Negociaciones para nuevo estímulo de coronavirus en EE.UU. avanzan: este es el ABC

(CNN) –– Los negociadores del Congreso de EE.UU. están, por fin, realmente negociando sobre el nuevo estímulo económico de coronavirus.

Tras siete reuniones, que suman más de una docena de horas, los principales negociadores demócratas y de la Casa Blanca no solo están superando sus desacuerdos, sino que también han puesto proyectos y propuestas comerciales sobre la mesa. Además, aunque en menor medida, comienzan a hacer concesiones. Incluso acordaron una fecha límite para alcanzar un acuerdo: el final de esta semana.

MIRA: Pelosi dice que se conformaría con un estímulo económico de coronavirus de «US$ 3,4 billones»

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, dijo en la tarde de este miércoles que los senadores «ciertamente estarán presentes la próxima semana», con lo que se retrasa el comienzo del receso de la cámara en agosto.

«Ciertamente estaremos presentes la próxima semana. Veremos qué sucede después de eso» sostuvo McConnell.

El senador de Missouri Roy Blunt, miembro del liderazgo, argumentó que si no se llega a un acuerdo, los miembros podrían irse a casa.

«Si no hay un acuerdo para el viernes, no habrá un acuerdo» comentó Blunt.

En conclusión: todavía falta un largo camino por recorrer y un acuerdo sobre la fecha límite para concertar un convenio final ––la cual ya está retrasada una semana frente al plazo inicial–– no es mucho en apariencia. Pero lo que está ocurriendo tras bambalinas es una señal de que las cosas comienzan a ponerse en marcha.

Para observar: el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el secretario general de la Casa Blanca, Mark Meadows, regresarán al Capitolio para las negociaciones.

Lo que se puso sobre la mesa

La reunión de este martes entre la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi, el líder demócrata del Senado Chuck Schumer y los principales negociadores de la Casa Blanca, junto al secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el secretario general de la Casa Blanca Mark Meadows, fue por mucho el más productivo de todos los encuentros hasta este momento, según ambas partes.

Schumer indicó que las dos partes hicieron concesiones y, lo que es más importante, las conversaciones fueron más allá de identificar áreas de desacuerdo o incluso puntos principales de coincidencia, y ahora avanzaron a intercambiar propuestas reales de papel. Parece un paso menor o incluso obvio en el proceso, pero el intercambio de documentos significa que las cosas se están concretando, finalmente.

Expira el apoyo económico de US$ 600 para desempleados en EE.UU. 1:13

Eso fue posible en gran parte por lo que los negociadores de la Casa Blanca pusieron sobre la mesa. Para ser claros, estas propuestas no fueron aceptadas y no serán aceptadas por los demócratas (para frustración de los negociadores del gobierno). Pero representan un avance tangible, el tipo de acción que puede llevar a concesiones y contraataques reales.

Las ofertas de la Casa Blanca

Estas fueron las ofertas básicas que hizo la Casa Blanca, según dos fuentes con conocimiento del tema:

Mejora federal para el desempleo: extender los subsidios federales de desempleo mejorados a una tarifa plana de 400 dólares por semana, por debajo del nivel actual, ya vencido, de 600 dólares por semana.

Moratoria de desalojo: extender la moratoria de desalojo federal hasta mediados de diciembre.

LEE: Republicanos presentan nueva propuesta de estímulo que reduce los subsidios de desempleo

Ayuda estatal y local: Unos 200.000 millones de dólares adicionales en fondos estatales y locales, por encima de la oferta de cero en la propuesta inicial republicana en el Senado. (Los republicanos señalan que aún no se han gastado miles de millones de dólares para ayuda correspondientes a la primera propuesta, por lo que inicialmente plantearon agregar flexibilidad a cómo se podría invertir ese dinero en lugar de otorgar nuevos fondos).

Las ofertas de la Casa Blanca fueron reportadas por primera vez en el newsletter Playbook de Politico.

Vistazo a los obstáculos

La extensión de la moratoria federal de desalojo es extremadamente importante para ambas partes, y por una buena razón. Esta medida protege a más de 12 millones de inquilinos que viven en departamentos o unidades con subsidio federal, cuyas hipotecas están respaldada por el gobierno, pero venció el pasado 25 de julio. Si no se extiende, los propietarios pueden comenzar procedimientos de desalojo en 30 días.

Ahora bien, los demócratas quieren más que una simple extensión: piden que en la propuesta se incluya asistencia real para los inquilinos. Entonces, la Casa Blanca puso sobre la mesa la extensión de una política acordada en el pasado, y los demócratas respondieron con la petición de más ayuda. Esa será una tensión constante en cada etapa de estas conversaciones.

Así sería el nuevo plan de estímulo económico de EE.UU. 1:34

Para subrayar el punto: a Pelosi, en PBS Newshour tras la reunión de este martes, se le preguntó si frente al seguro de desempleo existía algún punto medio entre la oferta original del Partido Republicano de 200 dólares y la posición demócrata de mantener los 600 dólares.

«No hay nada intermedio», contestó Pelosi, manteniéndose firme en el nivel de 600 dólares. «No hay un punto medio», completó.

La perspectiva de la Casa Blanca, en palabras de Meadows: después de la reunión, el secretario general de la Casa Blanca señaló a los medios: «Calificaría las concesiones hechas por el secretario Mnuchin y la administración como mucho más significativas que las concesiones hechas por los negociadores demócratas».

La perspectiva demócrata, desde Schumer: tras las negociaciones, el senador Schumer dijo a periodistas: «Todavía estamos trabajando duro paso a paso, y estamos progresando. No es fácil, pero vamos a seguir haciéndolo hasta que tengamos el tipo de proyecto de ley que el pueblo estadounidense demanda y necesita, que es un proyecto de ley fuerte y audaz».

No pierdas de vista: la reunión con el director general de correos

Los negociadores demócratas exigieron ––y consiguieron–– una reunión con el director general de correos este miércoles. La financiación para el Servicio Postal de EE.UU. (USPS, por sus siglas en inglés) es un tema central en estas conversaciones. Y esta reunión ––así como cualquier compromiso que surja de ella–– podría recorrer un largo camino en facilitar las negociaciones frente a este tema. O también haciéndolas más complicadas.

LEE: Republicanos incluirán cheques de US$ 1.200 y ayuda federal de desempleo más pequeña en una nueva propuesta de estímulo

Como Schumer dijo a los periodistas: «Hemos exigido hablar con el director general de correos porque hemos visto retrasos en el correo y estamos muy preocupados por el efecto sobre las elecciones. Y él se reunirá con nosotros mañana [miércoles] y nos explicará por qué hay tantas demoras y cómo eso podría afectar las elecciones».

Manu Raju, de CNN, informó que los demócratas ofrecieron aumentar el dinero para USPS en 10.000 millones durante un año. La Ley HEROES aprobada por la Cámara disponía 25.000 millones de dólares para el USPS durante tres años.

Schumer ha estado tratando de contactar a DeJoy por teléfono, pero el director general de correos no ha programado una llamada con él, por lo que esta será la primera vez que hablen, indicó una de las fuentes.

Poco sutil: con respecto al tono de las conversaciones hasta este punto, ten presente este comentario puntual de Pelosi después de la reunión. Lee entre líneas lo que concederá a quien está negociando con ella y Schumer en este proyecto de ley.

«El líder Schumer y yo somos legisladores, con una larga experiencia en la redacción de leyes. Sabemos que el diablo está en los detalles. También los ángeles. Y es muy importante que comprendamos mutuamente lo que estamos acordando. No es una conversación, es una interacción legislativa», sostuvo.

Acción ejecutiva

¿Qué esperar del nuevo plan de ayuda en EE.UU.? 4:13

Trump ha dicho que considera acudir a una acción ejecutiva si no hay progreso para un acuerdo sobre el seguro de desempleo, el impuesto sobre la nómina y la moratoria de desalojo. Los funcionarios de la administración reconocen que esta es una jugada de ventaja. Los demócratas realmente no pueden ver dicha ventaja porque nadie piensa que el presidente tenga la autoridad para hacer lo que dice… y si lo intenta, no tendrá la escala necesaria para abordar el alcance de los problemas reales. Solo ten en cuenta esto si el tema de la acción unilateral surge nuevamente.

El principal problema permanece

Manu Raju, de CNN, le preguntó a Nancy Pelosi qué buscaba como un requisito inamovible en un acuerdo final. Su respuesta fue 3,4 billones de dólares, aproximadamente los fondos del proyecto de ley aprobado por la Cámara en mayo.

Mnuchin, cuando Manu le preguntó sobre esto, lo llamó «ridículo».

Este será en un problema en los próximos días. Los fondos que se contemplan son muy importantes para ambas partes y ninguna cantidad de artilugios de presupuestales puede conciliar una diferencia de aproximadamente 2 billones de dólares. No pierdas de vista este asunto.

Debate por el nuevo paquete de estímulo económico en EE.UU. 2:31

La posición de McConnell

McConnell no ha estado en la sala de negociaciones con Schumer y Pelosi, pero Mnuchin y Meadows van directamente a su oficina todos los días después de que esas reuniones concluyen. Su punto de vista continúa siendo extremadamente importante para las conversaciones, y varias personas me dicen que el gobierno no aceptará nada, ni pondrá nada sobre la mesa, sin su aprobación.

Eso hace que su comentarios públicos de este martes sean aún más importante.

El republicano de Kentucky reconoció que no existe una posición republicana unificada y que un buen número de miembros del partido probablemente votará en contra de cualquier acuerdo final, algo que ha mencionado públicamente en ocasiones anteriores.

Pero dejó claro que cualquiera que sea el acuerdo, lo va a respaldar, proporcionando un impulso y algo de cobertura para sus colegas.

«El pueblo estadounidense, al final, necesita ayuda, y donde sea que esto se resuelva entre el presidente de Estados Unidos y su equipo, que tiene que firmarlo para ser ley, y la minoría demócrata no insignificante en el Senado y la mayoría en la Cámara es algo que estoy dispuesto a apoyar, incluso si tengo algunos problemas con ciertas partes», sostuvo McConnell ante los medios.

Voces que importan

McConnell dejó claro que quiere un acuerdo porque cree que es necesario ante una pandemia que todavía devasta partes del país. Pero, como hemos destacado muchas veces en esta nota, también es muy consciente de las ramificaciones políticas de este momento. Tiene un puñado de sus miembros en contiendas muy difíciles, y esos integrantes han hecho evidente que no quieren ir a ningún lado hasta que haya un acuerdo.

«Si no podemos hacer esto en medio de una pandemia persistente, entonces le hemos fallado al pueblo estadounidense», sostuvo la senadora de Maine Susan Collins a periodistas este martes. «Y soy optimista de que podremos hacerlo».

El senador John Cornyn, que no está en una contienda tan dura como la de algunos de sus colegas, pero que sin embargo busca su la reelección, lo dijo sin rodeos: «¿Cómo crees que nos parece regresar en casa cuando esto no se ha resuelto? Esto es lo más importante que debemos hacer».

McConnell es consciente de estas voces y dinámicas. De hecho, son probablemente lo más importante en su universo en este momento.

Lauren Fox y Manu Raju contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up