Estados Unidos se aproxima a las 200.000 muertes por coronavirus

(CNN) — A pesar de progresar después de un verano difícil, la mayor parte de EE.UU. se dirige nuevamente en la dirección equivocada a medida que la nación se acerca a las 200.000 muertes por covid-19.

En 31 estados, el número de casos nuevos de covid-19 ha aumentado al menos un 10% la semana pasada en comparación con la semana anterior, según datos del domingo de la Universidad Johns Hopkins.

Solo cuatro estados, Delaware, Hawai, Luisiana y Michigan, han tenido disminuciones de más del 10%. Quince estados se mantienen estables, incluidos Alaska, Arkansas, California, Georgia, Illinois, Maine, Maryland, Nevada, Carolina del Norte, Ohio, Oregon, Pensilvania, Rhode Island, Virginia y el estado de Washington.

Y la tasa de positividad de la prueba, el porcentaje de nuevos resultados de pruebas que son positivos, se incrementó en 25 estados, según el Proyecto Covid Tracking.

Esto es exactamente lo que los médicos temían que sucediera en las semanas posteriores al Día del Trabajo, dijo el Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown.

MÁS: Redefiniendo el covid-19: meses después de la infección, pacientes informan dificultad para respirar, fatiga excesiva

«Hace un par de semanas, cuando entramos al Día del Trabajo, hablábamos exactamente de esto, y de nuestra preocupación de que al salir del Día del Trabajo, como hemos visto después del Día de los Caídos y el 4 de julio, veríamos un incremento», aseguró.

«Y, desafortunadamente, entramos en el otoño, donde el clima se vuelve más frío. Pasaremos más tiempo adentro. Así que este no es el lugar donde queremos estar como país en este momento».

Utah estableció un nuevo récord de 1.117 casos el viernes, indicó el sábado el gobernador Gary Herbert, que extendió el estado de emergencia de Utah hasta el 20 de octubre.

Wisconsin también informó un número récord de casos nuevos: 2.533 el viernes. Los funcionarios de salud instaron a las personas a quedarse en casa, mantenerse al menos a 2 metros de distancia de las personas fuera de su hogar y usar máscaras en público.

A nivel nacional, más de 6,7 millones de personas han sido infectadas con coronavirus, según datos de la Universidad Johns Hopkins. A partir de las 3:45 p.m. (hora de Miami) del domingo, más de 199.400 personas han muerto.

Un estado que lo hace bien dice que sigan las pruebas

No obstante, algunos estados muestran un progreso continuo. El domingo, Maryland anunció una nueva tasa récord de positividad de la prueba: 1,89%. Y hay más buenas noticias.

«El total de hospitalizaciones actuales ha caído por debajo de 300 por primera vez desde el 30 de marzo, a 281», señaló la oficina del gobernador Larry Hogan. «Hay 68 camas de UCI en uso, la primera vez que los niveles de la UCI han caído por debajo de 70 desde el 26 de marzo».

Muchos expertos en salud dicen que las pruebas generalizadas son clave para encontrar portadores asintomáticos o presintomáticos, para que esas personas se puedan aislar y prevenir la propagación del virus.

En Maryland, los funcionarios estatales «continúan alentando a todos los residentes de Maryland a hacerse la prueba de covid-19» en uno de los 210 sitios de prueba del estado.

Estudio encuentra más vínculos entre la pandemia y la salud mental

A medida que el covid-19 se intensificó en EE.UU., también lo hicieron los niveles de estrés y depresión, según un estudio publicado en la revista Science Advances.

El estudio con más de 6.500 personas encontró que varios factores pueden haber empeorado el estrés de las personas.

El mayor riesgo de síntomas de depresión era un diagnóstico de salud mental preexistente antes de la pandemia, encontraron los investigadores.

Pero los síntomas de estrés y depresión también se asociaron más con la exposición personal que con la propagación pública, lo que sugiere que «las preocupaciones sobre contraer la enfermedad superaron las preocupaciones sobre las interrupciones relacionadas con la pandemia en la vida diaria», dijeron los investigadores.

«Aproximadamente una cuarta parte de la muestra (23,5%) informó que ellos o alguien cercano habían estado expuestos al covid-19 (por ejemplo, se diagnosticaron síntomas experimentados)», escribieron los investigadores en el informe publicado el viernes.

El empleo también tuvo un gran impacto, y los que perdieron sus trabajos fueron los que más sufrieron, encontró el estudio.

Los «datos sugieren que las personas que continuaron trabajando durante esta fase inicial de la pandemia estaban menos deprimidas que las personas que no estaban trabajando, aunque tenían un mayor riesgo de contraer el virus», apuntaron los investigadores.

Aquellos que «permanecieron empleados como trabajadores ‘esenciales’ pueden haber dado un nuevo significado al trabajo de los encuestados que redujo su riesgo de depresión».

Los investigadores señalaron que otro factor en el estrés relacionado con la pandemia es la frecuencia con la que los participantes estuvieron expuestos a información contradictoria de las noticias y las redes sociales.

Descubrieron que las personas estaban inmersas en las noticias un promedio de siete horas al día, y el estrés agudo aumentaba a medida que pasaba el tiempo.

Pero los informes de noticias consistentes, precisos y confiables pueden ser una de las mejores formas de controlar el estrés, sugirieron los investigadores.

Por qué los afroamericanos e hispanoamericanos suelen sufrir más

No todo el mundo tiene el lujo de trabajar desde casa. Y dado que muchas minorías tienen trabajos de cara al público, esta pandemia los ha golpeado especialmente.

«Los indios americanos, los nativos de Alaska y los afroamericanos han sido hospitalizados a tasas 3,5 veces más altas que las de los blancos», dijo el Dr. Jerome Adams, director general de Sanidad de EE.UU.

MIRA: ¿Es la raza un factor determinante en la tasa de infección por covid-19?

«Las tasas de hospitalización son tres veces más altas para los hispanos en comparación con los blancos».

La pandemia expone disparidades en la salud y condiciones estructurales que contribuyen a esas disparidades, dijo el director general.

«El distanciamiento social y el teletrabajo son fundamentales para prevenir la propagación del coronavirus, pero solo uno de cada cinco afroamericanos y uno de cada seis hispanoamericanos tienen un trabajo que le permite trabajar desde casa», explicó Adams.

Las personas de color también tienen más probabilidades de vivir en «áreas urbanas densamente pobladas» y en hogares multigeneracionales. También es más probable que utilicen el transporte público, afirmó.

«Combinados, estos y otros factores crean un mayor riesgo de propagación de una enfermedad altamente contagiosa como el covid-19».

Gregory Lemos y Lauren Mascarenhas de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up