Una gran lluvia de asteroides golpeó la Tierra y la Luna hace 800 millones de años, dice estudio

(CNN) — A lo largo de la historia antigua de la Tierra, nuestro planeta ha sido bombardeado con una variedad de objetos extraños, algunos de los cuales pueden haber desencadenado eventos importantes que configuran este lugar que ahora llamamos hogar.

Según un nuevo estudio, uno de esos incidentes fue una lluvia masiva de asteroides que bombardeó la Tierra y la Luna hace 800 millones de años.

Durante esta monstruosa lluvia, los asteroides que colisionaron con la Tierra eran mucho más grandes que el asteroide responsable de la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de años, creen los investigadores.

También hay evidencia de que una lluvia de asteroides que impactó a la Tierra hace 470 millones de años podría haber provocado una reducción en el nivel del mar, condiciones heladas y contribuido a la biodiversidad.

Si avanzamos hasta hace 66 millones de años, el cráter de impacto Chicxulub, debajo de la península de Yucatán en México y ubicado en alta mar cerca de la ciudad de Chicxulub, se formó cuando un gran meteorito de entre 10,9 y 80.9 kilómetros de diámetro golpeó la Tierra.

Sin embargo, este evento recién descubierto que ocurrió hace 800 millones de años involucró una lluvia de asteroides con una masa total entre 30 y 60 veces mayor que la del asteroide que creó Chicxulub.
Este impacto ocurrió antes del período Criogénico entre 635 millones y 720 millones de años atrás, cuando la Tierra estaba cubierta de desiertos helados. Esta fue una era de grandes cambios ambientales y biológicos, dijeron los investigadores.

El estudio fue publicado el martes en la revista Nature Communications.

Esto sugiere “que no es extraño que una lluvia de asteroides hace 800 millones de años haya desencadenado la Edad de Hielo, porque un flujo de masa total hace 800 millones de años es de 10 a 100 veces mayor que los del impacto de Chicxulub y / o una lluvia de meteoritos 470 hace millones de años”, dijo Kentaro Terada, autor principal del estudio y profesor de la Universidad de Osaka en Japón, en un correo electrónico.

La historia que cuentan los cráteres lunares

Debido a la erosión y al revestimiento que ocurre en la Tierra causada por volcanes y otros procesos geológicos, es difícil para los científicos estudiar cómo nuestro planeta fue impactado en el pasado por los asteroides y la fecha en que ocurrieron. Los investigadores creen que cualquier cráter de impacto en la Tierra anterior a 600 millones de años se ha borrado.

Es por eso que la Luna, que en gran medida no ha cambiado por la erosión y la intemperie, ha proporcionado un camino alternativo fructífero para que los científicos estudien los cráteres y reconstruyan la historia compartida de la Tierra y la Luna.

En este nuevo estudio, los investigadores utilizaron datos recopilados por el orbitador lunar Kaguya de la Agencia Espacial Japonesa. De los 59 cráteres en la luna que los investigadores observaron que tenían diámetros mayores de 20 kilómetros de diámetro, ocho de los cráteres parecen haberse formado al mismo tiempo. Esto incluye el cráter Copérnico, que tiene 93 km de diámetro.

Los astronautas del Apolo 12, la segunda misión tripulada para aterrizar en la Luna, tomaron muestras de lo que creían que era material expulsado del cráter Copérnico cuando fue creado. Las muestras, que recolectaron después del aterrizaje el 19 de noviembre de 1969, tenían una fecha de 800 millones de años, según la NASA.

Estos ocho cráteres probablemente se formaron simultáneamente cuando un asteroide de 100 kilómetros de diámetro fue quebrado, impactando tanto a la Tierra como a la Luna.

¿Determinó la configuración para la vida en la Tierra?

Durante la lluvia de asteroides, quedó una gran cantidad de fósforo a la Tierra y “grandes cantidades de elementos volátiles como el carbono, el nitrógeno y el agua quedaron en la superficie de la Luna seca”, dijo Terada.

El fósforo podría haber actuado como un elemento nutricional para promover un mayor crecimiento de algas en la Tierra, dijo Terada. También es posible que la llegada de elementos a través de asteroides en la Tierra haya “influido en los ciclos biogeoquímicos marinos, las perturbaciones severas del sistema climático de la Tierra y la aparición de animales”, escribieron los autores en el estudio.

El asteroide Eulalia, un asteroide de tipo C en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, puede haber causado la lluvia de asteroides, teorizaron los investigadores. Los asteroides de tipo C contienen carbono y son los asteroides más comunes en nuestro sistema solar.

Eulalia puede ser el cuerpo principal de Ryugu, un asteroide explorado y muestreado por la misión japonesa Hayabusa2. Las muestras del asteroide están actualmente de regreso a la Tierra. Ryugu es un asteroide de pila de escombros con forma de trompo. Un asteroide de pila de escombros es una agrupación de rocas unidas por gravedad en lugar de objetos individuales.

Hay similitudes entre Eulalia y la superficie de Ryugu que han sugerido que Ryugu pudo haber sido parte de Eulalia.

Si algo causó un quiebre de Eulalia, con fragmentos que se separaron y formaron asteroides separados, es posible que esto creara una lluvia de asteroides que impactara la Tierra y la Luna, al tiempo que creara asteroides cercanos a la Tierra.

Terada, miembro del primer equipo de caracterización de la muestra de Ryugu, ayudará a fechar las muestras devueltas de Ryugu, lo que podría confirmar su “padre” y determinar si se creó durante este evento de interrupción de asteroides.

“Si la muestra de Ryugu llega a la edad de 800 millones de años, estaré muy emocionado”, dijo Terada.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up