‘Cigarras zombis’ bajo la influencia de un hongo que controla la mente han regresado a Virginia Occidental

(CNN) — Como si el mundo de hoy no fuera lo suficientemente extraño, investigadores han descubierto una nueva población de cigarras que están siendo brutalmente infectadas por un hongo parásito que controla su mente y las obliga a infectar a otros insectos.

Estos insectos, denominados «cigarras zombis», están bajo la influencia de Massospora, un hongo psicodélico que contiene sustancias químicas como las que se encuentran en los hongos alucinógenos, según un nuevo estudio publicado por PLOS Pathogens.

Después de infectar a su anfitrión, el hongo da como resultado «una muestra inquietante de proporciones de películas de terror B», dijo la Universidad de West Virginia en un comunicado de prensa.

Las primeras esporas de Massospora carcomen los genitales, el trasero y el abdomen de la cigarra. Luego se reemplazan con esporas de hongos que se utilizan para transmitir el hongo a otras cigarras. A partir de ahí, este nuevo abdomen fúngico «se desgastará lentamente como una goma de borrar en un lápiz», dijo el coautor del estudio Brian Lovett en el comunicado.

Las cigarras infectadas, que fueron encontradas en Virginia Occidental por investigadores universitarios en junio, son la tercera población de cigarras que se descubrió que fue infectada por Massospora, según el coautor del estudio, Matthew Kasson.

Dado que las cigarras tienen un ciclo de vida de 13 o 17 años y viven bajo tierra hasta que emergen más de una década después, estudiar cómo Massospora infecta a estas especies puede ser muy difícil.

Cómo el hongo manipula la cigarra

Una cigarra infectada con Massospora.

Mientras que casi un tercio, si no más, de sus cuerpos son reemplazados por tejido fúngico, las cigarras infectadas continúan moviéndose sin darse cuenta de su enfermedad. Esto se debe a que el hongo manipula el comportamiento de los insectos para mantener vivo al huésped en lugar de matarlo para maximizar la dispersión de esporas.

«Si se nos sacara una de las extremidades o si se nos cortara el estómago, probablemente estaríamos incapacitados», dijo Kasson a CNN. «Pero las cigarras infectadas, a pesar del hecho de que un tercio de su cuerpo se ha caído, continúan con sus actividades como aparearse y volar como si nada hubiera pasado. Esto es realmente único para los hongos que matan insectos».

El estudio destaca hallazgos recientes que incluyen cómo la infección conduce a un comportamiento hipersexual. A pesar de que las cigarras infectadas pierden su capacidad de aparearse cuando sus partes traseras se convierten en tapones fúngicos, aún intentarán aparearse para transmitir sexualmente el hongo a las cigarras sanas.

El hongo parásito incluso manipula a las cigarras macho para que muevan sus alas para imitar la invitación de apareamiento de las hembras para que también puedan infectar a las cigarras macho desprevenidas para transmitir rápidamente la enfermedad.

LEE: Millones de cigarras saldrán después de 17 años bajo tierra porque, claro, es 2020

Si bien los investigadores creen que la transmisión sexual del hongo es la forma más fácil de propagación de Massospora, las cigarras también pueden entrar en contacto con el patógeno de otras maneras.

«Cuando vuelan alrededor o caminan sobre ramas, también esparcen esporas de esa manera», dijo Kasson. «Los llamamos saleros voladores de la muerte, porque básicamente propagan el hongo de la misma manera que la sal saldría de un agitador que se voltea».

Mientras que un ejército zombie de cigarras suena aterrador, Kasson asegura que las cigarras infectadas no son un peligro para los humanos. En este momento, los investigadores creen que el hongo no representa un riesgo grave para la población general de cigarras.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up