Siete gobernadores se unen en busca de la primera estrategia multiestatal de pruebas

(CNN) — Un grupo bipartidista de siete gobernadores ha unido fuerzas con la Fundación Rockefeller para alcanzar un acuerdo y ejecutar 3,5 millones de pruebas de antígeno de coronavirus, lo que ayudaría a crear la primera estrategia de prueba coordinada del país en ausencia de un plan nacional.

El gobernador republicano de Maryland, Larry Hogan, presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores, negoció el acuerdo con la Fundación Rockefeller en «el primer pacto de pruebas interestatales de este tipo entre los gobernadores durante la pandemia de covid-19», dijo la oficina de Hogan en un comunicado el martes. Las 3,5 millones de pruebas de acción más rápida sería una carga significativa ya que muchos estados se enfrentan a una creciente carga de virus y un aumento posterior en los retrasos en las pruebas.

MIRA: Preocupación en Florida por demora en entrega de resultados de pruebas de covid-19

Hogan, sus compañeros gobernadores republicanos Charlie Baker de Massachusetts y Mike DeWine de Ohio, y los gobernadores demócratas John Bel Edwards, de Louisiana, Gretchen Whitmer, de Michigan, y Ralph Northam, de Virginia, han firmado el acuerdo, según el comunicado, y «estados, ciudades y gobiernos locales adicionales pueden unirse al pacto en los próximos días y semanas».

Hogan anunció más tarde el martes que el gobernador demócrata Roy Cooper de Carolina del Norte también ingresaría a su estado en el grupo.

En términos de logística, los estados involucrados «están en conversaciones» con Becton Dickinson y Quidel, los fabricantes estadounidenses de pruebas de antígeno aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), «para comprar 500.000 pruebas por estado», según el comunicado. La Fundación Rockefeller «está lista para ayudar a facilitar mecanismos de financiamiento para apoyar» el pacto.

MÁS: Bill Gates dice que la mayoría de las pruebas de coronavirus son un «desperdicio completo» porque los resultados llegan muy tarde

La mayoría de las pruebas de coronavirus buscan el material genético del virus, requieren una serie de productos químicos, muchos de ellos escasos, para funcionar y pueden tardar horas en ejecutarse. Mientras tanto, las pruebas de antígeno son más simples y potencialmente menos confiables, pero pueden proporcionar resultados en cuestión de minutos.

Los expertos en salud han pedido durante meses resultados de pruebas más rápidos para rastrear efectivamente la propagación del virus, y algunos estados, laboratorios y departamentos de salud pública informan que los tiempos de respuesta para las pruebas de diagnóstico se han ralentizado. CNN informó el mes pasado que algunos resultados de las pruebas tomaron un promedio de cuatro a seis días para la población general o, en estados como Arizona, hasta tres semanas.

El acuerdo de los estados también se produce después de la adquisición por parte del gobierno británico de «millones» de pruebas de coronavirus que pueden proporcionar resultados en menos de 90 minutos y detectar varios otros virus comunes, dijo el lunes el Departamento de Salud del Reino Unido.

Hogan, en particular, ha presionado para centrarse en las pruebas desde el comienzo de la pandemia, adquiriendo medio millón de kits de pruebas con la ayuda de su esposa, Yumi, de Corea del Sur, ya que el estado enfrentó brotes en abril.

Advirtió el mes pasado que la escasez y los retrasos en las pruebas de coronavirus podrían empeorar la pandemia, y agregó que Maryland todavía trabaja con las pruebas de Corea del Sur, pero que probablemente tendría que pedir más.

«Todavía tenemos, ahora con este resurgimiento aquí en Estados Unidos, grandes problemas con nuestro programa de pruebas, que todavía es una especie de mosaico de pruebas diferentes en varios estados del país», le comentó Hogan a Christiane Amanpour de CNN en ese momento.

MÁS: Pruebas de solo 90 minutos para covid-19 y otros virus se implementarán en Gran Bretaña

Los estados no trabajaron juntos en su respuesta a la pandemia, y formaron sus propios pactos regionales para reabrir en colaboración las órdenes de confinamiento que cada uno había emitido para limitar la propagación del virus.

En abril, los estados de la costa este de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Pensilvania, Delaware, Rhode Island y Massachusetts formaron un grupo de trabajo regional, mientras que los estados de la costa oeste de California, Washington y Oregón también anunciaron que unirían fuerzas para coordinar sus enfoques respecto a las órdenes de confimamiento.

Arman Azad y Maeve Reston de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up