Una mujer de 28 años es la primera sobreviviente de covid-19 en recibir un doble trasplante de pulmón en EE.UU.

(CNN) — Mayra Ramírez dice que tuvo cuidado al seguir todas las precauciones de salud que pudo antes del día en que ingresó en un hospital de Chicago con síntomas de coronavirus.

La joven de 28 años llegó a la sala de emergencias del Hospital Northwestern Memorial el 26 de abril y en cuestión de minutos, dándole apenas el tiempo suficiente para llamar a su familia, comenzó su desgarradora experiencia.

«Todo lo que recuerdo fue que me pusieron a dormir cuando me intubaron y luego seis semanas de pesadillas completas», dijo a CNN. «Algunas de las pesadillas consistieron en asfixiarme mucho y lo atribuyo a no poder respirar».

El coronavirus había cobrado un precio mortal en su cuerpo: sus pulmones habían sufrido daños irreversibles y otros órganos estaban empezando a fallar, dijo. Después de que Ramírez pasó más de un mes en un ventilador, su familia voló desde Carolina del Norte para un último adiós después de que, según contó ella, los médicos les anunciaron que no estaban seguros de si sobreviviría.

Había una opción para salvar su vida: un doble trasplante de pulmón.

«Sin el trasplante, no lo habría logrado», dijo el Dr. Ankit Bharat, jefe de Cirugía Torácica de Northwestern Medicine en Chicago, y agregó que Ramírez tuvo múltiples complicaciones relacionadas con el virus.

LEE: ¿Están algunas personas protegidas contra el coronavirus? Esto es lo que debes saber sobre las células T

El hecho de que ella fuera joven y hubiera estado sana, dijo, la convirtió en una buena candidata para el raro procedimiento.

«Me miré y no pude reconocer mi propio cuerpo», dijo Ramírez, después de despertarse en el hospital después de su procedimiento. «No podía hablar, apenas podía mover un dedo, no podía moverme. Tenía mucho dolor, estaba muy confundida».

Ramírez es ahora la primera estadounidense de la que se conozca que se sometió al procedimiento después de una batalla con el coronavirus, según un comunicado de prensa de Northwestern Medicine. Han pasado casi dos meses desde la cirugía y se está recuperando en casa. Ella dice que todavía está débil y luchando por respirar.

Ella es una de más de 4,6 millones de estadounidenses que han sido infectados con coronavirus. Al menos 154.860 personas han muerto.

«Esto no es un engaño», dijo. «Este virus es real, me pasó a mí».

Deanna Hackney de CNN contribuyó a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up