoso culpó de la violencia a las personas que se oponían a las protestas

En las redes sociales, mientras tanto, Reinoehl publicó comentarios que vacilaban entre rechazar la violencia y abrazar el uso de la fuerza. Llamó a los meses de protestas contra la violencia policial en Portland una lucha por su país y dijo que «ahora es el momento de cambiar el curso de la humanidad».

Reinoehl describió haber estado involucrado en un enfrentamiento previo con contramanifestantes en una entrevista en video con Bloomberg Quick Take News publicada el 27 de julio, aunque el incidente no ha sido verificado por CNN.

En ese video, culpó de la violencia a las personas que se oponían a las protestas, diciendo: «Está aumentando hasta un punto en el que, ya sabes, están tratando de interrumpirnos en todos los sentidos, eso es ilegal. Nos están disparando. Están enviando gente que está comenzando peleas … es una guerra, esto es algo que han hecho en el extranjero durante años y años y años y años; pero ahora nos lo están haciendo a nosotros».

Reinoehl se describió a sí mismo como con experiencia en el ejército, aunque el Ejército de EE.UU. dijo que no podía encontrar registros de su servicio, y dijo que trabajaba como contratista y practicante de snowboard. Dijo en el video que estaba brindando seguridad a los manifestantes de Black Lives Matter.

En una foto en una de sus propias publicaciones, Reinoehl se subió la camisa para mostrar lo que llamó, «La cicatriz de batalla de esta noche gracias a una munición tipo bean bag…que me dispararon desde 6 metros de distancia». Cuando alguien advirtió en un mensaje de texto sobre un grupo «Patriota» supuestamente armado que se esperaba contrarrestara la protesta el 4 de julio, Reinoehl respondió: «Gracias, amigo mío, estamos listos».

«Toda revolución necesita personas que estén dispuestas y listas para luchar», dijo en una publicación de Instagram del 16 de junio, y agregó: «¡Soy 100% ANTIFA hasta el final! Estoy dispuesto a luchar por mis hermanos y hermanas. Incluso si algunos de ellos son demasiado ignorantes para darse cuenta de lo que realmente significa antifa. ¡No queremos violencia, pero tampoco huiremos de ella!».

También habló sobre los enfrentamientos con la policía, diciendo: «Si la policía continúa molestando y disparándole a ciudadanos inocentes que están expresando pacíficamente sus objeciones, ¡debe ser enfrentado con la misma fuerza!». Dijo que «realmente tenemos una oportunidad en este momento para arreglar todo … ¡será una pelea como ninguna otra! Será una guerra y como todas las guerras habrá bajas».

Reinoehl se había distanciado de su familia, según un miembro de la familia, quien dijo que Reinoehl tenía una mentalidad de «resistirse a la autoridad». Los familiares se enteraron del tiroteo del 29 de agosto después de recibir un mensaje de texto amenazante el domingo, dijo el familiar.

«Nos despertamos con amenazas de muerte, así fue como nos enteramos. Recibimos mensajes todo el día de ayer. Algunos decían ‘sangre por sangre’, otro decía que toda nuestra familia estaba en peligro y que ‘alguien tiene que morir’». Entre los mensajes de texto era uno para la cónyuge del miembro de la familia con «una foto mía y el texto ‘Patriot Prayer dice hola’», dijo el miembro de la familia.

Cuando llamaron a la policía para denunciar las amenazas, se les pidió que identificaran fotos de Reinoehl, agregó el familiar

— Josh Campbell y Joe Sutton de CNN contribuyeron a este informe.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up