Las vacunas y los propagadores asintomáticos pueden tener la clave para responder a los misterios del covid-19, dicen expertos

(CNN) — Mientras los líderes estadounidenses trabajan para controlar la propagación del coronavirus, investigadores de todo el país, y del mundo, están trabajando para responder a los misterios que persisten en torno a las infecciones.

Uno de esos misterios: por qué la experiencia puede ser tan diferente de una persona a otra. Un experto dice que la respuesta puede significar examinar más de cerca las vacunas anteriores que han recibido las personas.

«Cuando analizamos el entorno de la enfermedad del covid, encontramos que las personas que habían recibido vacunación previa con una variedad de vacunas (para neumococo, influenza, hepatitis y otras) parecían tener un riesgo menor de contraer la enfermedad de covid», le dijo el Dr. Andrew Badley, especialista en enfermedades infecciosas de Mayo Clinic, a Anderson Cooper de CNN el lunes por la noche.

Es lo que los inmunólogos llaman entrenamiento inmunológico: cómo tu sistema inmunológico crea una respuesta eficaz para combatir las infecciones, dice Badley.

«Una buena analogía es pensar en tu sistema inmunológico como un músculo», dijo. «Cuanto más ejercites ese músculo, más fuerte será cuando lo necesites».

No ha habido evidencia definitiva de que otras vacunas aumenten la inmunidad contra el covid-19. Pero algunos investigadores han sugerido que es posible.

En junio, un equipo de investigadores en EE. UU. propuso administrar una dosis de refuerzo de la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR) a las personas para ver si ayuda a prevenir los efectos más graves de las infecciones por coronavirus. Y el mes pasado, los investigadores encontraron que los países donde muchas personas recibieron la vacuna contra la tuberculosis Bacillus Calmette-Guerin (BCG) tenían menos mortalidad por coronavirus, un hallazgo que encaja con otras investigaciones que sugieren que la vacuna puede estimular la inmunidad de las personas en general.

LEE: Cómo una vacuna contra la tuberculosis de un siglo de antigüedad podría ayudar a combatir el nuevo coronavirus

Pero una vez que estás infectado, la cantidad de virus que ingresó a tu cuerpo también podría tener un impacto en tu experiencia, dijo otra experta a CNN el lunes.

La Dra. Monica Gandhi, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de California, San Francisco, ha estado trabajando con un equipo de investigadores para comprender cómo más personas pueden sufrir infecciones con síntomas mínimos o nulos. Aproximadamente el 40% de las personas infectadas con el virus no presentan síntomas, según una estimación realizada el mes pasado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

El equipo de Gandhi descubrió que los tapabocas marcan la diferencia.

«Lo que hace la mascarilla es realmente reducir la cantidad de virus que ingresa, si te infectas», dijo. «Y al reducir eso… tienes una dosis más baja, puedes controlarla, puedes tener una respuesta tranquila y tienes síntomas leves o ningún síntoma».

Hasta ahora, más de cinco millones de estadounidenses han dado positivo por el virus y al menos 163.461 han muerto.

LEE: Asintomáticos con covid-19 pueden portar tanta carga del virus como aquellos con síntomas, revela nuevo estudio

Aumento del 90% en casos de niños en un mes

También están surgiendo más investigaciones sobre los niños y el coronavirus en medio de la temporada de regreso a clases.

Según un informe publicado el lunes por la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación de Hospitales de Niños, ha habido un aumento del 90% en el número de casos de coronavirus entre los niños estadounidenses durante cuatro semanas.

El nuevo informe, que se espera sea actualizado semanalmente, dijo que hubo 179.990 nuevos casos de covid-19 entre niños estadounidenses entre el 9 de julio y el 6 de agosto.

Más de 380.000 niños habían sido infectados al 6 de agosto, según el informe, siendo poco más del 9% del total de casos en los estados que notifican casos por edad.

El informe surge cuando estudios recientes sugieren que los niños podrían desempeñar un papel importante en la transmisión del virus. Un estudio dijo que los niños mayores pueden transmitir el coronavirus tanto como los adultos y otro descubrió que los niños menores de 5 años portaban una mayor carga del virus, lo que también generó dudas sobre su papel en su propagación.

Y aunque algunos funcionarios estadounidenses, incluido el presidente, han dicho que el virus no representa un gran riesgo para los niños, los expertos dicen que ese no es el caso.

Nuevo estudio muestra alta carga viral en niños pequeños 0:41

«No es justo decir que este virus es completamente benigno en los niños», dijo el Dr. Sean O’Leary, vicepresidente del Comité de Enfermedades Infecciosas de la Academia Estadounidense de Pediatría. «Ya hemos tenido 90 muertes de niños en EE. UU., en solo unos pocos meses. Todos los años nos preocupamos por la influenza en los niños, y hay aproximadamente 100 muertes de niños por influenza cada año».

Aún así, muchas escuelas y universidades en todo el país están avanzando con planes para comenzar las clases en persona, a pesar de las protestas en todo el país de los maestros que dicen que regresar a clases podría ser mortal.

En Georgia, varios distritos escolares han informado casos del virus después de reabrir. En el Distrito Escolar del Condado de Cherokee, más de 480 estudiantes han sido puestos en cuarentena desde que comenzaron las clases a principios de este mes. El distrito ahora informa 25 casos positivos entre estudiantes y seis casos entre el personal.

En Mississippi, al menos 22 escuelas en todo el estado han reportado casos positivos, dijo el director de Salud del Estado, Dr. Thomas Dobbs, durante una conferencia de prensa esta semana. Se han reportado 19 casos entre estudiantes y 15 casos entre el personal.

MIRA: Controversia en Georgia por casos de covid-19 confirmados en la primera semana del regreso a clases presenciales

Más voluntarios en ensayos de terapia de anticuerpos

Mientras tanto, dos ensayos clínicos de terapia de anticuerpos en etapa tardía están inscribiendo a más voluntarios a través de la Red de Prevención de Covid-19 del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (CoVPN), proporcionando los estudios un mayor número de sitios y una mayor cantidad de personas.

Estas terapias son anticuerpos creados en el laboratorio para atacar una infección o toxina en particular. Si funcionan, los tratamientos podrían brindar protección contra el virus de inmediato, en comparación con una vacuna, que puede tardar algunas semanas antes de que comience a brindar protección y no puede brindar protección una vez que alguien ya está infectado. Pero las terapias con anticuerpos generalmente solo funcionan durante un par de meses, mientras que las vacunas brindan protección a largo plazo.

En el primer ensayo, los voluntarios reciben un placebo o una dosis de REGN-COV-2, un tratamiento con anticuerpos elaborado por Regeneron Pharmaceuticals, que ha demostrado ser exitoso en estudios de laboratorio y en animales y ha demostrado ser seguro en ensayos en humanos.

El ensayo evaluará si el cóctel de anticuerpos brinda protección contra la enfermedad y si alguien está infectado, si el tratamiento limita la cantidad de síntomas y si ayuda a mantener a las personas fuera del hospital.

Los científicos esperan inscribir a 2.000 adultos asintomáticos que hayan tenido contacto con alguien en su hogar que tenga una infección. Los voluntarios recibirían el tratamiento dentro de un período de 96 horas después de entrar en contacto con la persona infectada y los científicos se comunicarán con ellos durante siete meses para asegurarse de que el tratamiento sea seguro y efectivo.

LEE: Ensayo clínico de tratamiento de anticuerpos contra el covid-19 de Eli Lilly avanza a fase 3

El segundo ensayo evaluará cómo funciona el tratamiento con anticuerpos LY-CoV555 de Eli Lilly and Company con personas que trabajan o viven en un hogar de ancianos o centro de vida asistida que ha tenido un caso positivo.

Ese ensayo, que busca 2.400 voluntarios, probará si la terapia previene infecciones en esta población vulnerable y también probará si la terapia previene los síntomas o reduce la gravedad de la enfermedad.

Jen Christensen y Jamiel Lynch de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up