Cómo un niño nigeriano de 11 años pasó de bailar descalzo en las calles a ser una estrella viral del ballet

Lagos, Nigeria (CNN) — En junio, el bailarín de ballet de 11 años Anthony Mmesoma Madu fue grabado descalzo, girando y saltando con gracia en el aire y aterrizando en charcos de concreto empapados de lluvia.

Solo unos meses después, se convirtió en una estrella viral de Internet y obtuvo una prestigiosa beca en Estados Unidos.

Madu pensó que su instructor de ballet lo estaba grabando para una sesión de estudio, en cambio, las imágenes de él practicando sus movimientos se publicaron en las redes sociales y se compartieron ampliamente en todo el mundo, y entre sus fanáticos están los actores de Hollywood Cynthia Erivo y Viola Davis.

Muchos de los espectadores quedaron impresionados por su capacidad para realizar sus movimientos perfectamente, incluso mientras bailaba descalzo sobre el cemento y bajo la lluvia. Viola Davis se sintió conmovida al escribir: «Creamos, nos elevamos, podemos imaginar, hemos desatado la pasión y el amor … ¡a pesar de los obstáculos brutales que se nos han puesto! ¡Nuestra gente puede volar!».

Reminds me of the beauty of my people. We create, soar, can imagine, have unleashed passion, and love….despite the brutal obstacles that have been put in front of us! Our people can fly!!! ❤ pic.twitter.com/LNyWD2ZoU0
— Viola Davis (@violadavis) June 24, 2020

Su baile también llamó la atención de Cynthia Harvey, directora artística de la Escuela de Danza ABT Jacqueline Kennedy Onassis en Nueva York.

Harvey quedó tan impresionada por su talento que ella lo localizó y le ofreció una beca en el American Ballet Theatre, donde asistirá a una escuela de verano en 2021.

La productora nigeriano Fade Ogunro, que dirige la plataforma Bookings Africa, también se ofreció a pagar «toda su educación formal en cualquier parte del mundo hasta que se gradúe de la Universidad».

As a former ballerina I’m jealous of his beautiful lines, his toe points and his effortless gracefulness. @leapofdanceacademy I want to pay for his entire formal education anywhere in the world until he graduates from Uni. https://t.co/lqK76UFrAt
— Fadé Ogunro (@FadeOgunro) July 7, 2020

En julio, Madu también ganó el gran premio del Concurso Internacional de Ballet de Sudáfrica en un evento virtual. El premio incluye una beca para asistir a clases de baile en Estados Unidos, acompañado de su profesor de baile.

Le dijo a CNN que no planeaba volverse viral, pero está feliz de haberlo hecho.

«Me sorprendió porque no tenía en mente que el video se volvería viral. La mejor parte de ser reconocido es cuando obtuve un gran premio para ir a Estados Unidos porque muchas personas no tienen esa oportunidad, pero yo gracias a Dios sí la tengo”, dijo.

Esta activista lucha para detener un cruel reto en TikTok 3:17

Academia Leap of Dance

Madu dice que su interés por el ballet se desarrolló después de ver ‘Barbie en las 12 princesas bailarinas’, una caricatura de 2006 sobre 12 princesas que comparten la pasión por la danza.

«Cuando estaba viendo la caricatura, le dije a mi mamá que quería hacer ballet», dijo.

Finalmente tuvo la oportunidad de aprender el baile después de mudarse a Ojo, un suburbio de Lagos con su madre, donde conocieron a Daniel Owoseni Ajala, fundador de la Academia Leap of Dance.

Ajala fundó la academia de danza en 2017 y desde entonces ha estado enseñando ballet de forma gratuita a niños que no pueden pagar una educación de danza.

Cuando el instructor autodidacta se enteró del deseo de Madu de bailar, dijo que alentó a la madre de Madu a inscribirlo.

Fue durante una de sus sesiones que grabó el video de baile ahora viral de Madu, y le dijo a CNN que nunca imaginó que circularía rápidamente.

«No era (el video) algo que imaginábamos que saldría de la forma en que lo hizo. Era simplemente algo que se suponía que mostraría correcciones de movimientos … Era más grande de lo que imaginaba, y comencé a recibir llamadas. Las celebridades estaban publicando nuestro video», dijo.

El Royal Ballet baila como Mick Jagger 1:15

Con las escuelas cerradas como resultado de las restricciones del covid-19 en Nigeria, que hasta ahora tiene más de 54.000 casos del virus, los estudiantes de Ajala practican técnicas de baile seis días a la semana.

Madu dice que se mantiene comprometido con el oficio y practica las técnicas aprendidas en la academia durante unas cinco horas diarias.

«Cuando empecé pensé que el ballet era fácil de bailar, no sabía que era difícil. Pero seguí trabajando duro .. cada vez que él (Ajala) nos enseña algo, voy a casa a practicar y vuelvo a mostrarle», dijo Madu.

MIRA: ¿Quién era Alicia Alonso? 10 datos sobre la legendaria bailarina de ballet cubana

Una fascinación por la danza

Al igual que Madu, Ajala se interesó por el ballet a una edad temprana. Cuando era adolescente, vio ‘Save The Last Dance’, una película de 2001 e inmediatamente se sintió fascinado por la danza.

Ahora de 29 años, dijo que aprendió a bailar ballet viendo tutoriales de YouTube.

«Me encantó la película y solo quería saber cómo se hicieron todas esas cosas que se hicieron en la película. Comencé a buscar en YouTube y obtener archivos PDF de Google para ampliar mi comprensión de lo que veía en los videos», explicó.

A pesar de que nunca se propuso ser profesor, dijo que muchos años de practicar técnicas de ballet por su cuenta lo llevaron a enamorarse del arte.

La Academia Leap of Dance se encuentra en la casa de Ajala. Todos los días después de la escuela, sus 12 estudiantes entran a su apartamento, donde aparta sus muebles y extiende una sábana sobre el piso de concreto para practicar la danza.

Uno de sus mayores desafíos, dijo, es no tener un espacio adecuado para practicar. «Nuestros niños a veces entrenan en el piso desnudo, lo cual no es adecuado para bailarines. Pero seguimos moviéndonos para no seguir llorando por las cosas que no tenemos», dijo.

Pero a pesar de los desafíos, muchos de sus estudiantes, como Madu, han logrado sobresalir en el ballet.

‘El ballet es para niñas’

Cuando se propuso enseñar ballet por primera vez, dijo que se burlaban de él porque la gente asumió que estaba destinado a niñas. «Existe la percepción de que no es una danza africana. Ser un bailarín es peor, la gente piensa que el ballet no es para niños», dijo.

Históricamente, el ballet comenzó en el siglo XVII y originalmente fue realizado por la realeza, incluido el rey Luis XIV, que fue rey de Francia desde mayo de 1643 hasta 1715.

Sin embargo, en las últimas décadas, más mujeres se han unido y han dominado la industria, lo que se suma a la creencia de que el ballet es exclusivo de las mujeres.

Madu también ha tenido que luchar contra estereotipos similares. Dijo que mucha gente todavía piensa que no debería estar bailando.

«Cuando la gente me ve dice que el ballet es para chicas, a veces me desanima pero sigo trabajando duro y me animo», dijo.

«Quiero ser diferente», agregó. «Ser bailarín de ballet para no ser lo mismo con otros que quieren ser médicos, abogados o banqueros».

Madu también quiere ayudar a cambiar la percepción de que el ballet no puede prosperar en lugares como Nigeria.

«Espero ser una bailarín de ballet profesional y quiero que la gente sepa que el ballet puede crecer aquí en Nigeria».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up