Lo que sabemos del policía que le disparó a Jacob Blake

(CNN) — Antes de ser identificado como el agente de policía capturado en un video viral en el que le dispara a un hombre negro varias veces por la espalda, Rusten Sheskey pedaleó por la ciudad junto al lago de Kenosha, Wisconsin, como parte de una patrulla en bicicleta y caminó por el centro comercial durante las vacaciones.

De vez en cuando llevaba un coche patrulla a casa y encendía la sirena para los niños del vecindario, recordó un vecino. Una bandera estadounidense ondea frente a su casa en un barrio de clase media.

Pero cuatro días después de que el tiroteo de Sheskey contra Jacob Blake, de 29 años, provocara protestas y disturbios en las calles típicamente tranquilas de Kenosha, aún se desconoce mucho sobre el agente veterano desde hace siete años y qué lo llevó a abrir fuego.

Las autoridades se han negado a proporcionar información sobre una serie de cuestiones críticas en los turbulentos días desde que dispararon a Blake. Lo más importante es que no han ofrecido ninguna explicación detallada de por qué Sheskey usó fuerza letal sobre Blake mientras se inclinaba hacia un automóvil estacionado.

La policía y los funcionarios de la ciudad tampoco han respondido a las solicitudes de registros públicos sobre el historial de Sheskey con el departamento, incluido cualquier uso previo de la fuerza o problemas disciplinarios. Según un memorando del jefe de policía publicado en el sitio web de la ciudad, Sheskey recibió una suspensión de un día en 2017 por una violación con respecto a la «operación segura de los vehículos del departamento».

LEE: ¿Por qué la policía dispara tantas veces para derribar a un sospechoso?

Mientras tanto, Blake permanece esposado a una cama de hospital. Quedó paralizado de cintura para abajo a raíz del tiroteo, que tuvo lugar frente a tres de sus hijos pequeños que estaban en el automóvil.

Los registros de despacho indican que Sheskey y otros policías respondieron a una queja de una mujer que decía que se suponía que Blake no debía estar en su residencia y que no se iría. También dijo que le había quitado las llaves y que no se las devolvería.

En una conferencia de prensa el miércoles, el secretario de Justicia de Wisconsin, Josh Kaul, dijo que los agentes dispararon una pistola eléctrica a Blake antes del tiroteo, pero que «no tuvo éxito». Kaul dijo que Blake admitió poseer un cuchillo y los agentes recuperaron uno del piso del automóvil en el que estaba apoyado cuando Sheskey abrió fuego. Kaul no dijo si Blake había blandido el arma o qué razón precisa dio Sheskey para disparar múltiples tiros.

La familia de Blake también ha exigido respuestas y se pregunta por qué Sheskey decidió usar un arma para resolver la situación. En una conferencia de prensa el martes, el abogado de la familia de Blake, Ben Crump, pidió el arresto del policía.

«Exigimos que el fiscal arreste al agente que disparó contra Jacob Blake. Y también pedimos que estos policías que violaron las políticas y su entrenamiento sean despedidos de inmediato», dijo.

LEE: Jacob Blake está esposado a su cama de hospital, dice la familia

Sheskey prestó juramento como policía de Kenosha en 2013, según las fotos de la ceremonia publicadas en la página de Facebook del departamento. Estaba siguiendo los pasos de su abuelo, quien sirvió en el departamento durante muchos años, según una publicación en la página de Facebook del Departamento de Policía de Kenosha.

Una búsqueda en sitios de noticias arroja poca luz sobre Sheskey. El año pasado un medio local, Kenosha News, hizo un perfil de él en el que dice que el servicio público era lo que más le gustaba del trabajo policial.

«Estás lidiando con personas quizás en el peor día de sus vidas y puedes intentar ayudarlas tanto como puedas y hacer que ese día sea un poco mejor», le dijo al periódico, según un artículo publicado en agosto de 2019. En su mayor parte, dijo Sheskey, «la gente confía en que haremos eso por ellos».

Antes de unirse al Departamento de Policía de Kenosha, Sheskey trabajó en la Universidad de Wisconsin-Parkside, donde se abrió camino desde despachador hasta agente de policía.

Una portavoz de la universidad se negó a proporcionar detalles sobre el mandato de Sheskey, aparte de decir que trabajó allí de 2009 a 2013 como despachador, asociado del servicio de policía y, finalmente, agente.

Los intentos de comunicarse con Sheskey y su familia no tuvieron éxito. Varios policías se negaron a comentar o no respondieron a las preguntas de CNN.

Un agente dijo que Sheskey ha sido llamado racista injustamente en Internet. El policía dijo que hay una sensación de inutilidad cuando se trata de defender a Sheskey.

«Que alguien que lo conoce salga y diga que es un policía muy sólido y muy buen tipo, va a caer de oídos sordos porque le disparó a un hombre negro», dijo el agente, quien pidió no ser identificado porque no estaba autorizado para hablar sobre el incidente, que sigue bajo investigación. «No creo que vaya a decirles nada que pueda marcar la diferencia porque la gente cree lo que quiere creer».

En el vecindario de Sheskey, la gente se mostraba reacia a hablar y la mayoría se negaba a dar sus nombres cuando lo hacían.

Una mujer llamó a Sheskey un «ciudadano sobresaliente», y agregó: «Creo que el joven se fue a trabajar un día y se puso en una mala situación».

Se negó a dar más detalles antes de cerrar rápidamente la puerta.

LEE: El agente que disparó a Jacob Blake ha estado en el departamento durante 7 años, dicen investigadores

Cathy Broadway, una intérprete educativa de lenguaje de señas que ha vivido en la cuadra de Sheskey durante unos 20 años, dijo que no conocía al agente ni a su familia y no tenía idea de que vivía en su calle hasta hace unos días.

«Sé que mucha gente empacó y se fue», dijo Broadway. «Nuestro vecindario podría ser un objetivo». Dijo que se quedó despierta hasta tarde el miércoles por la noche escuchando un escáner de la policía y envió a su hijo a quedarse con familiares durante los disturbios.

Broadway, de 46 años, quien calificó el video del tiroteo de Blake como «horrible», dijo que nunca imaginó que su ciudad se encontraría en el centro de atención nacional.

«La gente lo llama Keno-dónde», dijo. «Ahora no podemos llamarlo así porque todo el mundo sabe dónde está».

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up