El huracán Laura se fortalece rápidamente mientras avanza rumbo a la Costa del Golfo

(CNN) — Laura creció hasta convertirse en huracán el martes y se espera que se intensifique rápidamente en las próximas 36 horas a medida que avanza por el Golfo de México hacia Texas y Louisiana.

«Ahora que el ojo de #Laura se está formando, no hay muchas dudas de que este será un huracán grande y extremadamente peligroso para el este de Texas y Louisiana», tuiteó Eric Blake, especialista senior en huracanes del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés). «Es aleccionador de ver… por favor sean inteligentes si están en el camino».

El huracán Laura actualmente tiene vientos máximos sostenidos de 136 km/h, según un boletín del NHC, y se pronostica que se intensificará hasta convertirse en una gran huracán de categoría 3 o más durante el día siguiente, con vientos que potencialmente alcanzarán los 185 km/h. El centro de la tormenta se encuentra a 750 kms de Galveston, Texas, y se mueve a una velocidad de 27 km/h.

Se ha emitido una advertencia de huracán para partes de la costa de Texas y Louisiana, según el Centro Nacional de Huracanes. La advertencia, una actualización de la alerta de huracán anterior, se extiende desde San Luis Pass, Texas, hasta Intracoastal City, Louisiana.

La advertencia incluye Galveston y Galveston Bay, así como partes del área metropolitana de Houston.

El NHC advirtió que se espera que Laura produzca de 10 a 20 centímetros de lluvia desde la noche del miércoles hasta el sábado, con cantidades máximas aisladas de 30 centímetros en partes de la costa del Golfo. Esto podría causar inundaciones urbanas y repentinas generalizadas, dijo el NHC.

La inminente llegada de Laura se produce luego de que la Costa del Golfo evitara una poderosa tormenta en Marco, que se debilitó significativamente antes de llegar a EE.UU.

Como tormenta tropical, Laura mató a más de 20 personas en el Caribe. Cuando toque tierra en EE.UU., podría traer una marejada ciclónica de 2,7 a 3,3 metros a lo largo de partes de la costa, dijo el NWS, y la marejada podría «penetrar hasta 50 kms tierra adentro», en el suroeste de Louisiana y el sureste de Texas.

MIRA: La ciudad de Texas donde tocará tierra el huracán Laura se encuentra casi desierta

Evacuaciones en la costa de Texas y Luisiana

Galveston.

Houston, la ciudad más grande de la región, es particularmente vulnerable a las inundaciones y podría sufrir algunos impactos de Laura. La ciudad de concreto tiene sistemas de drenaje notoriamente deficientes y una propensión a las inundaciones, como durante la abrumadora lluvia del huracán Harvey en 2017.

La trayectoria potencial de Laura y su rápida intensificación se parecen más al huracán Rita en septiembre de 2005, la última vez que el huracán tocó tierra en Louisiana. Rita llegó apenas un mes después de que el huracán Katrina devastó la región, y su inminente aproximación provocó evacuaciones masivas y atascos en las carreteras de Texas.

Más de 100 personas murieron en Texas debido a las evacuaciones, incluidos 24 evacuados de hogares de ancianos a bordo de un autobús que se incendió y explotó.

La amenaza de Laura ya ha provocado evacuaciones en partes de Texas y Louisiana.

Galveston emitió una orden de evacuación obligatoria para todos los residentes, citando la fuerza de la tormenta y el camino incierto, según una publicación en el sitio web de la ciudad.

«Pasamos por Ike en 2008. Aprendimos una lección», dijo el alcalde provisional de Galveston Craig Brown a Erin Burnett de CNN, «y mucha gente no quiere repetir eso, por eso muchos de nuestros residentes están prestando atención a la advertencia, y también hemos proporcionado transporte para aquellos que necesitan asistencia».

Un estimado de 20.000 residentes permanecieron en Galveston durante el huracán Ike, que devastó gran parte de la isla.

Se han emitido órdenes de evacuación obligatorias en varios condados costeros de Texas, incluidos los condados de Jefferson, Jasper y Hardin, dijeron las autoridades.

También se anunció una evacuación obligatoria para la parroquia de Calcasieu en el suroeste de Louisiana, y se ordenó al personal no esencial que abandonara la parroquia.

Se emitieron evacuaciones voluntarias para partes de Houston el martes.

Al mismo tiempo, las agencias gubernamentales y las organizaciones de voluntarios se movilizaron para prepararse para la tormenta que se avecinaba.

Texas desplegó previamente dos equipos de búsqueda y rescate urbano (USAR) y al menos ocho escuadrones de rescate acuático, según un portavoz de uno de los equipos.

«Las incertidumbres de esta tormenta y su fuerza cada vez mayor han provocado evacuaciones obligatorias para más de 300.000 residentes en el este de Texas y a lo largo de la costa del Golfo», dijo a CNN Merribeth Kahlich, funcionario de información pública de uno de los equipos de búsqueda, por correo electrónico.

La Cruz Roja Americana reposicionó a 700 trabajadores y suministros de ayuda antes de la llegada del huracán Laura, dijo el grupo.

Marco degradado a depresión tropical

Ya que Marco no representa una amenaza inminente, dijo el lunes por la noche el gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, todos los ojos están puestos en Laura. Su gran preocupación eran las grandes cantidades de lluvia y las inundaciones de los ríos.

«Habrá impacto de marejada ciclónica, habrá impacto de viento, habrá impacto de lluvia», dijo el gobernador.

Se predijo que el Golfo estaría en peligro de poderosas tormentas consecutivas con Laura golpeando por kilómetros y 48 horas después de Marco.

Edwards se preocupó a principios de semana de que «puede que no haya mucho margen» para realizar esfuerzos de restauración y rescate de energía entre tormentas.

Pero Marco tocó tierra cerca de la desembocadura del río Mississippi como tormenta tropical, y más tarde esa noche fue degradada una vez más a depresión tropical.

De la noche a la mañana, Marco viajaba hacia el oeste a lo largo de la costa de Luisiana, pero probablemente desaparecerá sobre aguas abiertas mientras se dirige hacia Texas, dijo el meteorólogo de CNN Michael Guy.

Los tornados y la marejada ciclónica que Marco amenazó con traer consigo a medida que avanzaba a lo largo de la costa del Golfo ya no son motivo de preocupación, dijo Guy. Sin embargo, la tormenta aún podría provocar lluvias y las áreas localizadas podrían ver hasta cinco pulgadas de precipitación.

9 personas muertas en el Caribe

Al menos nueve personas han muerto en el Caribe, incluidas varias en República Dominicana y Haití, debido a Laura.

Las víctimas incluyen a un niño de 7 años que murió junto con su madre luego de que se derrumbara un muro en su casa en República Dominicana. Otra persona murió después de que un árbol cayera sobre una casa.

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, dijo que un cabo del ejército murió mientras ayudaba con los esfuerzos de rescate en la provincia de Pedernales.

Al menos 21 personas murieron en Haití, informó el Ministerio de Comunicaciones del país.

Devon M. Sayers, Holly Yan y Dave Alsup de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up