Los países están fortaleciendo sus reglas de usar máscaras faciales. Pronto es posible que también tengas que usarlas en exteriores

Londres (CNN) — Los casos de coronavirus están avanzando en algunas partes de Europa, el proceso de levantar las órdenes de confinamiento se detiene en Reino Unido, y en América todavía están luchando por contener grandes brotes de covid-19.

Pero a medida que comienzan a sentirse los temblores de una posible segunda ola de infecciones, algunos gobiernos están buscando una nueva herramienta que muchos expertos en salud pública han estado promocionando durante meses: mandatos de máscara más estrictos.

En los últimos días, las máscaras se han convertido en obligatorias en todos los espacios públicos, interiores o exteriores, en Madrid, Grecia, las islas Madeira de Portugal y Hong Kong.

Estas medidas aparentemente contradicen la comprensión de larga data de que el covid-19 es más peligroso en espacios cerrados. El gobierno británico, entre otros, utilizó sus primeros pasos después del confinamiento para alentar a las personas a reunirse al aire libre; los parques, las playas y los parajes naturales de todo el mundo han sido inundados por los visitantes durante la pandemia.

¿Quieres evitar otro cierre, salvar 33.000 vidas y protegerte? Usa una máscara facial, dicen los médicos

Hablamos con el niño que le pone mascarilla a su perro 3:31

Pero el razonamiento detrás de las decisiones es más simple que eso: después de meses de mensajes mixtos de las autoridades sanitarias sobre las cubiertas faciales, los gobiernos están optando por reglas generales para ayudar a que el uso de máscaras sea una norma cultural.

«Ha habido mucha confusión sobre dónde las personas deben usar máscaras, y donde hay confusión, las personas simplemente se desconectan y no las usan», le dijo a CNN Melinda Mills, directora del Centro Leverhulme de Ciencias Demográficas de la Universidad de Oxford. «Es por eso que (algunos países) se están moviendo hacia una política amplia y general.

«Me inclino por claridad en los mensajes públicos, y en muchos países, creo que ha sido un desastre «, agregó.

Lo que sabemos ahora sobre las máscaras

La ciencia detrás de la transmisión aérea del covid-19 está creciendo, pero los expertos aún coinciden en que el riesgo suele ser mayor en espacios cerrados.

A principios de este mes, un grupo de 239 científicos escribió una carta abierta a la Organización Mundial de la Salud, pidiendo un mejor reconocimiento del potencial de transmisión del coronavirus en el aire. «Muchas personas se apiñaban en lugares cerrados donde hay poca ventilación, eso es lo que impulsa la pandemia», le dijo a CNN en ese momento un coorganizador de la carta y profesor de salud ambiental. Pero el aire libre no está libre de covid, y los mandatos universales sobre el uso de máscaras probablemente reduzcan la propagación en muchos tipos de entornos.

No usar una máscara en lugares públicos podría significar una multa de US$ 645 en Hong Kong a medida que la ciudad impone medidas estrictas por el covid-19

Niño usa sus ahorros para producir máscaras y donarlas 1:02

Los investigadores informaron el lunes que las comunidades que ordenaron el uso de máscaras faciales en público vieron una disminución continua en e propagación del coronavirus, pero lleva algo de tiempo.

Una vez que los mandatos estuvieron vigentes durante aproximadamente tres semanas la tasa de crecimiento diario se desaceleró en aproximadamente un 2% en promedio, informaron investigadores en la revista Health Affairs.

Sus estimaciones sugieren que estas disminuciones porcentuales podrían sumar. Calculan que entre 230.000 y 450.000 casos de covid-19 podrían haberse evitado para el 22 de mayo mediante mandatos de uso obligatorio de máscara.

Otros científicos están de acuerdo en que puede haber un riesgo significativo de transmisión al aire libre.

«Hay aire libre, por lo que generalmente el riesgo es ligeramente menor, pero también se está extendiendo al aire libre», dijo Abrar Chughtai, epidemiólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur. «Siempre que no puedas mantener el distanciamiento social, debes usar una máscara».

«Es de muy bajo riesgo en un entorno como un parque o un gran espacio abierto donde no hay mucha gente», agregó Richard Stutt, de la Universidad de Cambridge en Inglaterra, quien modeló el impacto del uso de máscaras para frenar la transmisión del covid-19.

«Pero si caminas por una calle concurrida, hay un gran potencial de propagación allí, y definir exactamente qué constituye un espacio al aire libre de alto riesgo versus un espacio al aire libre de bajo riesgo sería muy difícil de hacer.

«Además, existe la complicación de que si las personas constantemente se quitan la máscara y se la vuelven a poner, corren el riesgo de contaminar sus manos y transmitirla a otras personas», señaló Stutt.

Ese conocimiento científico es un factor más estricto mandatos de máscara, que también comienzan a aparecer en países como el Reino Unido.

Pero también hay un elemento sociológico en juego, y es simple: las reglas de máscara están funcionando y los gobiernos van más allá de lo que esperaban.

«Hubo algunos países que se resistieron, pensando que el público se rebelaría (contra las órdenes de usar máscaras), pero el público simplemente ya no quiere estar en cuarentena», dijo Mills. «Los gobiernos se envalentonarán un poco al expandir sus políticas si creen que esto es efectivo».

Muchos investigadores se sorprenden de lo efectivas que han sido las órdenes de usar máscaras. En abril, una proporción alarmantemente baja de británicos llevaba máscaras, solo el 19%, según un estudio del Kings College publicado el jueves. Pero el 70% de los británicos ahora dicen que han usado uno en las últimas semanas, según el mismo estudio.

«Las personas se han convencido rápidamente de que sí ayudan», dijo a CNN Bobby Duffy, director del King’s Policy Institute y líder del estudio. «Existe un nivel muy, muy alto de creencia en su eficacia, lo que en sí mismo es bastante notable dada la rapidez con la que ha cambiado el consejo».

Ese cambio es particularmente notable en un país donde los intentos del gobierno de aliviar las restricciones han sido criticados como vagas y confusas. Un estudio realizado por el University College London la semana pasada encontró que solo el 45% de los británicos sienten que entienden las reglas actuales del gobierno.

Lo mismo ha sido cierto en otras partes de Europa; en lugares muy afectados como Italia y España, el uso de máscaras se convirtió en una norma cultural casi de inmediato, y los estudios indican que incluso en Estados Unidos, donde ha estallado una guerra cultural por el uso de recubrimientos faciales, la adherencia generalmente es muy alta.

«Puedes traer estas reglas y la gente las seguirá», dijo Duffy. «Es increíble la rapidez con que las personas se acostumbran a las cosas. También se puede ver eso en las medidas de bloqueo; hubo un apoyo increíble para entrar en el bloqueo, incluso cuando un par de semanas (antes) eso hubiera parecido impensable».

¿Cuál es la mejor mascarilla para evitar el covid-19? 0:56

¿Finalmente se están aprendiendo las lecciones?

Los beneficios de los mandatos ampliados son innumerables, pero lo más significativo es que permite a los gobiernos reafirmar sus mensajes estableciendo una regla estricta pero simple: si estás en público, debes usar una máscara.

«Una regla general es mucho más fácil de cumplir y de aplicar», dijo Stutt.

En estos lugares no usar mascarilla podría costarte dinero 1:29

Pero muchos expertos están molestos de que haya tardado tanto en llegar, y están implorando a otros países que sigan su ejemplo y hagan que sus leyes de máscara sean en blanco y negro.

Mills dijo que estaba «realmente sorprendida y conmocionada» por la orientación contradictoria de la Organización Mundial de la Salud y muchos gobiernos, que dijeron al principio de la pandemia que el uso de mascarillas no era necesario para frenar la propagación.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo el mes pasado que la organización cambió de marcha y alentó el uso de máscaras después de varias semanas porque la evidencia había evolucionado. «Nuestra guía actualizada contiene nueva información sobre la composición de las máscaras de tela, basada en la investigación académica solicitada por la OMS», dijo Tedros el mes pasado.

«Fue realmente muy frustrante como científico, (porque) ha habido muchos estudios materiales que muestran que estas máscaras buenas y de alta calidad realmente pueden detener la filtración», dijo Mills.

Por el contrario, varios países asiáticos, muchos de los cuales experimentaron la peor epidemia de SARS, alentaron rápidamente a los ciudadanos a usar máscaras.

«Piensa en Japón: fueron realmente efectivos y claros, tenían las Tres C», dijo Mills, refiriéndose a un eslogan del gobierno que ordenaba máscaras en espacios cerrados, lugares abarrotados y entornos de contacto cercano.

«Simplemente siguen repitiéndolo y repitiéndolo, y han tenido alrededor de 1.000 muertes en una población de 126 millones», agregó, y señaló que el relativo éxito de Japón dependía de varios otros factores.

«No es tan simple como esto, pero aquellos lugares que usaron máscaras desde el principio tuvieron tasas de mortalidad mucho más bajas», agregó Stutt.

La adopción vacilante en gran parte de Occidente contrastaba fuertemente con los países asiáticos. Pero ahora que los gobiernos se sienten lo suficientemente seguros como para establecer reglas más estrictas, los expertos pueden prever que el uso de máscaras se normalice pronto en todos los lugares públicos.

«Un fuerte mensaje de gobiernos y organizaciones como la OMS tiene un efecto significativo en las personas y hace que sea mucho más socialmente aceptable usar una máscara y aumentar las tasas de adopción», dijo Stutt.

«Ese uso obligatorio de máscaras no va a resultar en una gran rebelión de la mayoría de la población», agregó Duffy, citando su investigación que mostró una rápida aceptación en el Reino Unido.

«Habrá fracciones que se opondrán con fuerza, eso se hará un poco más grande y más vociferante, y nuestra atención se dirigirá a esas personas», dijo. «Pero la realidad será que la mayoría de la población lo adaptará y lo aceptará».

— Naomi Thomas de CNN Health contribuyó a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up