Australia impone estrictas nuevas medidas por coronavirus en Victoria a medida que los primeros éxitos de contención de la pandemia se desmoronan

(CNN) — Alrededor de 5 millones de personas en Melbourne, la segunda ciudad más poblada de Australia, se enfrentan a algunas de las restricciones más severas jamás impuestas a la ciudad, después de que las autoridades declararon el domingo el «estado de desastre».

La policía patrullaba las calles desiertas el domingo por la noche, imponiendo un toque de queda nocturno de 8 pm a 5 am como parte de las medidas de bloqueo de la etapa cuatro impuestas para combatir un creciente brote de coronavirus.

Esas restricciones incluyen un toque de queda en Melbourne durante las próximas seis semanas, la prohibición de reuniones de boda y las escuelas deben volver a las clases en línea. Solo una persona por hogar puede abandonar sus hogares una vez al día, fuera del horario de toque de queda, para recoger los artículos esenciales, y deben permanecer dentro de un radio de 5 kilómetros de su hogar.

Australia aislará a 6,6 millones de personas en un estado afectado por un brote de coronavirus que empeora

El lunes se anunciaron nuevas restricciones comerciales, incluido el cierre de industrias no esenciales.

El estado de Victoria, de la cual Melbourne es la ciudad más grande, registró 429 infecciones por covid-19 el domingo, frente a 671 casos el día anterior, según el profesor de salud de Victoria Brett Sutton. También se anunciaron trece nuevas muertes, lo que eleva el total del estado a 136, y ha habido un total de 11.937 infecciones confirmadas.

El anuncio del domingo subraya la rapidez con que se puede desentrañar el éxito temprano en la contención del virus.

En mayo, Australia se presentó como un modelo global para manejar el brote, que comenzó con medidas tempranas para prohibir la entrada de países de alto riesgo. Luego vinieron reducciones más estrictas en las reuniones sociales, pruebas ampliadas, cierres de restaurantes y bares, a medida que aumentaban los casos, y algunos estados sellaban sus fronteras.

Pero los casos de covid-19 en Victoria han aumentado repentinamente en las últimas semanas, con muchas infecciones nuevas en hogares de ancianos y entre trabajadores de la salud. Ocho de las 13 nuevas muertes del domingo están relacionadas con brotes conocidos en centros de atención para personas mayores.

«Este período de seis semanas es absolutamente crítico», dijo el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, en una conferencia de prensa diaria el lunes. «Este es un día muy difícil y habrá muchos más hasta que lleguemos al final».

Andrews aclaró cómo las nuevas restricciones afectarán a las empresas, y dijo que los supermercados, carnicerías, bancos, estaciones de servicio, quioscos y oficinas de correos permanecerán abiertos.

A partir de las 11:59 p.m., hora local del miércoles, algunos negocios como el comercio minorista, algunos de fabricación y algunos de administración cerrarán. Las reducciones de las industrias incluyen la construcción y los trabajos de carne, lo que Andrews dijo que fue un «desafío importante para nosotros».

El almacenamiento, los centros de distribución y las plantas procesadoras de carne reducirán las operaciones en un tercio e impondrán algunos de los «protocolos de seguridad más estrictos que se hayan implementado en un entorno industrial». Los trabajadores estarán «vestidos como si fueran trabajadores de la salud», dijo Andrews, con máscaras y batas, escudos, controles de temperatura y pruebas par detectar el coronavirus.

Alrededor de 250.000 personas ya no tienen trabajo debido al virus en el estado de Victoria, y las nuevas restricciones de la industria significan que ese número probablemente se duplicará, dijo Andrews. Alrededor de 500.000 personas trabajan actualmente desde su casa.

«Todo el impacto de esta pandemia, que ahora tiene meses, nos llevará años recuperarnos. No hay duda al respecto», dijo.

Las medidas difíciles serán «muy difíciles, pero es lo que es necesario» para reducir los números de coronavirus, dijo, «así que al final de las seis semanas tenemos todas las posibilidades de recuperar esto bajo control».

«Es difícil imaginar cómo sería una etapa cinco. Pero cambiaría radicalmente la forma en que la gente vive. No solo determina cuándo y dónde puede ir de compras, sino también restricciones para ir de compras», dijo Andrews, refiriéndose a las medidas más severas que podrían implementarse potencialmente en el futuro.

Los residentes de Melbourne ya habían estado bajo estrictas medidas durante la mayor parte de julio después de que el área fuera identificada como el epicentro de la segunda ola de Australia.

Ben Fessey, de 30 años, un corredor de productos agrícolas que vive en Melbourne, dijo que había un «fuerte estado de ánimo en las calles» antes de que las nuevas restricciones entraran en vigencia el domingo.

«Parece que simplemente ha estado en curso», dijo, y agregó que las diferentes medidas se estaban «difuminando».

Una “burbuja de viajes” entre Australia y Nueva Zelandia podría ser un modelo para el futuro

El primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, habla durante una conferencia de prensa en Melbourne, el 2 de agosto de 2020.

Fessey dijo que hay algo de frustración, pero «no tiene sentido que haya marchas o protestas por lo que he visto. Todos todavía están de acuerdo por el bien común».

Fuera del área metropolitana de Melbourne, la región de Victoria se pondrá bajo restricciones de la etapa tres a partir de la medianoche del miércoles, lo que significa que los cafés, bares y restaurantes deben estar cerrados. Todas las escuelas en Victoria también volverán al aprendizaje en línea.

Patrulleros de Policía ahora son una imagen común en Melbourne, mientras las autoridades buscan hacer cumplir las normas sobre salir de casa y el uso obligatorio de máscaras faciales.

El sábado, la ministra de Defensa de Australia, Linda Reynolds, dijo que 500 empleados adicionales de la Fuerza de Defensa de Australia estaban en espera para unirse a 1.400 soldados que ya estaban ayudando con la respuesta del coronavirus en Victoria.

Australia prueba vacuna contra el covid-19 en humanos 0:37

¿Cómo empeoró la situación?

El aumento en los casos y las restricciones de un mes ha hecho que Melbourne sea un caso atípico del resto del país.

Nueva Gales del Sur reportó 13 casos nuevos el domingo, Australia del Sur dos, y Queensland registró cero casos.

Andrews dijo el domingo que el estado tiene 760 «casos misteriosos», donde «no podemos rastrear la fuente de la infección de esa persona».

«Esos misterios y esa transmisión comunitaria es en muchos aspectos nuestro mayor desafío y la razón por la que necesitamos pasar a un conjunto diferente de reglas», dijo Andrews.

La profesora Sharon Lewin, directora del Instituto Peter Doherty de Infección e Inmunidad, dijo que los aumentos en los números observados en Victoria no estaban ocurriendo en el resto de Australia.

«Lo que sucedió en Melbourne fueron algunas brechas producto de la cuarentena, transmisión de personas en cuarentena a los guardias de seguridad en esos hoteles y luego se extendió entre las comunidades vinculadas a esos guardias de seguridad», dijo Lewin.

El mes pasado, funcionarios australianos iniciaron una investigación judicial en medio de acusaciones de que el brote de coronavirus en Victoria fue provocado por algunos trabajadores contratados que no seguían los protocolos en un hotel utilizado para poner en cuarentena a personas que llegaban de otros países, incluido el hecho de haber tenido relaciones sexuales con personas en cuarentena.

«También hemos tenido brotes en algunas industrias, lo cual es bastante común en todo el mundo. También estamos viendo brotes en proyectos de vivienda, por lo que estamos viendo diferentes comunidades afectadas, lo que ahora es mucho más difícil. Transmisión comunitaria, personas viviendo en lugares con alta densidad poblacional, entonces el problema es mayor», dijo Lewin.

El viernes, Andrews dijo que más de 130 personas, una de cada cuatro de las que dieron positivo, fueron atrapadas desafiando las órdenes de quedarse en casa. Los equipos enviados para controlar a las personas infectadas se incrementaron a 34 equipos, dijo. Previamente había 3.

«Tanto los expertos en salud pública del equipo victoriano como los de nivel nacional pasarán el siguiente día o dos mirando los datos en el punto de seis semanas, el punto medio de las órdenes de confinamiento en casa que implementamos», dijo Andrews, en una conferencia de prensa diaria sobre salud.

El domingo, el líder de la oposición de Victoria, Michael O’Brien, culpó a las «fallas» del gobierno en «la cuarentena hotelera, en las pruebas y en el rastreo de contactos ha llevado a millones de victorianos a ser sometidos a las restricciones más severas de nuestra historia».

— Rob Picheta de CNN contribuyó con este reporte.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up