Republicanos presentan nueva propuesta de estímulo que reduce los subsidios de desempleo

(CNN) –– Los republicanos del Senado presentaron formalmente este lunes su propuesta para un nuevo estímulo ante la pandemia de coronavirus, el cual incluye una reducción de 400 dólares en los subsidios mejorados por desempleo. El plan servirá como una oferta inicial para las negociaciones bipartidistas con los demócratas, mientras el Congreso trata de responder a la crisis económica y de salud provocada por el covid-19.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, señaló en el Capitolio que “el pueblo estadounidense necesita más ayuda”. Y añadió la propuesta republicana se llamará HEALS Act, cuyo acrónimo en inglés significa salud, asistencia económica, protección de responsabilidad y escuelas.

El proyecto de ley incluirá una variedad de componentes, que los senadores republicanos y el presidente de la comisión anunciaron en una serie de discursos durante la noche de este lunes. Las medidas incluyen protecciones de responsabilidad, una segunda ronda de pagos directos a los estadounidenses y una segunda ronda de préstamos del Programa de Protección de Pago de Cheques (PPP, por sus siglas en inglés), destinados a ayudar a que la pequeñas empresas más afectadas por la pandemia puedan mantenerse a flote.

LEE: Republicanos incluirán cheques de US$ 1.200 y ayuda federal de desempleo más pequeña en una nueva propuesta de estímulo

Quizás el aspecto inmediato más polémico de la propuesta republicana es que incluye una reducción de 400 dólares en la asistencia mejorada por desempleo para los estadounidenses sin trabajo, una medida que generó una respuesta negativa de los demócratas.

El plan reduciría los subsidios federales de desempleo ––que expirarán a fines de esta semana–– de 600 a 200 dólares, a medida que los estados llevan a cabo la transición para implementar un sistema que busca proporcionar aproximadamente un 70% de reemplazo salarial para los trabajadores despedidos.

“Al igual que en marzo con la Ley CARES, los republicanos del Senado han creado otro plan audaz para ayudar a nuestra nación. Así que ahora necesitamos que nuestros colegas demócratas también retomen su parte”, sostuvo McConnell. Y también les pidió a los legisladores del otro partido dejar “de lado las obstrucciones partidistas” y “redescubrir el sentido de urgencia que hizo que la Ley CARES llegara a la línea de meta”.

McConnell ha dicho que espera que en las próximas dos o tres semanas el Senado pueda llevar a la Cámara el nuevo proyecto de ley de alivio ante el coronavirus.

¿Qué esperar del nuevo plan de ayuda en EE.UU.? 4:13

Sin embargo, los demócratas ya están unificados alrededor de su propio plan inicial: una propuesta de 3 billones de dólares que fue aprobada por la Cámara en mayo pasado. Por su parte, el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, denunció rápidamente el plan de estímulo de los republicanos del Senado, y lo describió como una “propuesta legislativa poco entusiasta y cruda”, que tiene “demasiado poco, demasiado tarde”.

“La falta de cualquier urgencia, comprensión y empatía por las personas que necesitan ayuda de los republicanos del Senado nos ha llevado a un momento muy precario”, sostuvo Schumer.

Inicialmente, se esperaba que el plan republicano se publicara la semana pasada, pero se retrasó en medio de disputas y resistencias.

Se esperan que las próximas negociaciones sean difíciles, dado que los demócratas y los republicanos están muy lejos entre ellos respecto a los números principales y a los detalles específicos en sus propuestas.

Schumer fue especialmente crítico acerca de la reducción en la asistencia por desempleo: “La propuesta republicana sobre los subsidios de desempleo, para ponerlo de manera simple, es inviable”. El senado agregó que “la idea de que necesitamos reducir drásticamente esta asistencia porque los trabajadores se quedarán en casa de otra manera es bastante exagerado”.

¿Qué incluye la propuesta?

La senadora republicana Susan Collins, de Maine, describió este lunes en el Capitolio cómo la legislación propuesta actualizaría y volvería a repetir el Programa de Protección de Pago de Cheques.

Según Collins, el plan “permitiría a los empleadores pequeños más afectados, aquellos cuyos ingresos han disminuido en un 50% o incluso más, recibir un segundo préstamo condonable de PPP”. Collins agregó que “para garantizar que estamos dirigiendo la asistencia a los empleadores que más necesitan ayuda, limitamos esos segundos préstamos a pequeñas empresas con 300 trabajadores o menos”.

El presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, Chuck Grassley, republicano de Iowa, describió cómo será la segunda ronda de pagos directos a los estadounidenses, la cual estará al mismo nivel que medida anterior. Justamente, dijo que el plan “prevé otra ronda de 1.200 dólares de pagos por el impacto económico para la mayoría de los adultos estadounidenses”.

El senador republicano Richard Shelby, de Alabama, presidente de la Comisión de Asignaciones, discutió otros componentes clave del paquete, incluidos los fondos para pruebas de detección de coronavirus y educación.

“Primero, 16.000 millones de dólares van para que los estados aumenten las pruebas con un énfasis particular en las escuelas, empleadores, centros de cuidado infantil y hogares de ancianos. En segundo lugar, 26.000 millones de dólares serán destinados al desarrollo y distribución de vacunas, terapias y diagnósticos”, sostuvo Shelby. “Tercero, hay 105.000 millones de dólares para el fondo de estabilización educativa que busca ayudar a las escuelas a adaptarse a las circunstancias que enfrentan, que son extraordinarias”, añadió.

Shelby también agregó: “Esta legislación proporciona fondos adicionales para que las escuelas K-12 hagan que los niños vuelvan al aula, al menos el 50% del tiempo, lo que sería un gran comienzo”.

El senador John Cornyn, un republicano de Texas, describió las protecciones de responsabilidad que se incluirán en el plan, y advirtió que “sin acción del Congreso, la epidemia de litigios puede potencialmente hundir a los diversos negocios y empresas que esperamos sostener”. Cornyn afirmó que la propuesta “garantizará que aquellos que operen de buena fe y sigan todas las pautas relevantes no puedan ser demandados fuera de existencia”.

“Un punto de partida”

Los republicanos también enfrentan una división dentro de sus propias filas, pues a medida que han trabajado para elaborar una propuesta algunos senadores son cautelosos de gastar dinero adicional, además de los billones de ayuda por la pandemia que los legisladores ya han promulgado.

Republicanos y Trump, divididos por nuevo paquete de estímulo 1:13

El senador republicano Ted Cruz, de Texas, dijo este lunes que espera una “resistencia significativa” de los republicanos al proyecto de ley de estímulo presentado.

“Existe una resistencia significativa a otro billón de dólares. La respuesta a estos desafíos no será simplemente sacar dinero de Washington, la respuesta a estos retos será hacer que la gente regrese al trabajo. Y tal como está ahora, creo que es probable que varios republicanos se opongan a este proyecto de ley y expresen serias preocupaciones”, comentó.

McConnell, después de presentar la propuesta de estímulo republicano, describió el plan como “un punto de partida”, y reconoció que se necesitará a los demócratas para llevar cualquier cosa al escritorio del presidente, y que hay más negociaciones por delante.

“Cada proyecto de ley tiene que comenzar en alguna parte. Los republicanos son mayoría en el Senado. Este es un punto de partida. Tendrás muchas historias que cubrir en el camino a medida que tengamos estas discusiones de ida y vuelta a través de las líneas del partido y con la administración”, sostuvo.

Ian Sloan y Ted Barrett, los dos de CNN, contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up