Mientras EE.UU. supera las 200.000 muertes por covid-19, los supervivientes tienen un mensaje: esto no es un engaño

(CNN) — Incluso cuando Estados Unidos ya superó las 200.000 muertes por coronavirus, todavía hay personas que piensan que el coronavirus es un engaño. Los supervivientes del covid-19 y las familias de las víctimas discrepan y comparten sus experiencias muy reales con la enfermedad mortal.

Ann y Marvin Robinson, un matrimonio en Casper, Wyoming, contrajeron el virus hace casi tres meses. Marvin, de 73 años, todavía tiene dificultad para respirar y ambos luchan contra la fatiga.

«Tenemos amigos que todavía creen que es un engaño. Creen que desaparecerá el día de las elecciones», dijo Ann, de 72 años, a Brianna Keilar de CNN el martes.

«Esto está tratando de convencer a la gente de que las 200.000 personas que han muerto eran importantes», dijo Ann sobre sus esfuerzos por asegurarle a la gente la realidad del virus.

Sus amigos «descartan un poco el hecho de que las personas mayores la padecen y tienen condiciones subyacentes, que iban a morir de todos modos», dijo Ann. «Bueno, soy una persona mayor y tengo condiciones subyacentes, y tengo la intención de vivir muchos más años».

Hasta el martes por la tarde, más de 6,88 millones de personas habían contraído el virus en todo el país y al menos 200.477 personas habían muerto.

El covid-19 es ahora la segunda causa principal de muerte en EE.UU., justo después de las enfermedades cardíacas, según el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington.

Heather-Elizabeth Brown, una capellán de policía de 35 años y entrenadora corporativa en el área de Detroit, pasó unos 100 días en el hospital con covid-19. Más de un mes de su estadía en el hospital lo pasó con un ventilador y en coma en cuidados intensivos.

Dijo que todavía tiene problemas para respirar y fatiga.

«Cosas simples como subir las escaleras o caminar hacia mi auto o afuera para buscar algo me desbordan, y el factor de fatiga también es una gran parte de las secuelas», dijo Brown.

«Me parece que no puedo pasar un día entero sin tener que detenerme, acostarme y descansar, simplemente porque estoy absolutamente agotada de hacer las tareas cotidianas simples como, ya sabes, tomar una ducha o preparar el desayuno».

LEE: Las infecciones por coronavirus entre las poblaciones más jóvenes se están disparando, dice la OMS

«Quiero absolutamente que la gente sepa que el covid es una enfermedad real», le dijo Brown a Keilar. «No es falso, no está inventado, no es una conspiración. Es algo que se puede contagiar y es algo que puede ser muy peligroso».

Sondra Wolfe perdió a su esposo por covid-19. Está frustrada porque la pandemia se ha convertido en un problema político en Estados Unidos.

«La gente ve los números y a muchos de ellos no les importa», dijo Wolfe a CNN la semana pasada. «Quiero poner un rostro humano y una familia, lo que está pasando una familia, el dolor que esto ha causado, y tal vez cambiar algunas mentes de que esto es algo real».

Diana Berrent fue una de las primeras en su comunidad de Nueva York en ser diagnosticada con el virus el 18 de marzo, dijo.

Fundó un grupo de apoyo para supervivientes de covid, Survivors Corps, que cuenta con más de 90.000 miembros.

A fines de agosto, Berrent «todavía tenía terribles problemas gastrointestinales, enormes dolores de cabeza. Y lo que se siente como una infección profunda del oído», le dijo a Jake Tapper de CNN. «Pero eso palidece en comparación con lo que muchos de nuestros miembros están experimentando. Cosas realmente dramáticas, problemas neurológicos, taquicardia, cosas tan dramáticas como la diabetes iniciada por covid y el lupus iniciado por covid».

Lo que quiere que la gente sepa, dijo, es que «no se trata de contraer gripe o morir. Hay un grupo muy, muy grande en el medio, que parece constituir una gran proporción de personas que contraen covid, que no se está recuperando. No quieres terminar en ese grupo de personas».

Cuando veas las historias de personas en Survivor’s Corps de, por ejemplo, un joven de 25 años que está escribiendo un testamento en vida y «no cree que vaya a llegar a ver el día de su boda, cambiarás de opinión», dijo Berrent.

La hermana de Maureen Fagan, Adeline Fagan, de 28 años y residente de obstetricia y ginecología de segundo año que vive en Houston, murió el sábado después de luchar contra el covid-19 durante unos meses. La familia de Fagan ha estado hablando desde entonces en un esfuerzo por salvar otras vidas.

LEE: Doctora de 28 años en Houston muere tras una batalla con el coronavirus, dice su familia

«Todos podrían ser Adeline y esa es la parte aterradora de esto», le dijo Fagan a Kate Bolduan de CNN, pidiéndole a la gente que siga las pautas para proteger a otras personas.

«Si puedes hacer algo tan simple como usar la mascarilla, el distanciamiento social, incluso solo usar desinfectante de manos, para hacer tu parte», dijo.

«Creo que tienes derecho a hacer eso, como ser humano y tratando de ser una buena persona».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up