China y la India se acusan mutuamente de disparos mientras aumentan las tensiones fronterizas

Nueva Delhi (CNN) — China y la India se acusaron mutuamente de haber hecho disparos de advertencia durante un enfrentamiento el lunes en su disputada frontera en el Himalaya, una marcada escalada en las tensiones entre las dos potencias nucleares.

Según los reportes, el incidente es la primera vez que se realizan disparos a lo largo de la frontera entre China y la India en más de cuatro décadas, pero ambas partes han culpado a la otra por violar los acuerdos bilaterales y realizar acciones «provocadoras».

¿Por qué China y la India están peleando por una franja inhóspita del Himalaya?

En un comunicado el lunes por la noche, un portavoz del Comando de Teatro Occidental del Ejército Popular de Liberación de China dijo que las tropas indias «cruzaron ilegalmente» la Línea de Control Real (LAC), la línea de demarcación poco definida que separa los dos países, y entraron en Shenpao. región montañosa cerca de la orilla sur de Pangong Tso, un lago estratégicamente ubicado en la sección occidental de la frontera de 3.379 kilómetros de largo.

«Los soldados indios dispararon descaradamente tiros de advertencia a los soldados de las patrullas fronterizas chinas que se acercaron a negociar, y los soldados fronterizos chinos se vieron obligados a tomar contramedidas para estabilizar la situación», dijo el coronel mayor Zhang Shuili, portavoz militar chino, sin especificar qué fueron esas «contramedidas».

Calificándolo de «provocación militar seria», Zhang pidió a la parte india que «detenga inmediatamente las acciones peligrosas … restrinja estrictamente a los soldados de primera línea e investigue y castigue seriamente al personal que disparó para asegurarse de que incidentes similares no se repitan».

El martes, el Ejército indio rechazó las acusaciones de China y calificó la declaración como «un intento de engañar a su audiencia nacional e internacional».

Dijo que los soldados indios habían «ejercido una gran moderación y se habían comportado de una manera madura y responsable» y, en cambio, acusó al Ejército chino de «violar abiertamente los acuerdos y realizar maniobras agresivas».

Según la India, fueron las tropas chinas las que intentaron «acercarse» a una de las posiciones avanzadas que tenían los soldados indios a lo largo de la frontera. Cuando las tropas indias los disuadieron, los soldados del Ejército Popular de Liberación de China (EPL) dispararon «algunas rondas al aire en un intento de intimidarlos», según un comunicado del Ejército indio.

«En ningún momento el Ejército de la India ha transgredido a través de la LAC o recurrido al uso de cualquier medio agresivo, incluido los disparos», dice el comunicado.

«Primeros disparos» en décadas

Se cree que esta es la primera vez que se realizan disparos a lo largo de la frontera entre China y la India desde 1975, cuando cuatro soldados indios fueron asesinados por tropas chinas en un paso remoto en el extremo oriental de la frontera, de acuerdo con Harsh V. Pant, profesor de Relaciones Internacionales en King’s College, Londres.

El martes, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, confirmó que el incidente fue el primer tiroteo a lo largo de la frontera en 45 años y aseguró que «la parte india disparó primero contra los soldados fronterizos chinos».

«La tranquilidad es interrumpida por los disparos. La parte china siempre enfatiza que ambas partes deben resolver pacíficamente nuestras diferencias a través del diálogo y la consulta», dijo Zhao en una conferencia de prensa.

China y la India han disputado el área que rodea el lago Pangong Tso desde que ambos países pelearon una sangrienta guerra fronteriza en 1962. La Línea de Control Real, que pasa por el lago, se estableció a raíz del conflicto original. Aunque aparece en los mapas, India y China no están de acuerdo en su ubicación precisa y ambos se acusan regularmente de sobrepasarla o de buscar expandir su territorio.

En 1996, los dos países firmaron un acuerdo que establece que ninguna de las partes abrirá fuego dentro de 2 kilómetros desde la LAC para «prevenir actividades militares peligrosas».

Ese fue uno de los acuerdos firmados por China y la India desde 1993 para «mantener las fuerzas al nivel mínimo en la frontera» y «dar forma al comportamiento de los soldados», dijo el ministro de Relaciones Exteriores de India, Subrahmanyam Jaishankar.

«Si estos no se observan, entonces surgen preguntas muy, muy importantes. En este momento, noto que esta gravísima situación ha ocurrido desde principios de mayo», dijo en un acto el lunes.

Ambas partes se adhirieron al acuerdo en un enfrentamiento violento en el valle de Galwan, no lejos de Pangong Tso, en junio. Durante esa disputa, los soldados pelearon con puños, piedras y palos de bambú con clavos en una reyerta sangrienta que dejó al menos 20 soldados indios muertos. China nunca ha reconocido víctimas de ese enfrentamiento.

El enfrentamiento fronterizo entre China y la India dejó al menos 20 soldados indios muertos

La situación se resolvió temporalmente después de que las dos partes entablaran conversaciones y retiraran a los soldados. Pero las tensiones volvieron a estallar la semana pasada cuando Delhi y Beijing se acusaron mutuamente de llevar a cabo acciones provocadoras cerca de Pangong Tso.

Du Youkang, profesor de estudios del sur de Asia en la Universidad Fudan en Shanghai, dijo que los disparos de advertencia eran una escalada «seria» de la disputa fronteriza.

«Ambas partes han llegado a un consenso, sabiendo que las cosas podrían estallar una vez que se hicieran disparos. Ni siquiera se debería haber permitido disparar al aire», dijo.

El incidente del lunes se produjo mientras ambas partes mantenían conversaciones de alto nivel en un intento por reducir las tensiones. El viernes pasado, los ministros de defensa de China y la India se reunieron al margen de la Organización de Cooperación de Shanghai en Moscú y los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países tienen programado reunirse allí el jueves.

Pero Pant, el profesor del King’s College de Londres, dijo que cree que las tensiones en la frontera entre China y la India se convertirían en una «nueva normalidad».

«La confianza ha desaparecido por completo de la relación … la LAC va a ser extremadamente volátil y lo seguirá siendo en el futuro previsible a menos que se encuentre una solución permanente al problema», dijo.

«Porque el paradigma más antiguo, los marcos más antiguos, se han derrumbado por completo y no hay marcos nuevos en este momento, ya que las dos naciones están luchando por aceptar esta realidad».

Manveena Suri y Shawn Deng de CNN contribuyeron al reportaje.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up