La última década fue la más calurosa registrada en la Tierra, lo que expone la sombría realidad del cambio climático

(CNN) — Un nuevo informe publicado el miércoles detalla cómo 2019 fue otro año de extremos para el clima de la Tierra, lo que se suma a una letanía de evidencias que expone la sombría realidad de nuestro mundo en calentamiento.

El año pasado vio devastadores incendios forestales en Australia; grandes regiones como Europa, Japón, Pakistán y la India experimentaron olas de calor mortales; casi 100 ciclones tropicales causaron estragos; los glaciares y el hielo marino continuaron derritiéndose a niveles preocupantes; y la sequía y las inundaciones destruyeron cultivos e infraestructura vitales.

Entre los hallazgos clave del Estado del Clima en 2019, publicado por la Sociedad Meteorológica Estadounidense, está que 2019 fue uno de los años más cálidos registrados, que los gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra están en sus niveles más altos registrados y esta década es la más caliente desde que comenzaron los registros a mediados del siglo XIX.

«Cada década desde 1980 ha sido sucesivamente más cálida que la década anterior, siendo la más reciente (2010-1019) alrededor de 0,2 ° C más cálida que la anterior (2000-2009)», dice el informe. «Como motor principal de nuestro clima cambiante, la abundancia de muchos gases de efecto invernadero de larga duración sigue aumentando».

Cubren un glaciar en Italia para evitar que se derrita 0:37

El estudio también informó otros hallazgos clave:

Los seis años más cálidos registrados han ocurrido en los últimos seis años, desde 2014.
2019 estuvo entre los tres años más cálidos desde que comenzaron los registros a mediados del siglo XIX. Solo el 2016, y para algunos conjuntos de datos el 2015, fueron más cálidos que el 2019.
Las temperaturas promedio de la superficie del mar en 2019 fueron las segundas más altas registradas, solo superadas en 2016.
Los niveles del mar subieron a un nuevo récord por octavo año consecutivo.
Las temperaturas de la superficie del aire en el Ártico fueron las segundas más altas en 120 años de registros, solo por detrás de 2016. En la Antártida, 2019 fue el segundo año más cálido para el continente desde 1979.
Los glaciares continúan derritiéndose a un ritmo preocupante por 32o año consecutivo.

La influencia del calentamiento de las principales concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, incluidos el dióxido de carbono (CO2), el metano y el óxido nitroso, fue un 45% más alta que en 1990, encontraron los investigadores. La quema de combustibles fósiles en nuestros automóviles, aviones y fábricas libera contaminación que atrapa el calor en el aire y calienta nuestro planeta.

MIRA: Las emisiones de dióxido de carbono son las más bajas en los últimos 15 años, según estudio

Las concentraciones globales de dióxido de carbono, que representan la mayor parte del poder de calentamiento de los gases, aumentaron durante 2010 a un récord de 409,8 partes por millón, encontró el estudio. Ese fue «el más alto en el registro de medición moderno de 61 años, así como el más alto jamás medido en registros de núcleos de hielo que se remontan a 80.,000 años», dijo el informe.

The State of the Climate in 2019 report has been released. Follow this thread for details. #StateOfClimate2019 @AmetSoc https://t.co/ZxYIZqEXsW pic.twitter.com/SIkGpZbo1r
— NOAA NCEI Climate (@NOAANCEIclimate) August 12, 2020

El informe fue dirigido por los Centros de Información Ambiental de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) y se basó en contribuciones de más de 520 científicos de 60 países. Los meteorólogos suelen describir el informe anual como el «análisis físico anual del sistema climático».

Robert Dunn, uno de los editores principales del informe de la Oficina Meteorológica del Reino Unido, dijo en un comunicado que, «la visión para 2019 es que los indicadores y observaciones climáticos muestran que el clima global continúa cambiando rápidamente».

«Varios fenómenos extremos, como incendios forestales, olas de calor y sequías, tienen al menos parte de su raíz vinculada al aumento de la temperatura mundial. Y, por supuesto, el aumento de la temperatura mundial está vinculado a otro indicador climático: el aumento continuo de emisiones de gases de efecto invernadero, en particular dióxido de carbono, óxido nitroso y metano», dijo Dunn.

Calor récord, mares crecientes

Julio de 2019 fue el mes más caluroso registrado en la Tierra, según el informe.

Más de una docena de países de África, Europa, Asia, Australia y el Caribe registraron temperaturas anuales récord el año pasado. Hacía tanto calor que Bélgica y los Países Bajos registraron temperaturas de 40°C en ese momento.

Las mortales e intensas olas de calor del año pasado exacerbaron la crisis del agua en la India, que provocó que ciudades enteras se quedaran sin agua, empeoraron las condiciones de sequía en Australia que llevaron a meses de incendios forestales destructivos y quemaron las ciudades de Europa, que no están diseñadas para hacer frente a tales temperaturas.

Dunn dijo que el comienzo de este milenio ha sido más cálido que cualquier otro período desde el comienzo de la Revolución Industrial.

«La temperatura promedio global es quizás el indicador climático más simple para ver los cambios que están ocurriendo en nuestro clima. 2019 fue uno de los tres años más cálidos en el registro histórico que se remonta a 1850. También marca el final de una década en que la temperatura global promedio había aumentado en 0,2°C en comparación con la década anterior», dijo.

LEE: Cuando el calor extremo y el covid-19 chocan, expertos temen que sea una combinación peligrosa para las comunidades en riesgo

El aumento de la temperatura del océano ha seguido reduciendo el hielo marino a niveles alarmantes. La extensión y magnitud de la pérdida de hielo sobre la capa de hielo de Groenlandia, la segunda más grande del mundo, rivalizó el año pasado con 2012, el año anterior de pérdida récord de hielo.

Los científicos descubrieron que después de meses de temperaturas récord, la capa de hielo de Groenlandia perdió 197.000 millones de toneladas de hielo, el equivalente a alrededor de 80 millones de piscinas olímpicas solo en julio de 2019.

El derretimiento de los glaciares y las capas de hielo, junto con el calentamiento de los océanos, explica la tendencia al aumento del nivel global del mar, según el informe.

En 2019, el nivel del mar subió por octavo año consecutivo y alcanzó un récord durante los 27 años desde que comenzaron las grabaciones satelitales, habiendo aumentado alrededor de 87,6 milímetros en ese momento por encima del promedio de 1993.

El informe se produce mientras el mundo lucha por contener la pandemia de coronavirus, que está abrumando a muchos sistemas de salud y destruyendo economías en todo el mundo.

Los científicos han advertido repetidamente que los impactos de la crisis climática en nuestros sistemas de salud y economías serán mucho más severos si no se controlan. Los expertos dicen que la pandemia tiene lecciones valiosas sobre cómo prepararse para crisis futuras, como actuar temprano para mitigar los impactos climáticos, reducir las emisiones, desarrollar tecnología ecológica e implementar políticas climáticas efectivas.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up