Llegar a cero emisiones netas para controlar el cambio climático podría costar US$ 2 billones al año, según un informe

Londres (CNN Business) — Es posible lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050, pero costará entre US$ 1 billón y US$ 2 billones al año. Así lo asegura un nuevo informe que advierte que el costo del cambio climático absoluto será mucho mayor.

La Comisión de Transiciones Energéticas (ETC por sus siglas en inglés), una coalición de altos ejecutivos de 45 productores de energía, instituciones financieras y grupos ambientales, dijo, el miércoles, que es «técnica y económicamente posible» lograr emisiones netas cero para mediados de siglo, a un costo anual de aproximadamente 1% a 1,5% del PIB mundial.

Limitar los aumentos de la temperatura global a 1,5 grados centígrados requerirá cero emisiones netas alrededor de 2050. Esta es una meta del Acuerdo de París.

Las inversiones adicionales requeridas son «fácilmente asequibles», dados los ahorros globales actuales y las tasas de interés bajas sostenidas. Además son empequeñecidas por la cantidad de gasto público dedicado a estimular la economía después de la pandemia de coronavirus, agregó el ETC.

Un avión de tres pisos y cero emisiones, ¿es el futuro de la aviación?

Fórmula 1: plan para cero emisiones de carbono para 2030 1:44

Las emisiones cero son «alcanzables»

ArcelorMittal, Bank of America, BP y Royal Dutch Shell se encuentran entre las empresas representadas en el ETC. También son miembros personas de la European Climate Foundation y el World Resources Institute, aunque no se pidió a ninguna de las organizaciones que respaldara el informe.

«No hay duda de que es técnica y económicamente posible alcanzar la economía de cero emisiones de carbono que necesitamos para 2050», dijo el copresidente de ETC, Adair Turner, en un comunicado. «Y cero debe significar cero, no un plan que se basa en el uso permanente y a gran escala de ‘compensaciones’ para equilibrar las continuas emisiones de gases de efecto invernadero».

«La acción en la próxima década es crucial, de lo contrario será demasiado tarde», agregó.

A medida que los gobiernos y las empresas continúan lidiando con las consecuencias de la pandemia de coronavirus, la atención se centra una vez más en la crisis climática. El cambio climático se ha visto representado en los incendios forestales en California y daños a los glaciares en la Antártida, además de varios otros eventos climáticos extremos en Estados Unidos.

Breves económicas: la petrolera BP promete cero emisiones para el año 2050

Bajan las emisiones de dióxido de carbono en Australia 0:50

Los riesgos del cambio climático

La pandemia ha demostrado la «falta de preparación de la economía mundial para los riesgos sistémicos», según ETC. El reporte dijo que un gasto gubernamental sin precedentes en los esfuerzos de recuperación de la pandemia brinda una oportunidad para invertir en una economía más resistente.

Organizaciones como la Agencia Internacional de Energía (AIE) y las ONU también han instado a los gobiernos a garantizar que los esfuerzos para impulsar la economía apoyen los objetivos climáticos y de energía limpia.

Pero la pandemia ha afectado la inversión mundial en energía, que se espera que caiga en un quinto este año, en comparación con 2019. La energía renovable ha tenido mejores resultados que los combustibles fósiles, pero la inversión en grandes proyectos eólicos y solares, en el primer trimestre de 2020, se redujo a los niveles de hace tres años, según un informe de principios de este año de la AIE.

La AIE dijo, la semana pasada, que lograr cero emisiones netas de CO2, para 2070, requerirá inversiones adicionales de US$ 31 billones por encima de los compromisos ya asumidos por los gobiernos. Por otra parte, la Agencia Internacional de Energía Renovable dijo, el año pasado, que la inversión total en el sistema energético debería aumentar en $ 15 billones por encima de los planes actuales.

Sin embargo, no abordar el cambio climático podría costar mucho más a largo plazo. La Agencia Internacional de Energías Renovables descubrió que los ahorros relacionados con el clima valdrían hasta $ 160 billones acumulados durante las próximas tres décadas.

La ETC dijo que la mayor parte de las nuevas inversiones deberán dirigirse hacia la ampliación del suministro de electricidad sin emisiones de carbono.

Las emisiones de gas metano están su nivel más alto, según Global Carbon Project

Impulsar la energía renovable

Para impulsar el suministro de energía renovable, el ritmo anual promedio de aumento de la capacidad eólica y solar deberá ser de cinco a seis veces el aumento logrado en 2019.

La política y la regulación del Gobierno deben facilitar la inversión privada y la innovación, al tiempo que desalienta el uso de combustibles fósiles, a través de mecanismos de fijación de precios del carbono.

Los edificios, el transporte y la industria deberán electrificarse y utilizar hidrógeno en los casos en que eso no sea posible. El uso restante de energía en los sectores que no pueden electrificarse debería descarbonizarse con captura y almacenamiento de carbono y bioenergía sostenible, dijo la ETC.

El reporte identificó las industrias de la construcción, la aviación y el transporte marítimo como las que enfrentan los costos más altos relacionados con la descarbonización. La minería del carbón, la fabricación de automóviles y la ganadería corren mayor riesgo de perder puestos de trabajo. Los gobiernos deberán administrar sus estrategias de transición energética para compensar el desempleo y el posible aumento de los costos en estas áreas, dijo el ETC.

El informe dice que China tiene los recursos y el liderazgo tecnológico para convertirse en una economía desarrollada sin carbono para 2050. Todas las naciones en desarrollo podrían alcanzar emisiones netas cero para 2060 a más tardar, agregó, pero requieren financiamiento para el desarrollo, para riesgo y atraer inversión verde privada.

El informe de ETC se publica una semana después de que la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de EE.UU. advirtiera, en un estudio separado, que el cambio climático representa un riesgo sistémico para el sistema financiero estadounidense y podría afectar la capacidad de la economía para generar ingresos y empleo.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up