La Dra. Birx dice que desearía que el confinamiento de Estados Unidos se hubiera parecido al de Italia

(CNN) — Recordando los primeros días de la pandemia de coronavirus, la coordinadora del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca dijo el lunes que desearía que Estados Unidos hubiera entrado en un confinamiento más estricto.

«Ojalá cuando entramos en confinamiento (en marzo), nos hubiéramos visto como Italia», dijo la Dra. Deborah Birx el lunes. «Cuando Italia cerró, quiero decir, a la gente no se le permitió salir de sus casas (sin un pase). Los estadounidenses no reaccionan bien a ese tipo de prohibición».

En Italia, a medida que se propagaba el virus, se les dijo a los residentes que se quedaran en casa y salieran solo para actividades esenciales. Las autoridades detendrían a las personas y verificarían que tuvieran documentos que indicaran adónde y por qué viajaban.

En una mesa redonda organizada por el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, Birx dijo que aprendió lo que los estadounidenses están dispuestos a hacer para combatir el virus y que los funcionarios deben reunirse con las personas donde estén.

Birx citó la estrategia que Arizona ha utilizado para reducir el creciente número de casos. La gente aún podía ir a los centros comerciales y restaurantes con capacidad reducida, pero se cerraron gimnasios y bares, se implementaron mandatos de máscaras y se prohibieron las reuniones de más de 10 personas.

«La gente estaba interactuando, la gente estaba fuera, pero la gente, simplemente haciendo esas cosas con cuidado, pudo reducir los casos de manera significativa, probablemente en más del 80%», dijo Birx.

Ese tipo de cambio de comportamiento es algo que todos los estadounidenses pueden hacer, dijo.

«Decenas de miles de vidas se pueden salvar si usamos máscaras y no tenemos fiestas en nuestros patios traseros quitándonos esas máscaras», dijo Birx.

Jared Kushner, un asesor principal de la Casa Blanca, no estuvo de acuerdo y dijo que el presidente Donald Trump estaba «muy inclinado hacia el futuro» cuando él y el grupo de trabajo emitieron pautas de 15 días a mediados de marzo.

«Esto se hizo en ese momento para asegurarnos de que tuviéramos suficiente capacidad y suministros hospitalarios, de modo que no termináramos como Italia, donde había gente muriendo en camillas en salas de espera», dijo Kushner a Wolf Blitzer de CNN.

LEE: ANÁLISIS | Si el brote de covid-19 en Nueva Zelandia es «terrible» como dice Trump, ¿cuán grave está el resto del mundo?

Felicitó al presidente por la respuesta de la administración a la escasez de respiradores, repitiendo la línea de la Casa Blanca de que ningún estadounidense que necesitaba un respirador no tenía uno.

«Entonces, creo que lo hemos hecho mucho mejor que Italia con respecto a cómo manejamos esto inicialmente», dijo.

Kushner dijo que Estados Unidos se encuentra en la fase intermedia de la pandemia y que la administración está utilizando lo que ha aprendido para proteger a las personas más vulnerables. Dijo que estaban enviando recursos rápidamente a los hogares de ancianos.

El nuevo coronavirus ha infectado a más de 5,4 millones de estadounidenses y ha matado a más de 170.000, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El virus es la tercera causa de muerte en EE.UU.

El virus, que ni siquiera existía hace un año, ahora está matando a más estadounidenses que el alzhéimer, los accidentes y la diabetes.

Durante las últimas tres semanas, EE.UU. ha promediado más de 1.000 muertes por covid-19 por día.

«El covid es ahora la tercera causa de muerte en EE.UU., por delante de los accidentes, lesiones, enfermedades pulmonares, diabetes, alzhéimer y muchas, muchas otras causas», dijo el Dr. Thomas Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

LEE: Mujer que perdió a su padre por covid-19: «Su única condición preexistente era confiar en Donald Trump»

Las enfermedades cardíacas y el cáncer son las principales causas de muerte en EE.UU., según los CDC.

La tasa de muertes por covid-19 también es mucho mayor en EE.UU. que en muchos otros países, dijo Frieden.

«La semana pasada, los estadounidenses tenían ocho veces más probabilidades de morir por covid que los europeos», dijo.

Menos pruebas = más personas infectadas en la calle

Mientras más estudiantes regresan a la escuela, los expertos en salud están preocupados por una tendencia inquietante: la disminución de las pruebas combinada con altas tasas de positividad.

En otras palabras, el covid-19 todavía se está extendiendo desenfrenadamente, pero hay menos pruebas para encontrar y aislar los casos.

La cantidad de pruebas realizadas cada día en EE.UU. se redujo en un promedio de 68.000 en comparación con la tasa diaria a finales de julio, según datos del Covid Tracking Project.

Quince estados realizaron menos pruebas la semana pasada en comparación con la semana anterior: Alaska, Arizona, Colorado, Idaho, Louisiana, Minnesota, Mississippi, Montana, Nuevo México, Nevada, Carolina del Norte, Rhode Island, Utah, el estado de Washington y Wisconsin.

Sin embargo, las tasas de positividad de las pruebas (el porcentaje de pruebas que son positivas) siguen siendo más altas que el 5% recomendado en más de 30 estados, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

«La situación de las pruebas no es buena en Estados Unidos. Lo que no detectamos son personas contagiosas», dijo el Dr. William Haseltine, presidente de Access Health International.

«Probablemente nos falten 8 de cada 10 personas que son contagiosas. Y cualquier disminución en las pruebas es preocupante porque aún no lo estamos haciendo bien. Y si no seleccionas a las personas que son contagiosas entre la multitud, entonces la epidemia se propaga… Esta epidemia todavía se está extendiendo ampliamente».

¿Por qué algunos estados realizan menos pruebas?

Los expertos médicos dicen que puede haber varias razones.

«Una de las razones por las que las pruebas están disminuyendo es que los suministros no se envían a lugares donde se pueden realizar pruebas. Creo que es parte de una estrategia no contar cuántas personas están infectadas», dijo Haseltine.

Otra razón es que las personas pueden estar menos motivadas para hacerse la prueba, sabiendo que puede tomar varios días o más para obtener resultados. Y retrasos importantes pueden hacer que algunas pruebas sean «prácticamente inútiles».

El Dr. Kent Sepkowitz, analista médico de CNN, dijo que le preocupa que algunos estados estén siguiendo el ejemplo del presidente Donald Trump, quien dijo que «cuando haces más pruebas, encuentras más casos», lo que podría hacer que Estados Unidos «se vea mal».

LEE: El covid-19 es ahora la tercera causa de muerte en EE.UU., pero las pruebas y el rastreo de contactos disminuyeron

Sepkowitz, un experto en control de infecciones del Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York, señaló que varios estados que han promocionado un recuento de casos reducido también tenían algunas de las tasas de positividad de las pruebas más altas, un indicador de que el virus se está propagando.

«Así que, aunque las tasas están empeorando, muchos estados han decidido reducir sus esfuerzos para encontrar los casos», escribió. «Como resultado, al buscar menos, están encontrando menos casos y, efectivamente, el número de casos está disminuyendo».

El gobernador de la Florida pregona éxito

El gobernador de la Florida, Ron DeSantis, dijo que el estado ha experimentado seis semanas consecutivas de disminución en las tasas de positividad de las pruebas.

Y la cantidad de pacientes hospitalizados con coronavirus ha disminuido en casi un 40% desde que alcanzó su punto máximo el 22 de julio, agregó. El número de pacientes en la UCI ha bajado un 30% desde el 18 de julio.

DeSantis dijo que cree que las tendencias a la baja en todo el estado son duraderas. «Vamos a seguir trabajando duro para poder ver estas buenas tendencias».

Una de las medidas que tomó el estado para mitigar el número de casos fue cerrar los bares a finales de junio.

Halsey Beshears, principal regulador comercial de la Florida, está revisando los comentarios e ideas de sus reuniones con propietarios de bares y cervecerías de todo el estado, pero no se ha establecido un cronograma para la reapertura de bares, según Karen Smith, portavoz del Departamento de Regulación Empresarial y Profesional de la Florida.

«Si bien no es seguro el plazo para la reapertura, el secretario Beshears comprende la urgencia de los dueños de negocios en estas reuniones recientes», dijo Smith.

LEE: Bares y restaurantes llenos de jóvenes sin mascarillas ni distanciamiento serían la razón de mayores contagios y muertes en mayores #EncuentroDigitalCNN

La escasez de voluntarios de minorías podría retrasar las vacunas

Si bien los expertos médicos esperan que una vacuna esté disponible en 2021, los investigadores han encontrado un problema: no se han inscrito suficientes voluntarios negros y latinos para los ensayos clínicos.

De las 350.000 personas que se han registrado en línea, el 10% son negros o latinos, según el Dr. Jim Kublin, director ejecutivo de operaciones de la Red de Prevención de Covid-19.

Eso no es suficiente, ya que se supone que los participantes del ensayo reflejan la población afectada. Las investigaciones muestran que más de la mitad de los casos de covid-19 en EE.UU. se han producido entre personas negras y latinas.

Gran parte de la desconfianza proviene de un historial de atrocidades médicas contra las minorías. De 1932 a 1972, los hombres negros fueron sujetos del estudio de sífilis de Tuskegee sin su conocimiento o consentimiento y no se les ofreció penicilina para tratar su enfermedad.

En la década de 1800, el Dr. J. Marion Sims experimentó con esclavos y realizó cirugías sin su consentimiento y sin anestesia.

Y desde la década de 1940 hasta la de 1970, los investigadores en varios estudios expusieron a cientos de sujetos, en su mayoría negros, a cantidades peligrosas de radiación.

Los funcionarios de salud están tratando de ganarse la confianza de las comunidades minoritarias y reclutar voluntarios más diversos para los ensayos de la fase 3 de la vacuna contra el coronavirus.

Hasta ahora, las fases 1 y 2 han demostrado que la vacuna es segura. Algunos voluntarios experimentaron fiebre y dolores musculares, pero se sintieron mejor después de uno o dos días.

Una prueba rápida y económica acaba de recibir aprobación de emergencia

Hay buenas noticias: una nueva prueba de saliva podría brindarles a los estadounidenses una forma rápida de saber si tienen covid-19 y si necesitan aislarse para ayudar a prevenir la propagación.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Yale crearon la prueba SalivaDirect, que recibió la autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) el sábado.

«Si se pueden implementar alternativas baratas como SalivaDirect en todo el país, finalmente podemos controlar esta pandemia, incluso antes de una vacuna», dijo Nathan Grubaugh, profesor asistente de epidemiología de Yale.

LEE: La nueva prueba de covid-19 basada en saliva podría ser un «punto de inflexión» rápido y económico

A diferencia de otras pruebas que requieren suministros especializados, la prueba SalivaDirect no requiere un hisopo o dispositivo de recolección específico. También se puede utilizar con reactivos de varios proveedores.

«Simplificamos la prueba para que solo cueste un par de dólares por los reactivos, y esperamos que los laboratorios solo cobren alrededor de US$ 10 por muestra», dijo Grubaugh.

Los investigadores dijeron que la nueva prueba puede producir resultados en menos de tres horas y la precisión está a la par con los resultados de los frotis nasales tradicionales. Dijeron que las pruebas de SalivaDirect podrían estar disponibles públicamente en las próximas semanas.

Elizabeth Cohen, Rosa Flores, Carma Hassan, Madeline Holcombe, Jamiel Lynch, Denise Royal, Chandler Thornton y Dana Vigue de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up