21 formas de reducir tu riesgo de padecer alzhéimer, respaldadas por investigaciones

(CNN) — Hay 21 formas conocidas de reducir el riesgo de desarrollar el mal de Alzheimer. 10 de ellas están respaldadas por pruebas científicas sólidas, según reveló una nueva investigación.

Los pasos preventivos con mayor impacto son las actividades de estimulación mental, como la lectura y el ajedrez; evitar el estrés, la depresión y los traumatismos craneoencefálicos; y evitar la diabetes, la presión arterial alta y el aumento de peso en la mediana edad y más allá, según un metaanálisis publicado el lunes.

El ejercicio físico regular, el sueño de calidad, no fumar, mantener una buena salud cardíaca en la vejez e incluir vitamina C en la dieta se encuentran entre las nueve acciones preventivas con evidencia un poco más débil pero aún de apoyo.

MIRA: ¿Cómo funciona el nuevo análisis de sangre que permitiría detectar el mal de Alzheimer?

«Si se pueden modificar los factores de riesgo, la evidencia sugiere que al menos uno de cada tres casos de alzhéimer puede prevenirse», dijo el neurólogo Dr. Richard Isaacson, director de la Clínica de Prevención de Alzheimer en Weill Cornell Medicine.

«Las personas pueden tomar diferentes caminos hacia la enfermedad de Alzheimer», dijo Isaacson, que no participó en el estudio. «Este documento ayuda a proporcionar un marco basado en la evidencia para que los médicos y los pacientes lo consideren al manejar el riesgo de Alzheimer de una persona».

El estudio publicado en Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry.

Prevenciones de primer nivel contra el alzhéimer

Dos tercios de las intervenciones más prometedoras se centraron en cambios saludables en el estilo de vida y en los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, como la presión arterial alta y los niveles de colesterol.

El estudio analizó 395 estudios prospectivos observacionales y ensayos controlados aleatorios. Estos esfuerzos, dijeron los investigadores, fueron «la revisión sistemática y el metanálisis más completos y a gran escala para la enfermedad de Alzheimer hasta la fecha».

Las 10 principales acciones para prevenir el alzhéimer respaldadas por la ciencia que encontró el estudio incluyeron:

Mantener los niveles de azúcar en sangre y el peso bajo control para evitar la diabetes
Mantener el peso a un nivel saludable, generalmente por debajo de un índice de masa corporal (IMC) de 25
Obtener la mayor educación posible en la vida temprana
Evitar traumatismos en la cabeza (como conmociones cerebrales)
Mantenerse cognitivamente activo leyendo y aprendiendo cosas nuevas
Evitar o controlar la depresión
Manejar el estrés que eleva los niveles de cortisol
Tratar la «hipotensión ortostática» cuando regularmente se siente mareado o mareado al levantarse después de estar sentado
Mantener la presión arterial bajo control en la mediana edad
Evitar los altos niveles de homocisteína, un aminoácido que puede contribuir a la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos y al daño de las arterias

El papel de la homocisteína

«Uno de los factores modificables más importantes y que comúnmente se pasa por alto es un alto nivel de homocisteína en la sangre», dijo Isaacson. En su clínica preventiva con sede en Nueva York, dijo que a menudo sugerirá vitaminas del complejo B para combatir los niveles elevados de homocisteína.

MIRA: Las 7 maneras de reducir el riesgo de Alzheimer, respaldadas por investigaciones científicas

«Sin embargo, investigaciones anteriores han demostrado que la suplementación con vitamina B ‘funciona’ mejor si estas personas también tienen niveles suficientes de Omega3, que son una grasa saludable para el cerebro que se encuentra en los pescados grasos, por ejemplo», explicó Isaacson.

«Entonces, este es solo uno de los muchos ejemplos de la compleja red de toma de decisiones que se aplica a la atención clínica de las personas en riesgo de contraer la enfermedad».

Otras medidas positivas para reducir tu riesgo de alzhéimer:

Nueve acciones que tuvieron impactos más débiles, pero aún positivos, en la reducción del riesgo de desarrollar Alzheimer fueron:

Hacer ejercicio físico con regularidad
Eliminar la obesidad en la mediana edad
Evitar la pérdida de peso en la vejez
No fumar y evitar el humo de segunda mano
Dormir bastante bien
Evitar enfermedades cerebrovasculares, que incluyen accidentes cerebrovasculares y enfermedades que afectan el flujo sanguíneo en el cerebro.
Evitar la fragilidad en la vejez
Manejo de la fibrilación auricular, que es una frecuencia cardíaca rápida e irregular debido a señales eléctricas caóticas en el corazón
Comer alimentos con vitamina C o tomar suplementos

Recomendaciones para los doctores

De las 21 recomendaciones del estudio, las dos últimas eran acciones que los médicos deben evitar cuando trabajan con pacientes con riesgo de enfermedad de Alzheimer. Se encontró evidencia sólida en contra de administrar terapia de reemplazo de estrógeno a mujeres posmenopáusicas para mejorar la cognición.

«Estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación, pero para las mujeres en la perimenopausia y la menopausia temprana, la terapia de reemplazo hormonal a veces puede considerarse en función de una variedad de otros factores», dijo Isaacson.

Finalmente, evidencia más débil indicó que los inhibidores de la acetilcolinesterasa (medicamentos como donepezil y galantamina, que a menudo se recetan para tratar la pérdida de memoria en personas con enfermedad de Alzheimer diagnosticada) no deben usarse como táctica de prevención.

«Esos son medicamentos para personas sintomáticas con demencia leve o peor», dijo Isaacson. «Esos medicamentos funcionan para los síntomas pero no retrasan la progresión de la enfermedad».

Las personas que están preocupadas por su riesgo de desarrollar Alzheimer deben trabajar con un médico capacitado en el campo para desarrollar un plan individualizado para reducir su riesgo, dijo Isaacson.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up