Demócrata de la Cámara abre investigación por el discurso de Pompeo en la Convención Nacional Republicana

(CNN) — Un demócrata de la Cámara abrió una investigación sobre la controvertida decisión del secretario de Estado Mike Pompeo de abordar la Convención Nacional Republicana (RNC, por sus siglas en inglés).

El representante Joaquín Castro, presidente del Subcomité de Supervisión e Investigaciones de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, dijo en un comunicado el martes que «el pueblo estadounidense merece una investigación completa».

La decisión de hablar en la convención política con comentarios pregrabados desde Jerusalén rompe con el antiguo precedente de que los secretarios de estado en funciones evitan la política partidista, particularmente en el extranjero, y parece violar la orientación sobre actividades políticas que el mismo Pompeo enfatizó en un cable a los diplomáticos el mes pasado. Ha irritado a los funcionarios actuales y pasados ​​del Departamento de Estado.

‘Personas designadas por la presidencia y ratificadas por el Senado ni siquiera deberían asistir a una convención de partidos políticos’

En una carta al subsecretario de Estado Stephen Biegun el martes, Castro señaló: «Es muy inusual, y probablemente sin precedentes, que un Secretario de Estado en ejercicio hable en una convención partidista de cualquiera de los partidos políticos. Parece que puede también ser ilegal».

MIRA: Mike Pompeo se reunió con el primer ministro de Israel

El demócrata de Texas citó la Ley Hatch y la orientación del Departamento de Estado, incluido un memorando de diciembre de la Oficina del Asesor Legal del Departamento de Estado de que «los designados presidenciales confirmados por el Senado no podrían ni siquiera asistir a una convención de partidos políticos o eventos relacionados con la convención».

«En cumplimiento de la obligación constitucional de llevar a cabo la supervisión del Departamento de Estado, así como de determinar si es necesaria una acción legislativa, para abordar este asunto, el Subcomité de Supervisión e Investigaciones tiene la intención de examinar este asunto con detenimiento», escribió Castro.

Pompeo grabó su discurso, programado para transmitirse en la convención el martes, mientras se encontraba en Jerusalén en un viaje oficial del Departamento de Estado a Medio Oriente y África del Norte.

Un portavoz del Departamento de Estado y otra fuente familiarizada con la situación defendieron la medida el domingo diciendo que Pompeo pronunciaría los comentarios a título personal y que no se utilizarían fondos de los contribuyentes. La fuente dijo que el discurso fue aprobado por los abogados personales de Pompeo, los abogados del Departamento de Estado y de la Casa Blanca, y los abogados de la RNC.

Castro pidió al segundo diplomático de mayor rango que organizara una sesión informativa y proporcionara respuestas escritas antes del 1 de septiembre a una serie de preguntas relacionadas con esa autorización legal, el uso de los recursos y el personal del Departamento de Estado, la planificación y el itinerario del viaje oficial de Pompeo a la región, y si Biegun hará referencias al inspector general del departamento o la Oficina del Asesor Especial, que investiga las violaciones de la Ley Hatch.

Además, Castro le solicitó a Biegun que proporcionara a más tardar el 10 de septiembre «Algún y todos los registros preparados por o enviados a o desde la Oficina del Asesor Legal a partir del 3 de diciembre de 2019 con respecto a las restricciones a las actividades políticas por parte del secretario Pompeo o las personas designadas por el presidente o designados políticos; y una lista de gastos del viaje durante el cual el secretario Pompeo registró sus comentarios a la RNC, incluidos los recibos que demuestren que los gastos incurridos por el Departamento de Estado fueron reembolsados ​​por la RNC, la campaña de Trump u otros patrocinadores externos».

CNN se ha comunicado con el Departamento de Estado para obtener comentarios sobre la investigación de Castro.

‘Sentados al margen del proceso político’

El martes, Pompeo tuiteó desde su cuenta personal: «El presidente Trump ha garantizado la seguridad de Estados Unidos y ASEGURADO nuestras muchas LIBERTADES, que es la piedra angular de esta gran nación».

«¡Espero poder compartir con ustedes cómo el presidente ha cumplido con esa misión ESTA NOCHE!» escribió.

Apenas un mes antes, advirtió al personal en un cable diplomático que «no involucre indebidamente al Departamento de Estado en el proceso político» y enfatizó la orientación departamental sobre las actividades políticas.

En el cable de julio, el principal diplomático de EE.UU. señaló que «los nombramientos presidenciales y políticos y los SES (Senior Executive Service, por sus siglas en inglés) de carrera están sujetos a restricciones significativas en su actividad política; no pueden participar en ninguna actividad política partidista en concierto con una campaña partidista, partido político, o grupo político partidista, incluso en tiempo personal y fuera del lugar de trabajo federal».

«El Departamento trabaja para promover el interés nacional en el extranjero en nombre de todos los estadounidenses de manera no partidista. Es importante recordar que para evitar cualquier confusión o percepción errónea al respecto, la política del Departamento es que los empleados ciudadanos estadounidenses y los miembros de la familia no pueden participar en actividades políticas partidistas mientras estén destinados o en (viajes temporales de servicio) en el extranjero, incluso en tiempo personal», destacó.

En un correo electrónico enviado en febrero, Biegun dijo a los empleados que «estaría sentado al margen del proceso político este año» y los instó a revisar la orientación sobre las actividades políticas para asegurarse de que están «irreprochables».

Los ex secretarios de estado de ambos lados del pasillo, incluidos John Kerry, Hillary Clinton, Colin Powell y Condoleezza Rice, no abordaron las convenciones de su partido mientras ocupaban el cargo.

Nick Merrill, un portavoz de Clinton, le comentó a CNN que «ella no jugó un papel porque eso no es lo que hacen ‘SecStates’. Cuando estás sirviendo en el gobierno, tu trabajo es servir al pueblo estadounidense, no a los delegados de tu partido».

«Al igual que Pompeo, ella estaba pensando en postularse para la presidencia, pero su trabajo como la principal diplomática del país y su tarea de proteger nuestra seguridad nacional eran lo primero, siempre», aseguró.

El discurso de Pompeo en la Convención Republicana no es la primera vez que se mete en la refriega política interna mientras se desempeñaba como el principal diplomático estadounidense.

A principios de este año, Pompeo, que se cree que alberga las ambiciones de la Casa Blanca para 2024, habló en la Conferencia de Acción Política Conservadora y en la Cumbre de Liderazgo Familiar conservador en Iowa. Sus numerosos viajes al corazón de Estados Unidos en medio de especulaciones de una candidatura al Senado de Kansas atrajeron el escrutinio de los demócratas del Congreso, aunque finalmente decidió no postularse.

Y se ha inmiscuido en las guerras culturales nacionales, y recientemente pareció avivar las llamas de la división activadas por el presidente Donald Trump al advertir que «la esencia misma de lo que significa ser un estadounidense, de hecho, el estilo de vida estadounidense en sí, está bajo ataque» en medio de protestas a nivel nacional por la justicia racial y contra la brutalidad policial.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up