Esta es la comunidad más saludable de EE.UU. Este es el porqué

(CNN) — Con sus vastas cadenas montañosas, vida silvestre diversa y aire limpio, el condado de Los Álamos, Nuevo México, ha sido clasificado como la comunidad más saludable en 2020.

Ubicado a unos 65 kms de Santa Fe, el condado alberga el Laboratorio Nacional de Los Álamos, que desarrolló las primeras bombas atómicas durante la Segunda Guerra Mundial. El condado recibió una puntuación perfecta para las mediciones que incluyen la calidad del agua potable, la disponibilidad de viviendas asequibles, el acceso al parque y la población con un título avanzado. Esto, según el informe anual de clasificación de las comunidades más saludables de US News publicado el martes.

El condado de Los Álamos también se ubicó entre los mejores por su baja segregación racial (No. 3) y bajas admisiones hospitalarias prevenibles (No. 21).

«Un medio ambiente saludable es parte de lo que definitivamente contribuye a que (el condado de Los Álamos) sea una comunidad saludable», dijo la presidenta del consejo del condado de Los Álamos, Sara Scott, que no participó en el informe. «La gente tiene la oportunidad y el interés de salir, aprovechar nuestras montañas, senderos, andar en bicicleta, montar a caballo, jugar golf».

Senderistas en una montaña del condado de Los Álamos. Foto: Leslie Bucklin

El condado de Douglas, Colorado, es el subcampeón. Lo siguen Falls Church, Virginia, el condado de Broomfield, Colorado y el condado de Routt, Colorado.

El condado de Columbia, Nueva York, ocupó el último lugar entre las 500 comunidades más saludables.

«Las clasificaciones de Comunidades más saludables son una instantánea de lo saludable que es una comunidad en un período determinado», dijo Deidre McPhillips, editora senior de datos de US News & World Report. «Este año, fue increíblemente importante incluir el coronavirus en ese análisis».

Los datos de la clasificación

Los datos utilizados para determinar las clasificaciones se obtuvieron antes de la pandemia. Pero las nuevas herramientas utilizadas en el informe de este año proporcionaron datos de covid-19 sobre las comunidades. Y destacaron el impacto desproporcionado del virus en las comunidades negras e hispanas.

Las clasificaciones y análisis de las comunidades más saludables se basan en evaluaciones de casi 3.000 comunidades en todo el país. Tienen 84 mediciones de salud y relacionadas en 10 categorías. Incluyen vitalidad, equidad, economía, educación, medio ambiente, alimentación y nutrición, salud de la población, vivienda, infraestructura de la comunidad. y seguridad pública.

Al evaluar qué comunidades brindan a sus ciudadanos oportunidades para vivir vidas saludables y productivas, el proyecto sirve para educar a los residentes y funcionarios gubernamentales sobre políticas y prácticas óptimas para obtener resultados de salud positivos.

El proyecto es el resultado de una colaboración con la Fundación Aetna, una organización filantrópica de salud, y una asociación con el Centro de Investigación Aplicada y Sistemas de Participación de la Universidad de Missouri, una institución de investigación para la salud comunitaria. Las clasificaciones se basan en mediciones obtenidas de fuentes como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.. Y también del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud, un centro de investigación de salud global independiente de la Universidad de Washington en Seattle.

Una comunidad generosa que enfrenta una pandemia

Una comunidad generosa y orientada a la salud es parte de lo que hace que el condado de Los Álamos sea tan saludable, dijo Scott. «Lo hemos visto ciertamente en términos de que las personas pueden unirse en esfuerzos filantrópicos», agregó. «En el caso de la pandemia, hemos visto llegar donaciones para ayudar a las personas con apoyo de servicios públicos. Y personas que se unen para hacer máscaras para los trabajadores o miembros de la comunidad que no las tienen».

Esa actitud comunitaria contribuyó a la respuesta pandémica de cuatro frentes del condado. Son: operaciones, participación y coordinación, identificación de nuevas necesidades y comunicación, dijo Scott. En el condado de Los Álamos, la tasa de 124 casos de covid-19 por cada 100.000 residentes fue una de las 100 tasas más bajas del país, encontró el informe.

Y orientada a la salud

«Todos estamos en la misma página acerca de cuáles son nuestras preocupaciones, cuáles son nuestras herramientas (y) cuáles son nuestras necesidades», como el cuidado de niños y los pagos de la hipoteca, dijo Scott. La comunicación con los funcionarios estatales y los ciudadanos también era imperativa. En términos de dónde las personas podían hacerse la prueba, encontrar apoyo para sus negocios o ponerse al día con las actualizaciones de las órdenes de salud pública.

«La comunidad ha apoyado que se tomen esas medidas en serio», dijo Scott. «La gente comprende por qué las medidas son importantes. Cómo afectan nuestra seguridad y nuestra capacidad para abrir negocios… y escuelas».

La tasa de casos de covid-19 de estas comunidades se asoció más fuertemente con las puntuaciones en la categoría de Vitalidad de la Comunidad, especialmente con respecto a la respuesta al censo. Lo que impulsa la vitalidad, las enfermedades y las pandemias de la comunidad es si las personas están informadas, dijo McPhillips.

En Los Álamos, dijo Scott, las respuestas del censo «realmente nos ayudan a hacer un buen trabajo identificando dónde están nuestras necesidades. Y cuáles son las prioridades para seguir manteniendo este lugar increíble para vivir, trabajar y recrear».

LEE: El coronavirus rara vez mata a los niños, pero las minorías tienen mayor riesgo, según un estudio de los CDC

Disparidades pandémicas entre razas

Las 500 comunidades más saludables tenían una tasa de casos de covid-19 40% más baja que en otros condados de EE.UU. al 24 de agosto, según el informe.

Los condados con poblaciones superiores al promedio de residentes negros (al menos 13%) y residentes hispanos (18% o más) tenían tasas promedio de casos y muertes de covid-19 que eran al menos 1,2 veces el promedio nacional. En aquellos que tenían más del 50% negros tenían tasas promedio de casos y muertes de aproximadamente el doble del promedio nacional.

Los condados de mayoría indígena estadounidense también tenían una tasa de casos que era más alta que el promedio nacional.

«Las comunidades de color han estado desatendidas, sin recursos y bajo fuego durante mucho tiempo», dijo Susan L. Polan, directora ejecutiva asociada de asuntos públicos y defensa de la Asociación Estadounidense de Salud Pública, que no participó en el estudio.

«El racismo sistémico en las instituciones comunitarias como el cuidado de la salud, la educación, la policía y otros han llevado a las inequidades que vemos en covid-19 y muchas otras muertes evitables», agregó Polan por correo electrónico.

Principales comunidades por bajas tasas de enfermedad

La prevalencia de diabetes fue un 38% más alta en comunidades donde más de una cuarta parte de los residentes dijeron que no realizaban actividad física en el tiempo libre, según el informe.

La mejor comunidad para la baja obesidad fue el condado de Teton, Wyoming, mientras que el condado de Pitkin, Colorado, fue la mejor comunidad para la baja diabetes.

El condado de Honolulu, Hawái, ocupó el primer lugar en la categoría de salud mental, que evaluó las muertes por suicidio, el alcohol o las drogas, la tasa de depresión entre los beneficiarios de Medicare y la cantidad de días de mala salud mental por mes, dijo McPhillips.

Las medidas comunitarias de «salud física y bienestar también pueden afectar la salud mental. Porque pueden limitar o apoyar la forma en que las personas pueden moverse durante el día e interactuar con su comunidad», dijo Polan.

Y los factores más asociados con «la esperanza de vida son la tasa de tabaquismo, la autoevaluación de la salud, la tasa de natalidad de adolescentes, la cantidad de días de mala salud mental y la tasa de pobreza», dijo McPhillips.

El centro de datos de US News para métricas de coronavirus y comunidades más saludables puede ayudar a las personas a elegir un vecindario y trabajar con sus gobiernos para mejorar sus comunidades, agregó.

Al elegir dónde vivir, las personas deben evaluar si la residencia «es una comunidad cohesionada con fácil acceso a alimentos saludables, lugares seguros para jugar y caminar, buenas escuelas, diversos residentes y liderazgos, viviendas asequibles, transporte público y una amplia gama de otros servicios «, dijo Polan. Los gobiernos locales interesados en invertir en comunidades enteras y empresas económicamente sólidas con participación local también son ventajas, agregó.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up